Llegamos a ustedes gracias a:



Reportajes y análisis

Android: ¿Ha llegado para quedarse en el mundo de los negocios?

[19/04/2013] Es oficial, y lo ha sido durante un tiempo: Android es, de lejos, el sistema operativo de smartphone más popular en los Estados Unidos. Desde enero del 2011, cuando la plataforma superó a RIM para tomar el primer lugar por primera vez en el ranking mensual de cuota de mercado que hace comScore, el sistema operativo de Google ha seguido incrementando su base de usuarios, lo que representa el 52% del mercado desde enero de este año.
Este crecimiento se ha creado en base a las importantes actualizaciones de software, en forma de Ice Cream Sandwich y Jelly Bean (Android 4.0 y 4.1, respectivamente), así como al hardware cada vez más impresionante de fabricantes de equipos originales como Samsung, HTC, Sony, Motorola y LG. El año pasado, Samsung Galaxy SIII fue el primer teléfono en destronar al iPhone, después de muchos años, en el total de las ventas trimestrales, según un estudio de Strategy Analytics, aunque la posterior liberación del iPhone 5 hizo que Apple retomara el primer lugar rápidamente.
Es fácil encontrar muchas razones para el ascenso de Android entre los consumidores -una amplia variedad de dispositivos ofrece más opciones para los compradores potenciales; el hardware más fuerte y las pantallas atractivas atraen a los fans de lo mejor y novedoso; y en cuanto a Android 4.0 y 4.1, la interfase es sin duda más impresionante que la última versión de iOS de Apple.
Lo que es menos simple de entender, sin embargo, es saber por qué esa dominación se ha demorado tanto en pasar al mundo de los negocios -la sabiduría convencional señala que el iPhone ha suplantado a BlackBerry como el teléfono inteligente empresarial gracias a su ola de popularidad entre los consumidores, lo que dio lugar al fenómeno traiga su propio dispositivo o BYOD.
Por el contrario, Android recientemente ha comenzado a convertirse en una opción popular para los usuarios de negocios, a pesar de sus elevados números de ventas totales. Entonces, ¿qué pasa?
Nueva gestión, nuevos casos de uso
Para las empresas nuevas, la percepción de los problemas de seguridad en la plataforma Android ha limitado su atractivo para que los departamentos de TI adopten un gran número de dispositivos Android y que accedan a su red.
Sin embargo, el último año ha sido testigo de grandes cambios en ese tipo de cosas, señala Morten Grauballe, vicepresidente ejecutivo a cargo del desarrollo y estrategia corporativa en Red Bend Software, que proporciona capacidad de actualización de firmware over-the-air superior a muchos OEMs de Android.
"Android tenía una desventaja en la empresa en comparación con iOS por que iOS era más seguro", señala Grauballe. "Lo que ha ocurrido en los últimos doce meses es que las soluciones de gestión de dispositivos móviles que se desarrollaron en torno a iOS y Android han crecido en funcionalidad cuando se trata de apoyar los dispositivos, así que creo que los CIO de las empresas se sienten más cómodos permitiendo los dispositivos Android en su red".
Junto con la capacidad de administración mejorada, el analista de Forrester, David Johnson señala que una nueva generación de casos de uso está ayudando a ampliar la adopción de Android en el mundo de los negocios. Una de estas nuevas aplicaciones es la que él llama "Android-on-a-stick", que está diseñada con el fin de proporcionar una experiencia de escritorio completa para usuarios altamente móviles, como estudiantes universitarios y consultores.
"Básicamente se trata de un dispositivo Android sin cabezal -completo, con una CPU quad-core, pero está en una varilla que tiene un HDMI en el extremo", explica Johnson. "Los usuarios se pueden conectar a casi cualquier monitor o televisor que tenga un puerto HDMI y funciona, pero es alimentado por un puerto USB. El Bluetooth integrado así como el Wi-Fi permiten que se le pueda conectar un teclado y un mouse, y tener acceso a una red".
Por otra parte, la idea de los dispositivos de consumo con Android está empezando a ser más popular, señala.
