Llegamos a ustedes gracias a:



Noticias

Internet puede convertirse en un campo de batalla

[26/06/2013] Un reciente informe publicado por los servicios de Defensa británicos recrea posibles escenarios de ciber-conflicto y reconoce que es inevitable la militarización de Internet. Titulado Global Cyber-Game, el análisis aventura que los medios de información se pondrán al servicio de las necesidades militares de los países en conflicto y que las tecnologías de la información son un medio bélico cada vez más importante.
El informe, resultado de un largo estudio llevado a cabo por la Academia de Defensa del Reino Unido, la institución educativa del Ministerio de Defensa, reconoce que Internet se ha reforzado, desde el punto de vista de la seguridad, para evitar efectos nocivos para sus millones de usuarios.
Además, advierte a los gobiernos que deben controlar su afán por utilizar las TI como arma bélica contra otros países y evitar crear malware que prolifere y cause daños mayores.
La transparencia es una parte fundamental de cualquier escenario digital o de competencia, llega a señalar la Academia. En el periodo actual de creciente alarma sobre un posible ciber-conflicto, la transparencia debe ser una realidad permanente, llega a reconocer en su informe. Cualquier estrategia o política debe ser llevada a cabo con la misma transparencia que si fuera a hacerse pública.
El informe intenta sistematizar las relaciones entre países y otros actores, como los hackers, el crimen organizado o la sociedad civil. Estos tres niveles conforman lo que los expertos de la Academia califican como Ciber-tablero de juego, una matriz en tres dimensiones en la que, por un lado, está la dimensión de la información, que comprende hardware, software y el conocimiento que transfiere al ser humano. La otra dimensión representa modos de interacción (conflicto, coparticipación y cooperación). Ésta última es la base fundamental de Internet, pero está aumentando la coparticipación, es decir, la capacidad de atraer a los clientes hacia plataformas de éxito, como Microsoft, Apple, Google, IBM, Cisco, Juniper o Huawei, que se han situado en posiciones de ventaja.
El informe analiza, en un tercer vector, varios incidentes de seguridad recientes y reconoce que la información que proporcionan los gobiernos sobre ellos está lejos de ser completa y no tener ambigüedades.
Hay un riesgo creciente de que Internet se balcanice, es decir, que se divida en islas nacionales que funcionan al dictado de determinados gobiernos, subraya el informe. Este proceso se emprende en nombre de la seguridad nacional y la protección de la soberanía, pero existe el riesgo de poner en peligro el futuro desarrollo de Internet y de su gran beneficio: poner a disposición de los ciudadanos el conocimiento que resida en cualquier parte del mundo.
El crecimiento del tráfico en la red se está acelerando exponencialmente y, según Cisco, aumentó un 42% en el 2011. Esta misma compañía estima que podría crecer desde ese punto a 300 exabytes al año, hasta para alcanzar los 1.300 exabytes en el 2016.
Por desgracia, Internet no está diseñada para los niveles de tráfico y las amenazas de seguridad que se esperan y, por ello, presenta unas debilidades conocidas y, sin duda, desconocidas que la ponen en peligro ante la amenaza potencial de sufrir una interrupción catastrófica, indica el informe de 110 páginas que puede consultarse online.
Stephen Bell, Computerworld NZ