Llegamos a ustedes gracias a:



Reportajes y análisis

Siete tecnologías de consumo que se abren camino en la empresa

[21/05/2013] Pregúntele a los CIO lo que se les viene a la mente cuando escuchan el término "tecnologías orientadas al consumidor de TI", y muy probablemente escuchará cuentos de usuarios que llevan smartphones y tablets personales al lugar de trabajo, exigiendo el acceso al correo electrónico corporativo y a otras aplicaciones.
Sin embargo, los dispositivos móviles no son las únicas tecnologías basadas en los consumidores que están abriéndose camino en la empresa. Computerworld habló con videntes y practicantes de las últimas tecnologías para obtener su punto de vista sobre lo que se viene en la oficina. ¿El veredicto? Algunas tecnologías serán llevadas a la empresa directamente por los consumidores. A continuación siete tendencias tecnológicas orientadas a los consumidores que en breve estarán en el cubículo más cercano.
Interfases de usuario naturales
El traslado a interfases de usuario naturales, más intuitivas, tales como el reconocimiento de gestos, voz, emoción, e incluso ondas cerebrales 3D comenzarán a cambiar la forma en que los usuarios interactúen con la tecnología. "TI está cambiando de algo que constantemente se tiene que conducir a ser un asistente inteligente, y comenzará a hacerse invisible", señala Steve Clayton, que, como narrador de Microsoft, trabaja con los equipos de investigación y equipos de producto en todo Microsoft para reconocer las nuevas tendencias.
Una de esas tendencias: "La tecnología comenzará a crear un entorno en el que la traducción de idiomas ocurrirá de una manera más natural", predice Clayton.
En una demostración reciente, el investigador de Microsoft, Rick Rashid le habló en inglés a una audiencia en China, que le escuchaba hablar mandarín. Esa traducción se produjo en tiempo real. "No era solo una voz robótica tomando sus palabras y hablando de nuevo. El prototipo (software) entendió la voz de Rick y la convirtió en mandarín", agrega Clayton. "Sonaba como si estuviera hablando mandarín".
En otro ámbito, la tecnología de gestos, ahora ampliamente utilizada en las tablets 2D, podría comenzar a aparecer en tres dimensiones. Leap Motion, fabricante de sistemas de control de movimiento, se está preparando para ofrecer un controlador capaz de reconocer gestos finos. "Piense en algo que pueda realizar un seguimiento de la punta de su dedo en el espacio", señala Dave Evans, jefe futurista de Cisco Systems. Con esta nueva herramienta, agrega, " será capaz de diseñar literalmente un objeto en el espacio, empujarlo, jalarlo y moldearlo como arcilla virtual y, a continuación, arrastrarlo y soltarlo en piezas prefabricadas".
Los productos desarrollados para el mercado de juegos de los consumidores, como Kinect -el controlador basado en gestos para Xbox de Microsoft-, y KinectFusion, que añade varias cámaras para construir una representación 3D del mundo, podrían volverse populares como una interfase para aplicaciones en áreas que van desde la salud hasta la fabricación.
Microsoft ha demostrado recientemente el uso de la tecnología en una sala de exposición de Audi en Londres, donde los clientes utilizan Kinect para navegar y equipar representaciones 3D de los automóviles. Y en un vestidor virtual de la tienda por departamento Bloomingdale, se utilizó la tecnología para pintar la ropa en una representación 3D que el comprador veía a través de una pantalla de video. "Ve el mundo en 3D y lo escucha de la misma manera que nosotros. Es una mezcla de los mundos físico y digital", señala Clayton.
Esta tecnología combinada también podría ser utilizada en un entorno empresarial. Por ejemplo, un ingeniero de automóviles puede escanear un vehículo físico para crear un modelo digital 3D que puede compartir con colegas mientras hablan del proyecto, señala Clayton, agregando que hay muchas otras posibilidades de aplicaciones empresa a empresa y de empresa al consumidor.
En el mercado de consumo, las interfases cerebro-máquina se están desarrollando para tareas como el control remoto de juguetes basado en el pensamiento. Por supuesto, muchos proyectos de este tipo de tecnología todavía caen en el ámbito de la investigación académica, pero con el tiempo, podrá ser capaz de leer su correo electrónico con solo pensar en ello, señala Evans de Cisco.
