Llegamos a ustedes gracias a:



Reportajes y análisis

Windows Blue en profundidad

10 funciones interesantes del sistema operativo de Microsoft

[10/04/2013] Después de una gran cantidad de rumores, susurros, y deslizamientos en las ofertas de trabajo, ahora se tiene evidencia más concreta de sistema operativo secreto de Windows, Blue: Una fuga honesta de la próxima construcción del sistema operativo, y que Microsoft mismo confirmó el pasado 26 de marzo.
La fuga de "Windows Build 9364" apareció en sitios de intercambio de Torrents y sitios para compartir archivos el domingo por la mañana bajo la forma de un archivo ISO de 2,6 GB, y la noticia de la fuga ardió a través de la red como la pólvora, después de su aparición inicial en Windows 9 Beta. Aunque Microsoft no ha emitido una declaración oficial sobre la fuga, ha sido diseccionado por WinSuperSite y numerosos asistentes del foro, y Build 9364 parece ser el futuro de Windows 100% legítimo (y 100% no autorizado).
Sin más preámbulos, aquí están las 10 mejores características (y sugerencias de nuevas características) enterradas profundamente dentro de esta generación (presumiblemente Alpha) de Windows Blue.
1. Aplicación para partir media pantalla
La capacidad de Windows 8 para "partir" o hacer Snap de una aplicación en un lado de la pantalla, mientras se ejecuta otra en el otro lado, le da al sistema operativo las capacidades de multitasking que Android e iOS no pueden igualar -pero la única opción disponible para partir en Windows 8 reduce una aplicación al 75% de la pantalla, mientras que la segunda aplicación es relegada a un 25% de la pantalla. Esa decisión de diseño particular fue, digamos, algo muy tonto.
Afortunadamente, Windows Blue agrega una opción de partición de 50/50 que debió haber estado disponible desde el primer momento. Ser capaz de dedicar la mitad de su pantalla a dos aplicaciones separadas hace que la función Snap sea mucho más útil para aplicaciones basadas en actividades diarias. (La vieja división 75/25 sigue estando disponible si la prefiere).
2. El aumento de las configuraciones de la interfase de usuario de PC
Uno de los peores errores de Windows 8 es la forma en que divide opciones de configuración fundamentales entre el tradicional panel de control de escritorio tradicional. y la configuración de PC al estilo moderno que se encuentran en la configuración. Este diseño esquizofrénico es más incómodo en dispositivos Windows RT, donde la necesidad de navegar por el escritorio, y lidiar con opciones poco amigables para ser usadas con el dedo, se convierte en un dolor de cabeza.
Windows Blue soluciona esto con su configuración de PC enormemente ampliada, que ahora contiene muchas de las opciones escondidas en el panel de control. La configuración de Windows Build 9364 para PC le permite ahora jugar con aplicaciones por defecto, resoluciones, detalles finos de redes, y mucho más -incluyendo una nueva sección SkyDrive de la que hablaremos en un momento.
A sus dedos les encantará la diferencia si es un usuario de la tablet de Windows, pero más portentosamente, el aumento de las configuraciones para PC de Windows Blue predice un futuro en el que el panel de control podría ser extirpado completamente.
3. Súper SkyDrive
La aplicación Modern de SkyDrive no es igual a la aplicación de escritorio SkyDrive. Esa diferencia es notoria en Windows 8, donde la aplicación de estilo moderno solo puede acceder a los archivos almacenados previamente en su SkyDrive -no tiene capacidad alguna para sincronizar los archivos nuevos con la nube. Pero eso puede cambiar con Windows Blue.
Oculto en la nueva sección de SkyDrive de la configuración de PC, está un submenú Archivos -que se muestra arriba- que alude a la adición de una opción de sincronización de archivos en Windows Blue. La aplicación denominada Archivos no está realmente en el Build 9364, y hacer clic en el botón no lleva a nada, pero la opción augura que Skydrive tendrá muchas más funciones.
4. Internet Explorer 11
Internet Explorer 11 también se encuentra en Windows Blue. Es una versión muy temprana de la próxima generación del navegador web de Microsoft -tanto es así que, funcionalmente, es exactamente igual al Internet Explorer 10 de Windows 8. Sin embargo, bajo la superficie se encuentra una pista intrigante de una nueva característica para el navegador.
Enterrada al interior del "Más opciones" en la barra de menú más alta, está una opción llamada Mostrar pestañas sincronizadas. Al igual que la aplicación Archivos de SkyDrive, las pestañas sincronizadas de IE 11 se encuentran actualmente fuera de servicio, pero son interesantes.
Internet Explorer 10 ya ha introducido marcadores sincronizados e historial para el navegador de Microsoft. ¿Será solo el comienzo? Será interesante ver cómo es que la nueva sincronización de pestañas funciona entre las muchas iteraciones de IE repartidas en varias plataformas de Microsoft. Se rumorea que las actualizaciones de Windows Blue se están desplegando en todas las propiedades de Microsoft.
5. ¿Nuevas aplicaciones?
Junto con los mosaicos habituales de Correo, Mapas y Música que ama/detesta, aparecen cuatro nuevas aplicaciones en la pantalla de inicio de Windows Blue: Alarmas, Calcular, Grabadora de sonidos, y Movie Moments.
