Llegamos a ustedes gracias a:



Conversando con...

Álvaro Merino Reyna, Pure Systems Executive de IBM Latin America

Pure Systems, la gran apuesta de IBM

[04/04/2013] Hace unos días vimos a Álvaro Merino Reyna en su nueva posición dentro de IBM. Luego de ocho años y medio de estar fuera de la corporación, quisimos conocer lo que ha significado para él este periodo fuera de la empresa y su regreso al Gigante Azul; pero también conversamos sobre lo que le toca hacer en la nueva posición que ahora tiene en la firma.
Merino Reyna, ahora Pure Systems Executive de IBM Latin America, nos ofreció su perspectiva sobre lo que le dejó el paso por diversas empresas -un crecimiento profesional, desde su perspectiva-, y también lo que significa la gran apuesta de IBM, los Pure Systems, el negocio que él ahora dirige con gran entusiasmo.
Usted ha vuelto a IBM, ¿qué cambios ha notado respecto a lo que dejó?
Son ocho años y medio que no he estado en IBM. Como organización, IBM sigue siendo una organización dinámica y moderna que se adapta a los cambios. Pero en estos ocho años y medio han pasado cosas, IBM ha realineado su organización a nivel global y creo una organización de Growth Markets que no existía cuando yo salí, es una de las cosas que ha cambiado.
IBM creó esta unidad con la finalidad de enfocarse en mercados que tienen un potencial de mayor crecimiento porque hay que invertir más, hacer más inversiones que en un país más desarrollado no hay que hacer. Esa es una de las cosas que cambio; pero los principales pilares de la compañía, como ser una empresa innovadora -es la empresa que más patentes tiene todos los años, a nivel mundial-, en donde el empleado tiene una fuerza primordial. La compañía entiende que son las personas las que hacen posible que todo lo que la compañía planea realmente se puede ejecutar en cada uno de los países donde opera. Entonces los pilares no han cambiado.
Pero también es una compañía que se ha reinventado, porque hace unos años era una compañía de hardware, pero ahora más del 50% de sus ingresos vienen del lado de los servicios. A pesar de ello ha seguido creciendo en hardware y en software ha crecido muchísimo.
¿Qué lo animó a volver?
Creo que la vida es una serie de oportunidades y se presentaron oportunidades en ciertos momentos que me hicieron tomar las decisiones que tomé. Yo siempre he sido un amigo de la casa, de IBM; independientemente de dónde he estado, he conservado una cercanía con las personas que dirigían IBM, todos los gerentes generales que han pasado por acá los considero amigos personales; si en algún momento ha habido situaciones de competencia, ésta siempre ha sido leal porque eso es lo que a mí me enseñó IBM.
Tomé dirección en otro rumbo, cuando [la empresa donde fui] no era competidora tan directa de IBM o de lo que yo hacía; pero a mí me ha servido mucho para aprender. Estas experiencias durante estos ocho años y medio me han servido para conocer mejor el mercado y otras ofertas, así como las compañías en las que he trabajado y los ecosistemas de estas empresas; y que a la larga considero que me han enriquecido, me han dado un mayor conocimiento del mercado.
¿Cuáles van a ser ahora sus funciones?
IBM lanzó el año pasado su estrategia de Pure, es decir, los Pure Systems. Estos tienen tres sabores, una es la parte pura de hardware que se llama PureFlex, y la parte de hardware con software que es PureApplications y PureData.
Mi responsabilidad es manejar toda la estrategia y la ejecución para toda América Latina -desde México hasta Argentina o Chile, incluido Brasil- de todo lo que está relacionado con PureSystems que es la parte de hardware que va de la mano con la parte del software, y la parte de PureFlex. Esa es mi responsabilidad.
¿Y ya se ha designado metas u objetivos?
Como siempre nosotros no hablamos de números en particular, sin embargo, hay metas muy claras. La compañía lo que ve es que, a lo largo de estos últimos años en este proceso de evolución del mercado, las empresas cada vez tienen más ambientes heterogéneos con múltiples sistemas, múltiples proveedores.
Si uno ve la curva de gastos de una empresa lo que ve es que en máquinas nuevas básicamente gasta lo mismo, pero gasta más en la administración de sus tecnologías y en cosas tan sencillas como energía y enfriamiento. Esta es una tendencia y cuando uno habla con los gerentes de tecnología todos dicen lo mismo: cada vez tienen ambientes más complejos y gastan más en mantenimiento y menos en innovación. Hoy se gasta dos tercios del presupuesto en mantenimiento y menos de un tercio en innovación, y vivimos en un mundo en donde si las empresas no innovan, se las come la competencia.
Entonces la demanda del mercado es que los grandes proveedores ayuden a las empresas a gastar su dinero de una forma eficiente. IBM vio esta posibilidad y lanza los PureSystems que son equipos que vienen absolutamente integrados; dentro vienen los procesadores Power y los x86 en la misma caja, vienen con un storage integrado, vienen con la capacidad de ser virtualizados.