La gamificación de la empresa
El fenómeno que ha llegado a ser conocido como gamificación apareció por primera vez hace varios años en los sitios web orientados al consumidor como una manera de desarrollar la lealtad del cliente y generar ingresos. Puede ver el proceso de trabajo en el sitio web ClubPsych.com, que utiliza la plataforma de gamificación Nitro de Bunchball para atraer a los espectadores del programa Psych de USA Network con retos y recompensas a los miembros, para que puedan obtener puntos con el fin de personalizar sus espacios virtuales o comprar artículos relacionados con el programa.
Ahora la tecnología de gamificación de Bunchball, Badgeville y otros se está abriendo camino en la empresa, donde se utiliza, por ejemplo, en los esfuerzos para mejorar el rendimiento de las ventas o aumentar la participación del cliente. Los departamentos de recursos humanos la están utilizando para seguir el progreso de los empleados en alcanzar sus metas.
"La gran zona de conducción es recursos humanos", señala Carter Lusher, analista de la firma de investigación Ovum. Por ejemplo, un producto de Salesforce.com llamado Work.com utiliza herramientas de juego para animar a los gerentes con el fin de que proporcionen información sobre sus subordinados directos. "No es una plataforma de gamificación, pero se utiliza con el fin de lograr un objetivo", explica Lusher.
Bunchball utilizó Nitro para desarrollar un programa de capacitación del software de red social empresarial Connections de IBM. El programa convierte el aprendizaje en un juego, dándoles a los usuarios "misiones", a medida que avanzan por cuatro niveles. Mientras los jugadores se abren paso, ven que las barras de progreso hacen un seguimiento de su rendimiento, y compiten para que sus nombres aparezcan en una tabla de clasificación y reciben información en tiempo real y felicitaciones. "En cualquier comportamiento que pueda controlar, se puede construir un programa y ofrecer una recompensa", explica el fundador de Bunchball y director de producto, Rajat Paharia.
El mercado aún es pequeño. "Menos de dos mil empresas han pasado de la fase piloto de gamificación hacia producción, pero está creciendo de manera espectacular", informa Lusher. Y una vez que la tecnología haya sido probada en un área de la empresa, es probable que se aplique a otras. "En teoría, la gamificación puede ser utilizada por todo el mundo para casi cualquier cosa", afirma.
Los asistentes virtuales
Los asistentes personales digitales, como Siri de Apple y Google Now - programas diseñados para acceder a los recursos digitales personales, se anticipan a sus necesidades y actúan en su nombre - hoy en día son más que una novedad para los consumidores que verdaderas herramientas de productividad empresarial.
Pero imagínese a Siri con la inteligencia de Watson de IBM. Ahí es donde se dirigen los asistentes personales, también llamados asistentes virtuales.
"La magia de Siri no es que yo pueda pedir cosas, es su capacidad de analizar el discurso y enviar datos inteligentes como respuesta", señala Scott Davis, CTO de computación de usuario final en VMware. ¿Qué pasa si no está apoyada en un dispositivo de usuario final, sino en la tecnología de nube? "Cada vez más se verá una explosión de servicios complejos de respaldo", predice Davis.
Scott Hebner, vicepresidente de gestión de infraestructura de negocios y nube en IBM, también está emocionado. "La capacidad real es la fusión entre el dispositivo inteligente y el respaldo", señala. "Usted tiene un centro de datos en marcha, en el teléfono, hablando con los servidores empresariales de back-end".
Hoy en día, Google Now sabe dónde está, le muestra su itinerario de viaje y le dice cuánto tiempo necesitará para llegar a casa. Con el tiempo, otros dispositivos inteligentes, alimentados por un respaldo o back-end en la nube, tendrán la inteligencia similar para anticiparse a sus necesidades y ofrecerle ayuda.
Cuando se sienta en un avión, el respaldo del asiento de adelante sabrá quién es usted, su destino final y si viaja por negocios o por placer, y le va a presentar ofertas e información relativa a sus necesidades durante el vuelo. Cuando asista a reuniones de negocios, las salas de conferencias sabrán quién es cuando ingrese, le ofrecerá antecedentes sobre otros asistentes y al instante conectará todos sus dispositivos de cómputo a la red inalámbrica.
El modo de interacción con los dispositivos también cambiará. En lugar de interactuar con un programa de asistente virtual en el iPhone, es posible que sea atendido por una persona de servicio al cliente foto realista en su vehículo, teléfono inteligente, o pantalla de televisión. Este avatar será capaz de entender el lenguaje natural, utilizar la tecnología de visión por computadora para reconocer y responder a la emoción, y acceder a un vasto depósito de información para resolver problemas. Un ejemplo: el prototipo de una enfermera virtual que Microsoft mostró en Cleveland Clinic en enero del 2011.
