Llegamos a ustedes gracias a:



Noticias

Jive Software añade herramienta de integración para su plataforma social empresarial

[21/05/2013] Jive Software ha lanzado un add on a su software ESN (enterprise social networking) que automatiza y simplifica el proceso de integrar la suite de Jive con sistemas de terceros.
El add on se basa en la tecnología que Jive adquirió cuando compró una compañía llamada StreamOnce. El add on de StreamOnce enlaza la suite ESN de Jive con los servidores de correo de Gmail y Microsoft Exchange y con la aplicación de almacenamiento en nube Dropbox.
Luego, integrará el producto de Jive con software de ERP (enterprise resource planning) y CRM (customer relationship management) de proveedores como Oracle, NetSuite, Salesforce.com, SAP y SugarCRM. El add on de StreamOnce ya se encuentra disponible. Los ejecutivos de Jive declinaron decir el costo del producto.
Antes de adquirir StreamOnce, Jive había realizado integraciones personalizadas entre su software y varios productos de terceros, incluyendo el servidor de colaboración SharePoint de Microsoft, el cliente de correo electrónico Outlook, la aplicación de almacenamiento y para compartir archivos Box y el ESN Chatter de Salesforce.com. Jive también proporciona un conjunto de API (application programming interfaces) que los desarrolladores externos pueden usar para crear puentes entre sus aplicaciones y el software de Jive.
Sin embargo, la adquisición de StreamOnce fue impulsada por el convencimiento que tenía Jive de que era importante para que el software ESN, como el suyo, pueda ser integrado de manera sencilla y profunda con las aplicaciones de negocios de los clientes. De esa forma, las personas pueden usar Jive como su hub de colaboración primario que se encuentra conectado con sus aplicaciones de trabajo.
Por sobre todo, un producto como el de Jive no podría existir como una herramienta independiente, sostuvo Tim Zonca, director senior de product marketing de la empresa. El software social no es un destino, sostuvo. Las personas no deberían tener que estar saltando entre las aplicaciones. Queremos proporcionar una experiencia cohesiva.
Las suites ESN como la de Jive ofrecen a los usuarios un conjunto de herramientas de medios sociales adaptadas para la colaboración en el lugar de trabajo, incluyendo perfiles de empleados, flujos de actividad, wikis, grupos de discusión, microblogging, etiquetado, comentarios y compartir documentos. Sin embargo, recientes estudios de varias firmas de investigación han encontrado que usualmente estas herramientas no generan el nivel necesario de compromiso entre los usuarios finales. Cuando esto sucede, estos productos no cumplen con su misión básica de mejorar e incrementar la comunicación y colaboración entre los empleados.
Por ejemplo, en una ominosa predicción, recientemente Gartner afirmó que para el 2015, un 80% de los esfuerzos sociales de las empresas no podrán lograr los beneficios planeados, debido a lo que la compañía denominó un inadecuado liderazgo y un énfasis excesivo en la tecnología.
No es de sorprender entonces que los proveedores de ESN están haciendo caso a las advertencias y mejorando sus esfuerzos para hacer que sus productos sean más sencillos de integrar con las aplicaciones de negocio de terceros. Su meta es hacer más sencillo que los usuarios finales usen las capacidades de colaboración social que sus herramientas de ESN proporcionan dentro del contexto del software que utilizan con mayor frecuencia en el trabajo.
A pesar de los desafíos y crecientes problemas, el software ESN está de moda. En junio del año pasado, IDC previó que entre el 2011 y el 2016 la tasa de crecimiento anual compuesto para el software social empresarial llegará al 42,4%, llevando el gasto de 767,4 millones de dólares en el 2011 a casi los 4,5 millones de dólares en el 2016.
Mientras tanto, Gartner predijo que para el 2016, el 50% de las grandes organizaciones tendrán redes sociales empresariales internas, de las cuales el 30% serán consideradas tan esenciales como el correo electrónico y el teléfono lo son hoy.
Juan Carlos Pérez, IDG News Service