Llegamos a ustedes gracias a:



Noticias

Cerf ve un problema: Los datos digitales de hoy pueden desaparecer mañana

[06/06/2013] Uno de los científicos de la computación que dio inicio a Internet en 1983, Vinton Cerf, se encuentra preocupado porque gran parte de los datos creados desde entonces, y en los años venideros, se perderán con el tiempo.
Cerf advirtió que las cosas digitales creadas en la actualidad -hojas de cálculo, documentos, presentaciones así como las montañas de datos científicos- no podrán ser leídas en los próximos años y siglos.
Cerf ilustró el problema de una manera simple. Corrió Microsoft Office 2011 en Macintosh pero no pudo leer un archivo de PowerPoint de 1997. No sabe qué es, afirmó.
No estoy culpando a Microsoft, señaló Cerf, quien es vicepresidente y chief Internet evangelist de Google. Lo que estoy diciendo es que la compatibilidad hacia atrás es muy difícil de preservar a lo largo de periodos de tiempo muy prolongados.
Los objetos de datos son significativos solo si la aplicación se encuentra disponible para interpretarlos, señaló Cerf. No perderemos el disco, pero podríamos perder la capacidad de entender el disco.
Tampoco se trata solo de diapositivas de PowerPoint, afirmó. La comunidad científica recolecta grandes cantidades de datos de simulaciones y lecturas de instrumentos. Y a menos que la metadata sobreviva, que es la que nos dice las condiciones bajo las cuales se recogieron los datos, cómo se calibraron los instrumentos, y la correcta interpretación de las unidades, la información podría perderse.
Si uno no preserva todos los metadatos extra, no se sabrá qué significan los datos. Así que dentro de unos años, cuando tenga una nueva teoría, no podrá volver atrás y ver los datos antiguos, afirmó Cerf, quien habló sobre el tema en los premios Computerworld Honors el lunes y en una entrevista posterior.
Lo que se necesita, señaló Cerf, es un pergamino digital, un medio tan durable y resistente como el material que exitosamente ha preservado el contenido escrito por más de mil años.
Asegurar que las personas de los siglos futuros tengan acceso a estos datos es un problema difícil, señaló.
Cerf y Robert Kahn, otro científico de la computación, desarrollaron el protocolo TCP/IP utilizado para Internet. El cambio total a este protocolo ocurrió en 1983.
Si una empresa sale del mercado y no hay la seguridad de que su software sea accesible a otros, todos los productos que corran ese software podrían ser inaccesibles, afirmó Cerf. Existen problemas legales y técnicos que con complicados y difíciles que tendrán que ser resueltos.
El problema es reconocido y existen esfuerzos internacionales para enfrentarlo. Cerf ha afirmado que ha estado presente en reuniones sobre el tema con 400 personas.
Podría darse que el ambiente de cloud computing ayude mucho. Podría emular el viejo hardware en el cual podemos correr sistemas operativos y aplicaciones, señaló.
Para darle contexto al tema, Cerf habló acerca del esfuerzo que le tomó a la historiadora Doris Kearns Goodwin producir su libro sobre el gobierno del presidente Lincoln, Team of Rivals. Ella fue a más de 100 bibliotecas y encontró correspondencia escrita por el gabinete de Lincoln y la usó para reproducir sobre qué hablaban sus miembros.
Para el futuro, necesitamos un pergamino digital que preserve no solo los bits, sino que también los interprete, señaló Cerf.
Patrick Thibodeau, Computerworld (EE.UU.)