"Vamos a ver personajes virtuales para funciones internas orientadas, como la asistencia de TI y la coordinación y logística de las reuniones, así como para aplicaciones de cara al cliente en la asistencia sanitaria, apoyo legal, centros de llamadas -en cualquier lugar donde se necesite interactuar con una "persona" para obtener soporte de primer nivel", señala Evans.
La realidad aumentada
La realidad aumentada ya existe en forma de aplicaciones móviles de consumo que superponen datos sobre un mapa o imagen de la cámara, por ejemplo, de una calle de Manhattan. En lugar de simplemente agregar datos sobre una imagen 2D, el siguiente paso serán programas que no solo vean el mundo físico, sino que lo entiendan en tres dimensiones, reconociendo objetos y comprendiendo sus propiedades físicas.
Uno de estos prototipos: un proyector portátil multi táctil de Microsoft, que reconoce la superficie contra la cual se va a proyectar una imagen y ajusta la imagen para adaptarse a ella, ya sea una pared de la sala de reuniones o la palma de su mano. "Tiene una comprensión del mundo en el que está proyectando", señala Clayton.
En la empresa, una aplicación de realidad aumentada podría reconocer a los empleados que visitan una oficina, y configurar una estación de trabajo que simule el ambiente de la oficina en casa. La tecnología podría ser utilizada por los mecánicos que trabajan en un avión, los cirujanos durante una operación o incluso por los pacientes que se recuperan en casa. "El teléfono se convertirá en un tricorder que está conectado a sensores que pueden hacer diagnósticos médicos", señala Evans.
Redes sociales para empresas
No hace falta decir que los consumidores son híper conscientes de las redes sociales. Las redes sociales para empresas aprovechan ese conocimiento mediante el uso de los bloques de construcción básicos de las redes sociales -perfiles, canales de noticias, gráficos sociales, galerías de medios y así sucesivamente- para los resultados específicos del negocio.
Las empresas están utilizando las plataformas sociales de la empresa para colaborar en las respuestas de RFP, solicitudes de servicio al cliente y las revisiones de propuestas de negocio. Las herramientas sociales pueden reemplazar a las reuniones de productividad y a las conferencias telefónicas, reducir las largas cadenas de correo electrónico y mejorar la velocidad y la calidad del trabajo, señala Jeffrey Mann, analista de Gartner. "Si puedo utilizar un área de proyecto o tráfico de actividad para conocer el estado actual de un proyecto, no tengo que escuchar la rueda de prensa semanal", agrega.
Para el 2016, Gartner predice que la mitad de todas las empresas tendrán redes sociales internas, parecidas a Facebook. De ellas, el 30% va a ser tan esencial para el negocio como el correo electrónico y el teléfono.
"No se trata de actualizaciones de estado y de lo que están haciendo las personas, sino de organizarse para realizar su trabajo", explica Adam Pisoni, fundador de la empresa de software social Yammer. "Antes, las empresas sociales no tenían una forma para que los empleados se comuniquen de una manera auto organizada", señala Pisoni, ahora director de tecnología de Microsoft, que adquirió Yammer el año pasado. En las organizaciones más grandes, en particular, una red social corporativa puede hacer que a los empleados les sea más fácil descubrir personas e información relevante para lo que están trabajando desde otra parte del negocio, señala.
La siguiente fase será sobre la incorporación de mecanismos sociales en las aplicaciones de línea de negocio individuales. "Van a estar integradas en las herramientas que ya utiliza para que la co-creación de información y colaboración formen parte de todas estas cosas", señala Pisoni.
Espere ver medios sociales integrados con funciones de CRM tradicionales, donde se puede utilizar para mantener relaciones con los clientes e identificar nuevas oportunidades de comunicación, señala Jenny Sussin, analista de Gartner.
Impresión 3D
Mientras que la impresión 3D se inició en los negocios, las versiones de menor costo diseñadas para los consumidores aficionados están ayudando a impulsar las innovaciones que beneficien a los consumidores y a las empresas. Las impresoras 3D utilizan una variedad de procesos y materiales para establecer las sucesivas capas de material en polvo, líquido o sólido, y las fusionan para crear objetos sólidos. Estas tecnologías de impresión aditiva pueden producir objetos a partir de una amplia gama de materiales, incluyendo el plástico, metal, papel -incluso el chocolate.
