Llegamos a ustedes gracias a:



Noticias

Amazon Web Services y Google bajan el precio de la nube

[08/04/2013] Amazon Web Services (AWS) ha reducido el costo de correr Windows en su nube, mientras que Google anunció una reducción en todos los precios de Compute Engine. Google también ha ampliado el número de servidores virtuales que los usuarios pueden elegir y hacer su nube más amigable al entorno europeo.
La competencia en el mercado de plataformas de nube pública y servicios de infraestructura se está incrementando, y los proveedores compiten tanto unos con otros como con las plataformas de nube privadas e híbridas. Aunque los proveedores de servicios de nube pública como Amazon y Google continuamente mejoran sus productos, el precio es aún uno de los motivos más importantes por los que las empresas dejan de lado sus servidores on premises.
Como parte de su esfuerzo por incrementar la variedad de servidores basados en Windows que los clientes pueden alojar en su infraestructura, Amazon ha reducido el costo de las instancias a demanda de EC2 (Elastic Compute Cloud) en Windows hasta en un 26%. Por ejemplo, una gran instancia estándar en Estados Unidos, región Este, ahora cuesta 0,364 dólares la hora en lugar de 0,460 dólares por hora. Eso se traduce en más de dos mil dólares de ahorros trimestrales cuando se corren 10 de esas instancias, de acuerdo a Amazon.
A inicios de semana, la empresa también redujo el costo de su Simple Storage Service (S3), y desde inicios de año, también es menos costoso correr Linux y bases de datos en la nube de Amazon.
Mientras tanto, Google ha reducido todos los precios de Compute Engine en 4%. El producto IaaS, que permite a los usuarios correr Linux Virtual Machines, fue anunciado en la conferencia Google I/O en junio del año pasado. Las instancias ahora cuestan desde 0,132 dólares por hora en Estados Unidos. Esto se compara con el tipo medio de instancia en demanda estándar del EC2 de Amazon, que cuesta desde 0,120 dólares por hora.
Además de reducir sus precios, Google también está permitiendo que más compañías usen la plataforma Compute Engine, sostuvo la compañía en un post. Desde el jueves, se encuentra disponible para todos los usuarios que se registran en el paquete Gold Support de Google, cuyo costo se inicia en los 400 dólares al mes.
También ha añadido nuevos tipos de instancia, mejoró la consola de administración y la capacidad de correr servidores virtuales en Europa. Las empresas que usan el App Engine de Google, Cloud Storage y Cloud SQL también pueden correr sus aplicaciones y almacenar sus datos ahí. Para los clientes europeos, eso significa una menor latencia y un mayor desempeño, afirmó Google.
Mikael Ricknäs, IDG News Service