"Hay un interés considerable en el uso de tablets y teléfonos inteligentes de bajo costo y orientados al consumidor para toda una serie de nuevos usos, desde el escaneo de entradas en la puerta del teatro, hasta la electrónica de las grabadoras a bordo (EOBR por sus siglas en inglés) de los camioneros", según Johnson. "En las aplicaciones en que el dispositivo necesita estar completamente protegido, Android es preferible porque los fabricantes pueden construir los dispositivos de precisión para que se adapten a las necesidades".
Con los dispositivos personalizados a un lado, las ventajas del costo de Android son sustanciales para este tipo de aplicaciones hecha a la medida, en particular en el sector de las tablets. Para dar un ejemplo: una tablet Google Nexus 7, al momento de redactarse este artículo, se vendía por 200 dólares. Eso implica una pantalla de siete pulgadas, 216ppi, 16GB de almacenamiento y 1GB de RAM. Por el contrario, la opción más barata disponible de iPad, cuesta 329 dólares, la versión básica del iPad Mini, que tiene una pantalla más grande, pero menor resolución, y la mitad de memoria RAM libre con la misma cantidad de almacenamiento.
Android es popular ahora, pero en el futuro hay mucha demanda para Apple
Una encuesta reciente a casi 10 mil trabajadores de TI globales realizada por Forrester Research muestra una clara indicación de que la adopción de Android en la empresa ha crecido -junto con varias estadísticas que podrían significar que el crecimiento será de corta duración.
Según la encuesta February Mobile Workforce Adoption Survey, Android ha superado a Apple como el teléfono inteligente más utilizado en las empresas, como se muestra a continuación:
Mientras eso representa un hito importante, especialmente a la luz del hecho de que casi la mitad de los encuestados señalaron que usaron los teléfonos inteligentes en el ejercicio de sus funciones, el estudio también encontró que una tercera parte de las personas encuestadas querían un iPhone como su próximo dispositivo de trabajo, en comparación con solo el 22% que quería un teléfono Android.
A pesar de las ventajas económicas de las tablets de Android que mencionamos, el mundo de las tablets empresariales parece seguir siendo de Apple. La participación de la iPad entre los encuestados de Forrester es más del doble del tamaño que Android.
Los números también muestran que las tablets de Apple son más deseadas por los trabajadores de TI encuestados, en una proporción de aproximadamente 2:1. (Como nota al margen, diremos que hay una cantidad sorprendente de interés en las tablets de Windows, superando tanto a Android como a Apple).
Es obvio que mientras la plataforma de Google ha avanzado en el mundo de los negocios, tiene grandes obstáculos que superar.
Los usuarios de iOS sumergen sus dedos en Android
El caso de un usuario, que utiliza principalmente iOS pero ha dado pequeños pasos hacia la adopción de Android, es ilustrativo. Banner Engineering es un fabricante de equipos industriales como sensores, sistemas de seguridad de la máquina y controladores inalámbricos. La enorme selección de productos disponibles de la empresa -más de 30 mil SKU individuales- significa que el suministro de información detallada para cada uno de ellos es un reto para los representantes de ventas en el campo.
"La historia de siempre era ver a nuestros representantes de ventas y distribuidores llevando inmensas cargas de literatura y material del producto en sus vehículos", señala la directora de TI Kellie Christensen. "Si un cliente le preguntaba acerca de determinada aplicación, podía o no tener ese material a la mano".
Obviamente, esto estaba lejos de ser una solución óptima, por lo que Banner se embarcó en un proyecto que llevó esas páginas y páginas de documentación al mundo digital. Ahora, la empresa le otorga iPads al personal de ventas, quienes los pueden utilizar como referencia y herramienta de presentación.
"Una de nuestras especialidades es trabajar con nuestros clientes en especializar productos -para lo que tendremos un producto estándar... y si necesitan una ligera modificación para ese producto, o incluso uno más extensivo, trabajamos con el cliente para crear lo que llamamos productos especiales", señala Christensen.