Todo sobre Movie Moments parece genuino de Microsoft, desde su pantalla de advertencia "confidencial de Microsoft" al inicio, su diseño de mosaico, y su interfase en general, que refleja el aspecto de la aplicación SkyDrive. Alarmas, Calcular y Grabadora de sonidos, por otro lado, parecen prácticas pero demasiado simples para ser productos de primera mano de Microsoft. Además, sus mosaicos son simples íconos en un fondo negro -dejando de lado los matices coloridos que Microsoft utiliza normalmente con sus aplicaciones de Windows 8.
Eso no quiere decir que no sean necesariamente las aplicaciones predeterminadas de Windows Blue, pero vale la pena señalar que el trío podría haber sido añadido por otros fabricantes.
6. Nuevas opciones de tamaño de mosaicos en vivo
En Windows 8, tiene dos opciones básicas de tamaño para los mosaicos en vivo: un cuadrado de tamaño mediano, o un rectángulo más grande que es del tamaño de esos dos cuadrados combinados. Windows Blue sube la a puesta de la personalización con la introducción de dos nuevos tamaños de mosaicos. Uno es un cuadrado pequeñito, de un cuarto del tamaño medio de los mosaicos de Windows, mientras que el otro es un mosaico enorme del tamaño de un par de íconos rectangulares de Windows 8.
Las otras opciones de tamaño permiten mayor flexibilidad de personalización, dándole la capacidad de crear una pantalla de inicio que no es como la rejilla a la que está limitado en Windows 8. Las opciones de tamaño de los mosaicos de Windows Blue reflejan la flexibilidad de los mosaicos en vivo de Windows Phone 8.
7. Buh-bye, desplazamiento accidental del mosaico
Una de las mayores frustraciones de la pantalla de inicio de Windows 8 es lo fácil que es mover accidentalmente un mosaico en vivo hacia una nueva ubicación. Si mueve el mouse aunque sea un poquito mientras hace clic en un mosaico, la pantalla pasa a Semantic Zoom o acercamiento semántico para permitirle mover el mosaico hacia otro lugar, en lugar de simplemente abrirlo. Windows Blue elimina la frustración con un nuevo botón de personalización.
No es posible reorganizar los mosaicos en vivo con Windows Blue a menos que haga clic derecho en una parte vacía del escritorio y, a continuación, haga clic en un nuevo botón Personalizar. Tendrá que deseleccionar la opción de personalización para utilizar los mosaicos en vivo una vez más con normalidad. Se trata de una modificación simple, pero bien recibida.
Curiosamente, el botón Todas las apps -el único disponible en la barra de opciones de la pantalla de inicio en Windows 8- ha sido borrado en Windows Blue.
8. Nuevos gestos
Eso no significa que la pantalla Todas las apps haya sido eliminada de Windows Blue. The Verge informa que Windows Blue incluye nuevos controles gestuales, incluyendo la habilidad de pasar el dedo hacia arriba desde la parte inferior de la pantalla de Inicio para revelar todas sus aplicaciones instaladas. Deslizarse hacia arriba desde la parte inferior del escritorio muestra una barra de aplicaciones oculta que incluye opciones de quiebre y proyección, entre otras cosas.
9. Personalización más fácil
Mientras estamos en la pantalla de Inicio, vale la pena mencionar que Windows Blue hace que sea mucho más fácil cambiar el aspecto de la interfase de usuario moderna. En Windows 8, las opciones de personalización son desterradas al rincón más oscuro del sistema operativo, enterradas profundamente en el submenú después del submenú. En Windows Blue, una opción de personalización aparece en el nivel de la configuración de Charm, justo por encima de los mosaicos familiares y opciones de ayuda.
10. Intercambio simple de capturas de pantalla
Tal vez sea porque trabajo para el Internet, pero me encanta todo lo que agiliza el proceso de tomar y compartir capturas de pantalla del sistema operativo. Windows Blue añade la posibilidad de compartir una captura de pantalla de la aplicación con la que está trabajando utilizando otras aplicaciones de estilo moderno que ha instalado, de forma similar a la función de compartir de Android.
Una vez más, se trata de un cambio simple, pero muy bueno.
Cuanto más cambian las cosas, más permanecen igual
La lección más elocuente no tiene nada que ver con las características o funcionalidad, sin embargo: Es la naturaleza misma de la Build 9364 en sí misma. Anteriormente, hubo cierto debate acerca de si Windows Blue era todo un nuevo sistema operativo o una actualización de Windows 8. Ahora sabemos que es claramente lo último, como se evidencia por las mejoras incrementales que se encuentran en el sistema operativo filtrado, así como la captura de pantalla a la derecha.
Y ya que estamos hablando de cosas notables que no aparecen, una en particular podría irritar a los aficionados acérrimos de escritorio. El botón de inicio todavía no aparece en Windows Blue. Realmente se ha ido, amigos.
Dicho esto, Windows Blue es claramente un paso en la dirección correcta, frente a muchas de las quejas formuladas contra las interfases de Windows 8 y RT tal y como están hoy en día. ¿Será suficiente para atraer a los entusiastas cascarrabias de Windows 7 hacia la futura plataforma de Microsoft? Probablemente no. Pero hará que la experiencia de Windows 8 sea mucho más fluida y sin problemas para los primeros adoptantes de Windows 8 -especialmente para las personas que han buceado en la moderna interfase de Microsoft orientada a lo táctil.
Brad Chacos, PC World (EE.UU.)