Llegamos a ustedes gracias a:



Reportajes y análisis

Las herramientas de nube abundan, pero ¿está lista TI?

[16/04/2013] El cielo es el límite tanto para la cantidad como para los tipos de herramientas que con el tiempo ayudarán a las TI empresariales a adoptar completamente la nube, señalan los analistas de la industria y los expertos en integración de nube.
Actualmente existen herramientas que pueden ayudar a los departamentos de TI con la administración de la configuración de las máquinas virtuales, con la migración de las aplicaciones de negocio in house a la nube, con la habilitación plena de la orquestación de los servicios de nube y con la provisión de monitoreo entre múltiples nubes. También existen herramientas que implementan políticas de administración en la nube, configuran parámetros de gobierno y manejan la administración del encriptamiento para el flujo de datos.
Estas herramientas están siendo entregadas en proporciones iguales por los proveedores de plataforma de nube, integradores de sistemas, startups externas y proveedores establecidos.
Dicho esto, una condición de mercado que contiene la amplia proliferación de estas herramientas es si el consumo de nube de las empresas ha madurado lo suficiente o no para aprovecharlas.
Entre muchas de estas clases de herramientas, no es cuestión de que la tecnología esté lo suficientemente madura para su uso en la empresa, tiene que ver más con si las empresas que trabajan en la nube se encuentran listas para usarlas o no, sostiene Laurent Lachal, analista senior de Ovum, firma consultora en TI.
Mike Pearl, director de Consejería de PricewaterhouseCoopers y líder de las iniciativas de Computación en la Nube de PwC, señala que muchos de los clientes empresariales con los que trabaja, han pasado los dos años anteriores ganando un buen manejo de la virtualización al interior de sus propios centros de datos, y observando cómo es que la nube pública puede calzar dentro de sus operaciones.
En la actualidad, la mayoría de estos clientes de PwC están trabajando en la implementación de los servicios de automatización y aprovisionamiento necesarios para lograr los beneficios de economía de escala que la computación en la nube promete.
El siguiente paso para los departamentos de TI será identificar las herramientas que hagan que la entrega de servicios de nube automatizados para los usuarios, se pueda realizar con unos cuantos clics. Ciertamente, va a ser útiles para ellos en algún momento, aquello que tenga que ver con la administración interplataformas, métricas, visibilidad granular del tablero en los activos de nube y herramientas que ayuden a provisionar servicios de autocuración. Pero en la mayoría de los casos, esto es aún una propuesta a futuro, sostiene Pearl.
Manténgalo simple
En la actualidad, intentamos mantener las cosas tan simples como sea posible cuando se trata de poner las herramientas por sobre los servicios que estamos corriendo en la nube, afirma Craig Miller, CTO de Empire Avenue, red de intercambio de medios sociales de Edmonton, Alberta, Canadá, que ayuda a los usuarios a conocer a otras personas y medir su valor en medios sociales.
Empire Avenue corre un mix de servidores virtuales dedicados y multitenant en la nube de Rackspace que soporta su sitio web, ambiente de desarrollo, servidores de archivos y bases de datos. La compañía también utiliza el servicio de almacenamiento en nube de Amazon. Miller y su equipo han estado generalmente muy satisfechos con las herramientas proporcionadas por Rackspace para hacer cosas como cambiar el tamaño de las máquinas virtuales. Y sus equipos cotidianamente escriben sus propios scripts de configuración en las máquinas virtuales cuando es necesario.
Las herramientas de terceros añaden una capa de complejidad con la cual no estamos interesados en lidiar por el momento, sostiene Miller. También indicó que el hecho de que las herramientas que usan los ciclos de las máquinas virtuales para operar pueden incrementar significativamente el costo de correr en la nube. Cuando mantienes tu uso de recursos ajustado, pagas menos, lo cual es uno de los beneficios principales de estar en la nube.
Todos los grandes proveedores de plataforma de nube han construido o comprado conjuntos en capas de herramientas de administración de nube que se encuentran disponibles para los clientes que quieren aprovecharlas. Por ejemplo, Rackspace ofrece su Cloud Control Panel, una herramienta basada en una interfase gráfica de usuario que actualmente ha sido mejorada para incluir características que permiten a los usuarios añadir etiquetas personalizadas y realizar de manera más sencilla varias tareas administrativas desde la misma pantalla.
AWS Management Console (AWS Console) es una interfase de administración sencilla que se ofrece a los clientes para administrar y monitorear las instancias que corren en su suite de productos de nube. Amazon también ofrece una aplicación móvil para Android, que tiene soporte para algunas de las características de administración de la consola.
El departamento de TI de las empresas quiere el mismo tipo de herramientas de administración de nube a los que están acostumbrados para la administración de servidores en su centro de datos, sostiene Doug Jarvis, product marketing manager de SUSE Cloud, un producto de nube privada que se basa en la plataforma OpenStack.
