Llegamos a ustedes gracias a:



Noticias

SAP y AMD presentan resultados financieros

[23/04/2013] Buenos resultados para la germana SAP en el primer trimestre del 2013. Y es que la firma de software y servicios anotó en este período crecimientos en todos y cada uno de los segmentos de mercado en que está presente, así como en todas las regiones en las que opera a excepción de Asia-Pacífico.
Así, la facturación de la compañía se situó en torno a los 3.600 millones de euros en estos tres meses, un 7% más que el mismo período del año anterior. Se trata de datos acordes con las NIIF (Normas Internacionales de Información Financiera) y que arrojan un balance para SAP de 520 millones de euros en beneficios, un 17% más en base interanual.
Por áreas de negocio, el software supuso 2.900 millones de euros de la facturación total de SAP, un 11% más que el año anterior, mientras que las soluciones entregadas en modalidad cloud crecieron un 19% hasta los 794 millones de euros. Los ingresos por soporte crecieron un 8% interanual, hasta situarse en torno a 2.100 millones de euros.
Los ingresos por HANA, la base de datos in-memory de la compañía, se triplicó con respecto al curso anterior, suponiendo ya 86 millones de euros en ingresos durante este primer trimestre del año. SAP también reportó un crecimiento de dos dígitos en su negocio móvil.
"En el primer trimestre, los clientes de SAP comenzaron a estandarizar sus negocios en HANA en lugar de acelerar ciertos procesos o mover cargas de trabajo analíticas", explicó el coCEO Jim Hagemann durante una conferencia telefónica con la prensa y los analistas.
Pero el mayor crecimiento se registró en la nube empresarial de la compañía. Su suscripción cloud y los servicios de apoyo fueron de 137 millones de euros, un 373% más con respecto al año anterior, si bien desde SAP restan importancia a esta cifra ya que no comprende varios aspectos clave y se trata de un mercado relativamente nuevo en el que es fácil que se produzcan estos porcentajes desorbitados.
AMD: Período no muy positivo
Advanced Micro Devices (AMD), uno de los dos grandes fabricantes de procesadores y tarjetas gráficas, ha presentado sus resultados financieros correspondientes al primer trimestre del año 2013. Un período que no fue muy positivo para la empresa, en tanto que sus ingresos cayeron un 31% por la mala situación del mercado de PC y la competencia cada vez más fuerte con Intel y Nvidia.
Así, las ventas de la unidad de Soluciones de Computación de AMD, dedicada a producir procesadores para PC y servidores, se desplomaron un 38% interanual a apenas unos 751 millones de dólares. El negocio de las tarjetas gráficas se comportó un poco mejor, con una caída del 12% con respecto al curso anterior y anotando una facturación de 337 millones de dólares.
Con todo ello, y en base a los datos oficiales facilitados por la empresa, la facturación total de AMD en el primer trimestre de 2013 (cerrado a 30 de marzo) fue de 1.090 millones de dólares, presentando un balance total de unos 146 millones de dólares de pérdidas (0,19 dólares por acción). Se trata, pese a presentar un saldo negativo, datos mejores que los del año pasado, cuando AMD anotó unas pérdidas de 590 millones.
La fuerte y drástica caída de las ventas de computadoras personales (en favor de las ventas de smartphones y tablets) tiene gran parte de culpa en estos resultados. Sin embargo, Intel también está sufriendo pero en mucha menor medida, con una caída del 2,5% en su facturación y del 25% en sus ingresos.
Por ello, AMD está tratando de volver a la senda del crecimiento cuanto antes a base de entrar en nuevos mercados que ayuden a compensar su balance. En ese sentido, el año pasado compró SeaMicro, especializada en el segmento de los servidores de bajo consumo, así como firmó un acuerdo con ARM para desarrollar en el Reino Unido chips de esta empresa para servidores, también de bajo consumo.
AMD también ha recortado puestos de trabajo para reducir sus costos operativos. En octubre pasado se anunció el despido del 15% de su fuerza de trabajo en un programa de reestructuración destinado a ahorrar a la compañía 190 millones este año.
"Nuestros resultados del primer trimestre reflejan nuestra ejecución operativa disciplinada en un entorno de mercado difícil", explicó el presidente y CEO de AMD, Rory Read, en un comunicado. "Vamos a seguir así para diversificar nuestra cartera y atacar los mercados de alto crecimiento como servidores, sistemas integrados y soluciones semipersonalizadas".
John Ribeiro y Chris Kanaracus, IDG News Service