Llegamos a ustedes gracias a:



Noticias

La nueva estrategia de Microsoft puede forzar un cambio directivo

[07/06/2013] La web AllThingsD ha asegurado que el CEO de Microsoft, Steve Ballmer, trabaja en una inminente reorganización de la compañía que pretende reforzar el papel de tres directivos clave. Estas noticias han surgido tras la reciente salida de Tony Scott de la compañía.
En octubre pasado, el propio Ballmer dejó claro en una carta a los accionistas que la compañía había iniciado una transición desde su papel tradicional en el mundo del software a proveedor de dispositivos y servicios. Es un cambio significativo, tanto en lo que hacemos como en la imagen que tenemos de nuestro trabajo, aseguraba Ballmer. Y afecta tanto a la forma en la que funcionamos, cómo desarrollamos y llevamos los productos a consumidores y empresas.
Tres pilares
Los tres directivos de Microsoft que supuestamente ocuparán puestos de máxima responsabilidad en la compañía son Staya Nadela, presidente de la división de Servidores y Herramientas; Tony Bates, presidente de Skype; y Don Mattrick, que liderará la división de Entretenimiento Interactivo.
La división de Servidores y Herramientas incluye un montón de productos para empresas, como Windows Azure, el centro de los servicios en línea de Microsoft. Si Microsoft es liderada para convertirse en una compañía de equipos y servicios, entonces tiene sentido dar una posición de mayor importancia a la persona encargada de asegurar que los servicios online de la compañía funcionen perfectamente.
Por otro lado, Microsoft adquirió Skype en el 2011 por 8.500 millones de dólares y, desde entonces, ha trabajado mucho para integrar Skype en Office, Windows 8, Windows Phone, Oulook.com y la próxima Xbox One.
Skype será fundamental en el futuro de la estrategia de dispositivos y servicios de Microsoft. Pero, no está tan claro si Bates continuará liderando Skype u ocupará un nuevo puesto.
Finalmente, llegamos a Entretenimiento Interactivo, la división responsable de Xbox. Microsoft, durante mucho tiempo, ha convertido a la Xbox 360 en un dispositivo de salón que hace más cosas que ofrecer juegos. Le permite al usuario descargar películas, navegar por internet y utilizar redes sociales.
La próxima Xbox One seguirá una estrategia similar, añadiendo todas las funciones de la 360, además de nuevas características como integración con el codificador de TV por cable para mezclar la programación de TV y los canales de Internet.
Parece que la compañía tiene la gran oportunidad de convertir su Xbox en el dispositivo de salón que ofrezca lo que otros competidores, como Apple y Google, tratan de lograr también.
A pesar de que la compañía se empeña en hacer más relevante el papel de su consola, ya hay algunos analistas que le recomiendan la venta de su división Xbox y de Bing, como lo ha hecho recientemente la firma Nomura Equity Research.
Pero si el futuro de Microsoft lo representan Azure, Skype y Xbox, ¿dónde entran los dispositivos como Surface?
Mientras Windows sigue luchado su batalla por ganar popularidad entre los usuarios, su tablet Surface está lejos de convertirse en la tablet Windows más popular. Las tablets Windows 8 Surfacey Windows RT representan actualmente la mitad de las ventas de tablets Windows, según IDC. Estos datos sitúan ya a Microsoft en el quinto puesto entre los principales proveedores mundiales.
Con este moderado éxito logrado y su proclamada estrategia de futuro equipos y servicios, tiene sentido nombrar a alguien para liderar la división de equipos de la compañía.
Quizás el plan final de Ballmer sitúe a Mattrick y Nadella liderando las divisiones de dispositivos y servicios, con Bates jugando un importante papel dentro del segmento servicios. O quizás los tres directivos se sitúen en el mismo nivel, con un cuarto ejecutivo que lidere dispositivos como Surface.
La gran pregunta, sin embargo, es dónde encaja Windows en todo esto. Parece ser la cuestión a debatir ahora mismo, según apunta AllThingsD.
Windows es todavía una pieza clave del negocio de Microsoft y los sistemas operativos de escritorio no puede realmente dar el salto a un servicio online, como ha hecho la compañía con Office 2013.
Otra vez hay rumores de que una versión de Windows basado en la nube para empresas podría evolucionar hacia una versión para consumidores en los próximos años,
Así que, después de todo, puede que la idea de un Windows disponible como servicio no esté tan lejos.
Ian Paul, PC World (EE.UU.)