Llegamos a ustedes gracias a:



Columnas de opinión

La videoconferencia evoluciona en América Latina

Por: Karl Dahlin, vicepresidente de Desarrollo de Negocios de AVer Information

[05/06/2013] La adopción de la videoconferencia como herramienta de colaboración estratégica para las pequeñas y medianas empresas (PYMES), es cada vez más rápida a nivel mundial. Aunque a nivel mundial las ventas son fuertes, la región destacada es América Latina y el Caribe, cuyas ventas casi se duplican en el 2011 según los datos de Business Technology Roundtable.
Durante el 2010, el mercado de la videoconferencia en América Latina generó ingresos por 78 millones de dólares, y Frost & Sullivan proyecta una tasa de crecimiento anual compuesta (CAGR) del 20,9% para la región en los próximos años. Esto podría dar lugar a ingresos totales de hasta 294 millones de dólares para el 2017, con la mayoría de las ventas en Brasil y México, debido a que sus tasas de crecimiento anuales superan el 100%.
Los sistemas de video de sala de usos múltiples representaban más de la mitad del mercado en equipo de videoconferencia empresarial en el 2011, y seguirán siendo las soluciones de video empresarial de mayor generación de ingreso a nivel mundial. Sin embargo, en el mercado Latinoamericano de las PYMES, que está en constante crecimiento y expansión, las soluciones profesionales de videoconferencia han sido hasta ahora, para muchos clientes, demasiado complicadas y caras de implementar y usar. Además, la brecha entre las soluciones de consumo poco sofisticadas y los productos empresariales ha dejado en el mercado una necesidad sin atender.
Conducir el negocio a velocidad digital
Para competir a nivel regional en la economía global, las PYMEs latinoamericanas deben dirigir sus negocios a velocidad digital. La oportuna toma de decisiones necesaria para entrar con rapidez en nuevos mercados, a menudo requiere colaboración cara a cara con una compleja red de miembros del equipo, socios, proveedores y otras partes interesadas distribuidos en lugares distantes. En las principales áreas metropolitanas de América Latina, donde el tráfico puede ser impredecible, tener varias reuniones en persona en un solo día, puede ser complicado e incluso contraproducente para cualquier empresa con varias sucursales, socios y clientes repartidos en un área grande. 
Por ejemplo, recientemente trabajamos con una empresa de tamaño mediano cuya rápida expansión a varias oficinas en los EE.UU. y el Caribe ha generado desafíos logísticos para la comunicación efectiva entre oficinas y empleados. Nuestras soluciones de videoconferencia a precio razonable, permitieron a la empresa organizar reuniones administrativas rentables, con cada participante en su propia sala. Para la mayoría de las empresas en todo el mundo y en especial las PYMEs en América Latina que enfrentan serios problemas de tráfico, eliminar los gastos de traslado y el "tiempo ocioso" de un ejecutivo, se traduce en un retorno (ROI) inmediato. 
Desde su escritorio y no en una sala de juntas
En cuanto a las tendencias globales de videoconferencia, el aumento más fuerte se encuentra en la videoconferencia de escritorio y móvil. Según Gartner Research, en el 2015 más de 200 millones de trabajadores en todo el mundo realizarán videoconferencias desde sus escritorios con soluciones corporativas. ¿Por qué este gran cambio de sistemas de telepresencia en "salas de juntas" a soluciones medianas? En una economía incierta, las empresas están obligadas a hacer más con menos. Sin embargo, para el floreciente mercado de las PYMES en América Latina, la tecnología de tele-presencia ha sido muy costosa y por lo tanto fuera de su alcance presupuestario.
Estadísticamente, la mayoría de las empresas de América Latina están en la categoría PYME. Los problemas y demandas que enfrenta una PYME difieren de aquellos que enfrentan las grandes empresas -especialmente en América Latina. Presionados por dirigir varias oficinas, ajustando horarios de trabajo fluctuantes, con departamentos de TI con poco personal y exceso de trabajo, trasladándose a través de extensas áreas metropolitanas donde el tráfico puede duplicar o triplicar el tiempo de viaje y con reducidos márgenes operativos, las PYMEs necesitan herramientas de colaboración que ofrezcan máxima flexibilidad, movilidad y rentabilidad.  
En el 2013 entramos al mercado latinoamericano para satisfacer estas necesidades de videoconferencia de las PYMEs. Mediante soluciones de videoconferencia HD basadas en sala que combinan la experiencia de video de alta calidad de las soluciones más caras con la sencillez y un precio razonable de soluciones en PC y para consumidores, las PYMEs pueden mejorar su infraestructura de comunicaciones en general.
En la actualidad, las soluciones de videoconferencia medianas están cambiando las reglas del juego en América Latina, juntando todas las piezas con gastos limitados. Para que la videoconferencia sea simple, estamos moviendo el mejor software a la nube y manejando el trabajo de TI de forma remota para nuestros clientes. Esto reduce los costos y elimina la necesidad de la experiencia interna de TI. Entendemos que cuando nuestros clientes PYMEs son capaces de instalar configuraciones de alta calidad con los últimos códecs de video a una décima parte del precio, los ahorros se pueden dirigir a otras estrategias de crecimiento o aplicarse a utilidades.  
Además, en toda América Latina, las últimas innovaciones en tecnología móvil están ayudando a impulsar el panorama de la videoconferencia. Por ejemplo, las nuevas generaciones de dispositivos móviles soportan videoconferencia HD. Las aplicaciones y servicios móviles desarrollados recientemente para el intercambio de contenido en tiempo real -desde documentos hasta gráficos- están transformando las reuniones de video en sesiones de trabajo interactivas que impulsan la productividad en toda la organización.  
Mirando hacia el futuro
A medida que la economía de América Latina siga creciendo y la economía mundial se recupere, el rápido avance de las redes de banda ancha de alta velocidad basadas en fibra es una señal de que el mercado de la videoconferencia continuará su inercia actual. Gartner Research también predice que el mercado global de la videoconferencia será superior a los ocho mil millones de dólares en el 2015, lo que resulta en una feroz competencia en el mercado.
En el futuro, Brasil y México seguirán siendo los mercados clave de la región. Se espera que la Copa Mundial FIFA 2014 y las Olimpiadas del 2016 -ambas con sede en Brasil- aumenten la inversión en infraestructura en Tecnología de Información y Comunicaciones en esta región. El crecimiento general de la videoconferencia debería ayudar a mejorar las redes y facilitar la productividad y la movilidad en toda la región para las PYMEs de América Latina.
La firma de investigación Frost & Sullivan encontró que las empresas que adoptan herramientas de colaboración estratégicas pueden saltar dos a cinco años por delante de sus competidores. Con este imperativo, seguiremos desarrollando soluciones para elevar el rendimiento y los beneficios de las PYMEs en América Latina.
En resumen
En América Latina, las soluciones de videoconferencia están evolucionando para salvar las diferencias de plataforma y permitir la comunicación entre diversos sistemas, marcando así el comienzo de una nueva era de colaboración en cualquier momento y en cualquier lugar para las PYMEs de la región. Al aprovechar los estándares de la industria para plataformas H.323 y SIP y seguir implementando economías de escala basadas en la nube, la videoconferencia se verá en cada escritorio, convirtiéndose en la manera más simple y más rentable de colaborar.
CIO, Perú