Llegamos a ustedes gracias a:



Reportajes y análisis

Cómo construir una nube privada

Cuatro características obligatorias de una nube privada

[20/06/2013] Una nube privada se ve y actúa como una nube pública, dando a su empresa toda la velocidad, la agilidad y ahorro de costos prometidos por la tecnología de nube. Solo tiene un inquilino y es usted, ¿verdad? Bueno, ese es el objetivo, pero para la mayoría de las empresas, no es del todo la realidad.
La definición de nube privada empresarial está en continua definición. Esta falta de una base comúnmente definida, está demostrando ser en cierta medida un obstáculo para el logro de la velocidad y la destreza prometida por los proveedores de nube privada dentro de la configuración tradicional de TI.
Gartner no rastrea las instalaciones de nubes privadas en este momento, señaló Aneel Lakhani, director de investigación de la virtualización y la nube. "Hay cero consenso sobre lo que las empresas de TI consideran como nube privada. Las instalaciones que ahora están etiquetadas como nube privada varían desde centros de datos que tienen varias máquinas virtualizadas (para contar con ciertas habilidades básicas que permitan habilitar procesos), hasta la posibilidad de tener componentes de tipo autoservicio. Con tanta variedad, los resultados al realizar un estudio basado en auto-reportes, podría ser totalmente inválido, agrega Lakhani.
A finales del 2012 Forrester Research publicó los resultados de su Encuesta de Hardware Forrsigthts, en la que el 31% de los más de 2.300 encuestados de TI de tamaño mediano y empresarial afirmaron contar con una nube privada, mientras que un 17% señaló que iban a instalar una en algún momento de este año.
"Pero si cava un más profundo en lo que este grupo autodenominado está haciendo, se puede ver que ellos podrían estar usando algún tipo de portal de nube privada con algo de virtualización subyacente, pero el número real que recurre a servicios que les dé el valor agregado central de propuestas de velocidad y agilidad, es realmente bajo, señala Lauren Nelson, directora de nube de infraestructura privada como servicio de Forrester. Su empresa establece el número entre 7% y 13%.
Ese es el pequeño sucio secreto sobre la virtualización en las empresas, señala Peder Ulander, vicepresidente de marketing de producto de plataformas en la nube de Citrix. "Sí, el 90% de los departamentos de TI se han virtualizado, pero los centros de datos virtualizados están por lo general solo utilizando el 30% de su capacidad", agrega Ulander. "La nube privada es realmente acerca de llevar eficiencia y brindar optimización", anota.
Objetivamente hablando, los fabricantes están impulsando las nubes privadas y los profesionales contratados para implementar las nubes privadas señalan que hay hasta cuatro principios básicos que deben estar en operación para que el departamento de TI de una empresa aproveche todas las ventajas de una nube privada.
1. Debe haber una infraestructura convergente
"Estamos hablando de todos los niveles. Los servidores deben ser virtualizados. Tiene que haber una red definida por software subyacente y una infraestructura de almacenamiento, señala Andrew Hillier, CTO de CiRBA, un proveedor de software de gestión de capacidad para entornos virtualizados y de nube en Toronto.
Josh McKenty, CTO y fundador de Piston Cloud Computing, un proveedor de nube privada basada en OpenStack, hace eco de la petición de Hillier de una infraestructura plenamente convergente. Pero McKenty, quien ha estado trabajando en temas de networking de nube privada desde el 2008 cuando trabajaba en la NASA y sirvió como jefe técnico del proyecto que evolucionó a OpenStack, señala que la TI corporativa debe también considerar recuperación de desastres, replicación e instalación de la lógica necesaria para sus nubes privadas. También, al parecer, las nubes privadas existirán desplegadas en múltiples centros de datos, como para soportar otros inquilinos de computación en la nube, eliminando cualquier punto de falla en el servicio.
"Esto no es algo que se haga muy bien en el espacio de la nube pública, y ahora es una oportunidad para que las operaciones de TI de las empresas que no han tenido instalados sistemas sofisticados hagan esas cosas, y saltar así hacia la nueva era de la nube privada", agrega McKenty.
2. Tiene que haber orquestación totalmente automatizada tanto de administración de sistema como de distribución de software a lo largo de la infraestructura convergente
"Ahí es donde se da el ahorro de costos. Automatizando el despliegue y racionalizando la actividad humana previamente requerida para hacer las tareas diarias. Eso es lo que eventualmente conducirá a la venta de las nubes privadas, señala Robert Miggins, vicepresidente senior de desarrollo de negocios de Peer 1 Hosting, el cual tiene una oferta de nube privada basada en VMware.
Tiene que mejorar el proceso de aprovisionamiento significativamente para llamar legítimamente a esto una nube privada, sustenta Nelson, de Forrester. Si toma dos semanas aprovisionar los recursos hoy en día, hacerlo en dos días no lo va reducir. Tienes que hacerlo en 15 minutos. No se puedes sentar y esperar varios niveles de aprobación para que ocurra, porque pierde agilidad y velocidad. Es la diferencia entre la virtualización y la nube, agrega Nelson.
Hillier, de CiRBA, está de acuerdo con que la automatización es crucial, pero aconseja a los clientes potenciales no que no se adhieran en ser capaces de desplegar instancias instantáneas. Pasar de despliegues de semanas a unas cuantas horas puede ser suficiente para su entorno, anota Hillier, agregando que algunas veces simplemente ser capaz de reservar ciclos en los días de nube privada por anticipado, puede ser un paso en la dirección correcta para la mayoría de compañías.
3. Debe haber un catálogo de autoservicio de ofertas estándares de cómputo disponible para los usuarios a lo largo de la compañía
"La prueba de fuego es si el tablero está disponible para los usuarios de negocio en toda la empresa y no solo una interfase para el personal de TI tradicional para que reparta los recursos de TI. Si se tiene la segunda opción significa que solo TI tiene un juguete nuevo, señala McKenty de Piston.
               
Pat O'Day, CTO de BlueLock, un proveedor de servicios de nube pública y privada, está de acuerdo. "La verdadera nube significa que los usuarios, y no TI, tengan el control del rendimiento de sus aplicaciones basadas en los recursos que les ponen a disposición.
4. Tiene que haber rendición de cuentas por medio de algún tipo de rastreo con cargo al usuario o un mecanismo de rastreo de costos individuales (show back) que indica qué usuarios están utilizando qué recursos y por cuánto tiempo
Torsten Volk, analista de Enterprise Management Association, argumenta que, como mínimo, proporcionar un mecanismo de show-back es crucial para cualquier nube privada en ciernes. Si al menos no puede mostrar quién es responsable de los recursos que han sido usados, entonces no hay incentivo para usar tales recursos eficientemente, señala Volk.
JC Martin, arquitecto de nube en eBay, que ahora está trabajando en una segunda generación de nube privada basada en tecnología OpenStack, explica que el programa de retornos de cargos de eBay trabaja más como un plan prepago en el que los departamentos pagan anualmente por sus costos anticipados de TI. Él afirma que el sistema también ayuda a reducir el tener máquinas sin usar en los departamentos, dentro de sus máquinas virtuales cuando no las está utilizando. Tener que ver reportes sobre las cuentas es un gran incentivo para no tener máquinas que no se utilizan, agrega Martin.
Christine Burns, Network World (EE.UU.)