Con solo un fabricante de dispositivos de apoyo, iOS parecía la opción más lógica. "Internamente, elegimos iOS porque es mucho más previsible, mucho más seguro. Realmente es muy fácil darle soporte", señala la ejecutiva. "Somos una empresa pequeña, tenemos un pequeño grupo de TI, y darle soporte a Android sería demasiado".
Sin embargo, Banner trabaja con socios del canal, así como con su propio personal de ventas. Y no todos los socios querían usar la iPad. Christensen afirma que la compañía utilizó un desarrollador de terceros para traducir la aplicación a Android.
El proceso fue gratamente sencillo, señala la ejecutiva.
"En realidad fue bastante fácil portarla (la aplicación) hacia los dispositivos Android. Lo más importante con lo que lidiamos desde el punto de vista del diseño, tenía que ver con que la pantalla era diferente... y asegurarse de que los botones seguían siendo amigables y que todo se viera en la pantalla ", señala Christensen.
Movilidad: No se preocupe por la seguridad, la fragmentación excesiva
El director de CompanionLink Software Marketing, Rushang Shah señala que este entorno multiplataforma tiene su propio atractivo para las empresas, y deja de lado la complejidad.
"La audiencia de negocios a la que siempre hemos atendido es una que valora más las opciones, en lugar de estar atados a un sistema como el de Apple", argumenta. "Ese es uno de los principales motores del crecimiento de Android en el mercado de los negocios -los usuarios empresariales quieren opciones".
CompanionLink ha hecho software de sincronización para dispositivos móviles desde la época de Palm OS. Shah señala que el CEO Wayland Bruns fue uno de las cerca de 30 personas presentes en la primera conferencia de desarrolladores de Palm, hace 18 años.
Mientras que la sabiduría convencional sostiene que los dos factores principales que frenan el crecimiento de Android son la seguridad y la fragmentación de la plataforma, Bruns y Shah dicen que hay que cuestionarse si esas preocupaciones aún permanecen.
Según Bruns, los problemas causados por la complejidad del entorno Android -dispositivos diferentes, versiones de software, etc - se han evaporado en los últimos tiempos.
El mérito de esto va para Google, indica. Desde las versiones de Android 2.2 y 2.3 (Froyo y Gingerbread), la compañía ha atacado enérgicamente los problemas de fragmentación.
"Las funciones de la API son mejores que nunca al permitirnos añadir una nueva característica para los nuevos teléfonos, y aun así poder ejecutar el mismo software en los teléfonos antiguos. Hace dos años, nos bombardeaban con errores e incompatibilidades con el fin de oscurecer los modelos de teléfono", señala Bruns. "Ahora han pasado meses desde que no tenemos ese tipo de problemas, a pesar de ello le damos soporte a los teléfonos más antiguos así como a los más nuevos, como a los teléfonos y tablets Jelly Bean".
En cuanto a la seguridad, señala Shah, no hay nada intrínsecamente menos seguro en la plataforma Android que en iOS. "En sí misma, no creo que haya nada en la plataforma Android que sea más riesgoso que en iOS. Sí, Apple tiene esta aura de nosotros bloqueamos las cosas pero corre el mismo riesgo", indica.
¿Android/Chrome?
Pero, ¿Android seguirá siendo Android mañana? Los rumores de que Google podría fusionar el sistema operativo móvil con su creciente ecosistema Chrome comenzaron a escucharse más seguido después de la noticia de que Andy Rubin, por mucho tiempo gerente de Android, le estaría dejando el camino a Sundar Pichai, quien dirige Chrome y Google Apps.
La respuesta, por el momento, es sí, de acuerdo con el presidente ejecutivo de Google Eric Schmidt, quien dijo que los dos productos seguirán separados durante un reciente viaje a la India.
Dicho esto, la estrecha integración con la infraestructura existente de productos de Google -desde Gmail, Google+ y un sin número de otras ofertas- ha sido durante mucho tiempo una característica de Android, y la fusión de los límites entre Chrome y Android está lejos de ser imposible.
Jon Gold, Network World (EE.UU).