El mercado de consumo, que utiliza un proceso similar a la impresión de inyección de tinta para crear juguetes, maquetas y otros objetos de plástico ABS fundido, ha obligado a que los fabricantes saquen máquinas de bajo costo que se ajusten a un mercado de consumo de rápido crecimiento, mientras que una nueva clase de consumidores centrados en herramientas de diseño 3D y en la disponibilidad de las bibliotecas en línea con objetos descargables listos para imprimir, ha hecho que sea fácil, por ejemplo, eliminar una colección de chucherías para esa reunión de ventas.
Pero los beneficios reales se acumulan en las empresas, que pueden utilizar la impresión en 3D, tanto para prototipos de preproducción de bajo costo y la impresión bajo demanda de piezas de repuesto y otros productos de bajo volumen que necesitan actualmente ser fabricados, distribuidos y almacenados en los depósitos.
"El impacto perjudicial real viene de las cosas que hubiera hecho de otra manera antes", señala el analista de Gartner, Jackie Fenn. En el futuro, agrega, los fabricantes no tendrán que pedir piezas. Con la impresión 3D, un inventario de almacén de piezas puede llegar a ser virtual y moverse a la nube, mientras que los puntos de distribución geográficamente dispersos, equipados con impresoras 3D, crean y entregan productos terminados bajo demanda. "Voy a hacer lo que necesito, compro el diseño y lo imprimo localmente", señala Fenn. "Ya se puede hacer eso en la actualidad con el plástico".
Servidores de teléfonos inteligentes
Su próximo bastidor de servidores puede ser construido en la tecnología de los teléfonos inteligentes. Intel, Calxeda, AMD y otros fabricantes de chips están adaptando el diseño de procesadores de ultra bajo consumo de energía "el sistema en un chip", utilizados en los teléfonos inteligentes de hoy en día para su uso en servidores, y los primeros servidores basados en este diseño aparecerían a principios de este año.
Los procesadores basados en ARM utilizados en los dispositivos móviles carecen de la capacidad de cálculo de una CPU Intel Xeon, pero consumen menos de una décima parte de la energía y entregan mucho ancho de banda de entrada y salida. Eso hace que los diseños sean ideales para aplicaciones de escalabilidad horizontal como servidores de alojamiento web o la prestación de servicios basados en la nube.
La sincronización es adecuada: Big data, el análisis y la manipulación de datos terciarios están enviando cargas de trabajo en alza. "La demanda de soluciones extremas de gran escala está siendo tan grande que está abriendo una oportunidad para estos procesadores orientados al consumidor", señala el analista de Gartner, Andrew Butler.
Tales procesadores no tienen que estar basados en ARM. Intel ha desarrollado un servidor de ultra-bajo consumo de energía compatible con x86 en un chip, y "no hay ninguna razón por la cual IBM con Power, y Oracle con SPARC no puedan construir una variante del procesador de bajo consumo de energía para que ocupe el mismo espacio", indica Butler. AMD también está trabajando en un procesador de súper bajo consumo tipo Opteron, agrega.
Debido a que los diseños de baja potencia están mejor adecuados para procesar los requisitos de las aplicaciones de escala, cada aplicación puede tener su propio hardware dedicado. "Puedo correr diez servidores de bajo consumo por el mismo o menor costo que un solo Xeon. Voy a usar menos energía y espacio, y no necesito la virtualización", señala Ed Turkel, gerente de cartera de la unidad de negocios Hyperscale de HP, que ha estado probando diseños de servidores basados en la tecnología de Intel y Calxeda.
Ahora HP está preparando el lanzamiento de Géminis, una nueva línea de servidores que utilizará el primer procesador sistema en chip de bajo consumo de la línea Adam S1200 de Intel para los servidores, con el nombre en código "Centerton". "HP es el primer proveedor importante de servidores en darle ese nivel de recursos a los productos basados en los procesadores de extrema baja energía", señala Butler, pero Dell y AMD les siguen de cerca con sus propios proyectos, y varios proveedores más pequeños también han entrado al mercado.
Adam de Intel integra un procesador de cuatro núcleos que consume solo seis vatios de potencia (un procesador estándar puede consumir de 50 a 115 vatios), así como interfases de memoria, redes, almacenamiento y administración de una única pieza de silicio. "Todo lo que hay que añadir es la memoria y un dispositivo de almacenamiento", señala Turkel.
El diseño permitirá un máximo de dos mil servidores en un único bastidor. Los sistemas de baja energía serán "la próxima gran ola" en cuanto a servidores, añade. No van a sustituir a los servidores tradicionales para aplicaciones de cálculo intensivo, pero "crearán un nuevo modelo de servidor para una nueva generación de aplicaciones impulsadas por el espacio móvil".
Robert L. Mitchell, Computerworld (EE.UU.)