Por ello, en cualquier momento puedo convertir cada una de estas cajas en distribuir y dividir la parte de hardware, la parte de almacenamiento, la parte de memoria, la parte de networking, se virtualiza y puedo crear un sistema en particular que se dedique a una serie de funciones específicas.
Entonces tengo en una gran máquina n sistemas, no necesito tener 100 cajas, o cajas de tecnología Power o Intel; en una sola caja, con una sola conexión en un solo mueble tengo todo lo que necesito. Si tengo 20 aplicaciones que corren en Unix, 20 que corren en iOS, otras en Linux o Windows, puedo tener en una misma caja todo lo que necesito, tengo el hardware, tengo el software, la capacidad de virtualizar y administrar los recursos que tienen estas cajas, con lo cual en lugar de tener n sistemas de distintos tipos concentro todo en uno solo.
Con ello logro lo que los clientes me están pidiendo: menos espacio, menos energía, menos consumo de enfriamiento, administración más fácil porque cada una de estas cajas viene FlexSystem Manager, puedo virtualizar, puedo manejar y monitorear los recursos del sistema. Entonces IBM lo que ha hecho es mirar la tendencia del mercado, entender las necesidades y llegar con una respuesta que es distinta y mejor a lo que otras compañías están haciendo en el mercado.
Y uno de los temas que me había olvidado es que las áreas de usuarios piden a TI que se ponga en producción muy rápido distintas aplicaciones. Si yo tengo un ambiente como el que ofrecemos y me piden que ponga una aplicación, por ejemplo en Unix, no hay problema, virtualizo una parte para que me soporte en Unix y pongo en producción la aplicación mucho más rápido que lo que se puede hacer con un modelo tradicional de centro de cómputo.
¿Y cuál diría que es el diferenciador de IBM con respecto a otros?
Primero, que soportamos componentes no solo de IBM sino de terceros. Por ejemplo, en el tema del almacenamiento las soluciones de otras firmas me obligan a un almacenamiento específico, la solución de IBM permite manejar el almacenamiento de otras marcas, lo hace configurable, conectable y virtualizable por un PureFlex de IBM.
Una segunda ventaja es que si se tiene el networking de distintos proveedores o de un solo proveedor, IBM lo soporta. Entonces también se puede utilizar la tecnología de otro fabricante, no estamos cerrados o ceñidos a un solo fabricante.
La tercera ventaja es que no estamos restringidos a la arquitectura x86 donde puedo correr ciertos tipos de soluciones, sino que estamos abiertos a Unix y al sistema operativo i de IBM.
Una ventaja que considero importante es el FlexSystem Manager. Es una herramienta mucho más completa que la que tienen cualquiera de los otros fabricantes. Estamos convencidos de esto porque nos permite trabajar con distintos hipervisores y no todas las otras marcas pueden hacer esto; a la vez el FlexSystem Manager está integrado con ellos, ve a través de ellos, se sirve a través de ellos para virtualizar, asignar recursos, etcétera.
Entonces ahí están las grandes ventajas.
Pero además quisiera decir que IBM por el hecho de haber lanzado Pure no va a dejar a sus clientes sin lo que hoy tienen. Esto es una evolución, una siguiente versión de la tecnología de sistemas, hacia la que creo que las empresas van a ir evolucionando, con la sola excepción de las empresas que tienen cargas muy pesadas y que requieren de una máquina muy grande que se dedique a eso.
¿Cuáles son sus expectativas para esta nueva etapa?
Esperamos y creemos que muchos de nuestros clientes van a ir evolucionando y migrando algunos de los sistemas y hardware que tienen hoy hacia los sistemas Pure. Y lo que IBM en el fondo cree -teniendo en consideración que hay muchos clientes que están hechos para mantener exclusivamente, por ejemplo, la tecnología Power y no tiene ningún sentido para ellos abandonarla- es que muchos pasen a Pure, porque les va a permitir trabajar con estos ambientes absolutamente concurrentes y múltiples.
Y nuevamente hago hincapié en que IBM no va a abandonar la tecnología Power, por ejemplo, porque vamos a seguir apostando a que va a haber algunos clientes que tendrán la necesidad de tener un crecimiento digamos vertical en estas tecnologías y tener más poder de cómputo en un solo equipo.
Es difícil decir cuál va a ser el ritmo de adopción de Pure pero sí podemos decir que está teniendo un crecimiento explosivo. La plataforma tiene menos de un año así que es difícil dar cifras, pero la expectativa de IBM con Pure es grande, y por eso le ha puesto mucho dinero y mucho foco a que toda su fuerza de ventas conozca y entienda y sea esto lo que más empuje, porque creemos que esto es el futuro. Aunque ya tenemos clientes -que no podemos mencionar- en Perú de Gobierno, Financiero y Minería que han apostado por este tipo de tecnologías. El mercado va hacia esto.
Jose Antonio Trujillo, CIO Perú