Llegamos a ustedes gracias a:



Reportajes y análisis

Cinco consejos para evitar fallas en la nube privada

[20/06/2013] De acuerdo con el CTO de Piston Cloud Computing, la tasa en la cual los proyectos piloto de sus clientes se convierten en nubes privadas en producción, es bastante típica y parecida a la de la mayoría de los proveedores basados en OpenStack: bastante baja.
"Aproximadamente de cada 20 proyectos piloto que se abren, vemos que uno de ellos llega a la producción", señala Josh McKenty, quien antes de fundar la compañía Piston, establecida en San Francisco, trabajó en la NASA y se desempeñó como director técnico en el proyecto que convirtió a OpenStack en una de las tres infraestructuras de código abierto como servicio (plataformas IaaS) que compiten por la atención de las empresas.
Así que ¿por qué los otros 19 abandonan? Buena pregunta, admite McKenty.
Según los analistas, los desarrolladores y profesionales de la nube, la respuesta se convierte en una dependencia (entre los departamentos corporativos de TI y sus clientes potenciales), de falta de comunicación (sobre sus funciones destacables como motor para ubicarse en el centro de datos o en la red), y la indisciplina (de las aplicaciones no construidas para ejecutarse en la nube desde el inicio).
En un esfuerzo por aumentar las posibilidades de que los lectores lleguen a un despliegue exitoso en la nube privada, estos expertos ofrecen a algunos consejos sobre cómo evitar los errores típicos.
1. Salga del centro de datos y hable con todos los influenciadores de negocios
Esto ayudará a que los ejecutivos de TI tengan una mejor idea de cómo puede ser usada la nube privada, eventualmente, recomienda Marten Mickos, CEO de Eucalyptus, un proveedor de nube privada de código abierto, con lazos estrechos con el esquema de nube pública de Amazon.
Mickos cuenta la historia de un cliente grande que hace negocios en la industria tecnológica, y que construyó una nube privada para soportar desarrollos y pruebas a lo largo de la empresa. Debido a que no entendían completamente en qué medida sus clientes iban a utilizar la nube privada, estaban experimentando un crecimiento de 50% anual, señala Mickos. El equipo de TI había basado el tamaño de la nube privada en niveles actuales de evaluación, pero el crecimiento ocurrió porque los usuarios se dieron cuenta de cuán fácil era provisionar y ejecutar tests, así que terminaron deseando hacer más tests que antes.
2. Establezca las expectativas del usuario
"Muchas personas leen sobre los ahorros de costos que la automatización de la nube puede ofrecer, señala Jim ONeill, CIO de HubSport, un auto proclamado amante de la idea de la nube pública. HubSport es un proveedor de servicios de marketing basados en la nube que se conecta a los servicios de nube pública de Amazon y a la infraestructura de nube privada administrada de Rackspace.
Así que tiene que ser realista con sus desarrolladores y usuarios de negocios sobre pagar por una buena QoS. Aún con todo lo que han leído sobre la economía de la nube, tiene que hacer que entiendan completamente que no pueden esperar cinco nueves de uptime con un presupuesto de tres nueves, agrega ONeill.
La economía de la nube privada varía en función del tipo de trabajo que desea ejecutar, explica el analista de Forrester, Lauren Nelson. "La computación básica es barata en la nube pública si la aplicación es variable y está escrita para ejecutarse ahí. Pero si tiene una aplicación que es muy intensiva en uso de recursos o requiere máquinas virtuales no estandarizadas que necesitan memoria adicional de entrada y salida, seguramente eso será más económico de ejecutar en una configuración de nube privada, agrega Nelson.
3. Motive a los usuarios a tomar ventaja de la nube privada
Andrew Hillier, CTO de CiRBA, un proveedor de software de gestión de capacidad para entornos virtualizados y en la nube, aconseja a los departamentos de TI que consideren motivadores que puedan conducir a los usuarios a tomar ventaja de una nueva instalación de nube privada. "El uso obligatorio no está fuera de la cuestión", añade Hillier.
4. No se case con el viejo equipo de centro de datos
Para comprender mejor de qué partes de su centro de datos y de la red subyacente podría prescindir con su nube privada, tiene que estar dispuesto a abandonar el status quo. Haga un inventario de todo el equipo que utilice y de las características no estándares que emplea. "Y luego tome un poco de metadona para sacar esas características propietarias de su router o firewall favorito", señala McKenty.
"Sí, puede que le encante cómo un proveedor de router maneja una determinada característica OpenFlow, pero puede que tenga que renunciar a ella. Revise todo, así se adherirá a los estándares abiertos y no estará casado con ninguna característica propietaria, agrega McKenty.
5. Asegúrese de que las aplicaciones existentes se trasladen a la nube privada
De acuerdo con el analista Torsten Volk, de Enterprise Management Associates, "Una de las razones por las que los proyectos de nube privada fallan en la empresa, es porque fue usada solo para proyectos nuevos".
Debe haber un plan significativo para las aplicaciones existentes para justificar el costo de iniciar una nube pública. Eso requiere modernizar las aplicaciones para que sean conscientes de que la infraestructura de commodity subyacente podría fallar en cualquier momento, y saber cómo ser lo suficientemente resistente como para localizar otra máquina virtual a la cual correr, explica Mickos de Eucalyptus.
McKenty recomienda que los departamentos de TI que buscan emplear nubes privadas, no teman a estas posibles fallas de infraestructura de nube, sino que las adopten. "Planee desconectar el enchufe de unos cuantos servidores de vez en cuando y vea qué pasa", finaliza McKenty.
Christine Burns, Network World (EE.UU.)