Llegamos a ustedes gracias a:



Noticias

Investigadores de Harvard desarrollan robot volador con forma de insecto

[07/05/2013] Los investigadores de la Escuela de Ingeniería y Ciencias Aplicadas de la Universidad de Harvard han desarrollado un robot con forma de insecto que logra volar al revolotear un par de pequeñas alas.
El robot es lo suficientemente pequeño para posarse en la yema del dedo y pesa 80 miligramos -aproximadamente 1/30 del peso de una moneda de 10 centavos de dólar. Sus alas, que tienen un diámetro de tres centímetros, pueden moverse 120 veces por segundo.
El robot, que es descrito en un paper publicado en la edición de Science de la semana pasada, fue financiado en parte por la National Science Foundation y el Wyss Institute for Biologically Inspired Engineering de Harvard.
Debido a que es muy pequeño, la tecnología para el robot no existía anteriormente.
Tuvimos que desarrollar soluciones desde cero, para todo, sostuvo Robert J. Wood, profesor de Harvard, en una declaración. Hacíamos que un componente funcionara, pero cuando pasábamos al siguiente, aparecían cinco nuevos problemas. Era un blanco en movimiento.
Por ejemplo, mientras que los robots grandes funcionan con motores electromagnéticos, esto no es práctico a esta escala debido a su tamaño, peso y consumo de energía. Entonces, para controlar el movimiento de las alas el equipo utilizó propulsores piezoeléctricos, los cuales son dispositivos de cerámica que se expanden y contraen al aplicárseles electricidad.
El robot representa más de una década de trabajo de varios equipos de investigadores. Se le puede rastrear hasta el trabajo realizado por Wood cuando era un estudiante graduado del Berkeley Biomimetic Millisystems Lab. El laboratorio de California estaba trabajando en una tecnología similar.
Esto es lo que he estado tratando de hacer por literalmente los últimos 12 años, dijo en una declaración. Gracias a los recientes avances en manufactura, materiales y diseño hemos podido intentarlo. Y funcionó, espectacularmente bien.
Luego, los investigadores esperan desarrollar maniobras de control más agresivas y luego ir hacia un vuelo sin cables.
En la actualidad, un fino cable lleva la energía y los controles de vuelo al bicho volador, pero los investigadores esperan desarrollar un pequeño cerebro y fuente de poder que le permitirá volar sin cables.
Las moscas desarrollan algunas de las acrobacias aéreas más sorprendentes de la naturaleza usando solo sus pequeños cerebros, sostuvo Sawyer B. Fuller, uno de los autores del paper. Sus capacidades superan lo que podemos hacer con nuestro robot, así que nos gustaría entender mejor su bilogía y aplicarla a nuestro propio trabajo.
La Oficina de Tecnología de la Universidad de Harvard se encuentra trabajando actualmente en la comercialización de la tecnología usada en la creación del robot.
Martyn Williams, IDG News Service