La parte primordial del conjunto de herramientas de administración de nube de SUSE es el servidor de administración SUSE Cloud, el cual ayuda a los clientes a navegar las más de 700 opciones de configuración y aprovisionamiento para los nodos de control, cómputo y almacenamiento de SUSE Cloud. Jarvis compara las características de este conjunto de herramientas con el YaST (yet another setup tool) de la compañía, su programa de confianza para desplegar y administrar su software de servidor basado en Linux. La configuración es la parte crítica para hacer posible un despliegue de nube, afirma Jarvis.
John Engates, CTO de Rackspace, -aunque ha tenido cuidado en decir que su compañía va a continuar desarrollando sus herramientas de administración que dan a los usuarios de nube un control directo sobre sus activos de nube y va a animar a sus socios del proyecto OpenStack a hacer lo mismo- argumenta que los departamentos corporativos de TI deberían también buscar herramientas que automaticen las tareas de aprovisionamiento y administración.
El mes pasado, Rackspace incluyó OpenCenter -herramienta de automatización de nube- como una característica de su oferta de nube privada.
De acuerdo a John Treadway, vicepresidente senior de la firma consultora Cloud Technology Partners, existe algo de confusión en el mercado entre las herramientas de automatización de nube y las de orquestación, ya que las dos generalmente se intercambian de manera errónea.
La automatización es cuando los procesos se encuentran programados para tareas repetitivas, mientras que la orquestación une procesos automatizados disímiles usando flujos de trabajo, y proporciona algo de integridad a los datos que fluyen por esos procesos. La automatización es generalmente el campo de los proveedores de nube, y cada vez se construye más en la mayoría de los stacks de IaaS, sostiene Treadway.
El investigador sostuvo que en OpenStack hay varios proyectos que se encuentran circulando y que podrían desarrollar los servicios de automatización para cualquier proveedor de nube que corra un servicio basado en OpenStack. VMware ofrece poderosas herramientas de automatización para usuarios de esa plataforma, añadió.
Los proveedores tradicionales de administración de sistemas como HP, CA e IBM, también venden herramientas de automatización, pero Treadway señala que generalmente son sistemas frágiles y complicados que probablemente son utilizados por operaciones de TI que tiene relaciones de largo plazo -y contratos de servicio de consultoría- con esos proveedores.
Las herramientas de administración de nube de terceros provenientes de proveedores como RightScale, Appistry, DynamicOps y Tap-In Systems también ofrecen herramientas que mejoran los procesos de automatización con tecnología como la autodesignación de tamaño de las máquinas virtuales en sus propias nubes. También ofrecen métricas de uso, monitoreo del desempeño interplataformas y tracking de costos.
Automatización versus orquestación
La automatización, sin embargo, en último término va a ser una de esas cosas que con el tiempo simplemente va a desaparecer bajo las cubiertas en la nube, así que TI no tendrá que preocuparse mucho por ella, señala el analista de nube Paul Burns, presidente de Neovise. Tanto Burns como Carl Lehmann, analista del 451 Group, argumentan que la orquestación es el mayor de los problemas que requiere solución.
Tiene que ver con la pregunta de cómo se incluye la nube en el arquitectura general de computación y cómo se enlaza adecuadamente con lo que uno ya tiene, sostiene Lehmann.
La orquestación de la nube ocurre en dos niveles, explica Lehmann. Uno tiene la integración de aplicación a aplicación y la integración de negocio a negocio. Esta última es la más fácil de sacar porque hay menos complicaciones de seguridad, sostiene el analista.
Los productos de orquestación de nube están siendo ofrecidos tanto por los proveedores tradicionales de middleware como Oracle e IBM, como por los proveedores especializados en la nube como DellBoomi, Informatica, Jitterbit y MuleSoft.
Center Point Energy es una empresa de servicios públicos de electricidad y gas que forma parte de la lista Fortune 500 y que se encuentra en Arkansas, Louisiana, Minnesota, Mississippi, Oklahoma y Texas. De acuerdo a Barry Glasco, quien trabaja como experto en Salesforce.com en su empresa, Center Point Energy usa CloudHub de MuleSoft, una integration platform as a service (iPaaS), que permite que su compañía recolecte todos los datos de un conjunto de empresas de servicios públicos para correr su sitio web. Tenemos que interactuar con fuentes reguladas y desreguladas en esta industria, realizando miles de llamadas diarias entre sus fuentes de datos y nuestra plataforma Salesforce.com. Va a ser una integración continua, sostiene Glasco.
Uno de los mayores desafíos es asegurar que los datos que se están usando en estos activos on premise y de nube se encuentren limpios, organizados y sean confiables. Y eso tiene que ver con el tema del gobierno (governance), el cual idealmente nos ayuda a entender mejor qué está pasando con los datos cuando se mueven por las aplicaciones, por la nube y por las empresas, afirmó Lehmann.
El gobierno de la nube es un término general para aplicar políticas o principios específicos al uso de los servicios de nube en una organización, y cuya meta es asegurar las aplicaciones y los datos cuando éstos se encuentren localizados remotamente.
Lehmann afirma que el gobierno de la nube se encuentra a la zaga de la orquestación de datos en general, ya que no hay conjuntos específicos de herramientas que específicamente apunten a esta área de administración de la nube. Pero se puede ver que partes del gobierno de la nube están siendo atendidas mediante herramientas que pueden rastrear procesos de autenticación, controles de acceso y administración de llaves en la nube, indica Lehmann.
Christine Burns, Network World (EE.UU.)