Llegamos a ustedes gracias a:



Reportajes y análisis

Redes en el 2020: más tráfico, menos energía

[02/07/2013] Las redes podrían utilizar mucha menos energía para el año 2020 a pesar de que van a llevar mucho más tráfico, señala un grupo del sector.
El consorcio GreenTouch, formado en el 2010 para acelerar los avances en las redes más eficientes, señala que ha identificado tecnologías que juntas podrían reducir las necesidades de energía de la red en un 90%, incluso para enfrentar la creciente demanda de datos. El grupo de fabricantes de equipos, fabricantes de componentes y proveedores de servicios presentó esa conclusión en un informe hecho público a mediados de junio.
"Estas tecnologías tienen el potencial de soportar el crecimiento del tráfico y aun así hacer que el consumo de energía disminuya", señala Thierry Klein, presidente del comité técnico de GreenTouch. Klein también conduce las investigaciones verdes en Bell Labs de Alcatel-Lucent.
Las herramientas que hacen esto posible incluyen nuevos dispositivos, componentes, algoritmos, arquitecturas y protocolos, agrega Klein. Todas se han probado en los laboratorios, comenta. Los ahorros potenciales de energía representan una comparación entre una red del 2010 con los niveles de tráfico de ese año, y una red teórica del 2020 con proyecciones de cantidades de tráfico para ese año.
"Si va a usar todas esas cosas juntas, ese es el potencial global", señala Klein. GreenTouch está trabajando en otras tecnologías que podrían impulsar aún más la eficiencia, pero no se ha probado lo suficiente como para incluirlo en el informe, agrega.
GreenTouch no enviará ningún producto en sí, sino más bien está ayudando a que se junten los operadores y vendedores para encontrar maneras de reducir el consumo de energía. Cuando Alcatel-Lucent anunció la formación del grupo, tenía 10 miembros, y ahora la lista ha crecido a 50, incluyendo Huawei Technologies, Fujitsu, Samsung, Vodafone, China Mobile y numerosas universidades.
Sin embargo, algunos de los grandes nombres de la red portadora, incluyendo Ericsson, Cisco Systems y Nokia Siemens Networks, no son parte de GreenTouch. Su ausencia podría representar una oportunidad perdida para avanzar aún más en las redes verdes, de acuerdo con Saverio Romeo, analista de Frost & Sullivan.
Los hallazgos de GreenTouch son prometedores y podrían llegar a ser reales, pero hay demasiados iniciativas verdes de la red en el juego de hoy, señala Romeo. Esfuerzos más amplios en virtud de los organismos de normalización, como la Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT) y el Instituto de Ingenieros Eléctricos y Electrónicos (IEEE) podrían dar lugar a más ganancias de energía, agrega.
"Estamos perdiendo una eficiencia aún mayor... si hay una falta de cooperación entre las diversas actividades", señala Romeo.
Sin embargo, la mayoría de las compañías tendrá muchas motivaciones para invertir en una mayor eficiencia en los próximos años, agrega Romeo. Junto con la creciente demanda de capacidad, muchas compañías se enfrentan a los ingresos planos, señala. Eso hará que la factura energética sea un objetivo obvio para el ahorro.
Klein de GreenTouch también cree que las compañías querrán invertir en las nuevas tecnologías, a pesar de que la mayoría de las características requerirán nuevos equipos. "Un dólar gastado en energía es un dólar perdido hoy", señala Klein.
Si los equipos de red no cambian, se usará mucha más energía para llevar la cantidad de usuarios de tráfico que se producirán en el 2020, comenta GreenTouch. Las conclusiones de su estudio se basan en las previsiones de que la cantidad de tráfico en las redes inalámbricas se multiplicará 88 veces entre el 2010 y el 2020, mientras que las redes de acceso cableadas crecerán cerca de 10 veces y las redes centrales cableadas más concurridas verán que el tráfico se multiplicará ocho veces.
Uno de los problemas con las redes actuales es que la mayoría de ellas siempre están encendidas, incluso cuando no es necesario.
"En su mayor parte, el consumo de energía del equipo se encuentra en el pico de potencia, o muy cerca de la potencia de pico... incluso cuando no hay carga", señala Klein.
GreenTouch ha identificado formas de resolver este problema al hacer que las redes sean más adaptables, así los componentes o sistemas enteros se puede apagar cuando no se necesitan. Esto es similar a lo que los proveedores aseguran poder hacer posible con la virtualización de servidores, donde los núcleos o sistemas podrían estar apagados durante los periodos de baja demanda. Esto efectivamente convierte a los recursos de red en bloques de Lego que se pueden agregar o quitar según sea necesario, señala Klein.
"Incluso bajo el segundo nivel, puedo prender y apagar los equipos muy rápido, y ahorrar energía cuando no necesito todo el ancho de banda para manejar el tráfico", comenta Klein.
Las redes inalámbricas son las menos eficientes, de acuerdo con GreenTouch. Las tecnologías que ya se han identificado podrían reducir el consumo de energía de redes inalámbricas en 1043 veces, según el grupo. El cambio del tráfico de las células macro en torres a células pequeñas en interiores o al nivel de la calle, es una manera de hacer esto. Sin embargo, eso podría dejar aún más piezas de equipo en marcha y funcionando sin ningún tráfico durante algunas horas. El enfoque de bloques Lego, aplicado a la tecnología inalámbrica, podría alimentar las células individuales pequeñas o incluso cambiar el nivel de potencia de una antena, según sea necesario, señala.
Las redes de acceso por cable podrían ser 449 veces más eficientes y las redes centrales podrían ver un aumento de 95x para el 2020, señala el grupo. La tecnología óptica que se utiliza ampliamente en redes cableadas ya hace más eficiente la tecnología inalámbrica. Otras tecnologías que podrían ayudar a impulsar la eficiencia en los próximos siete años son Bi-PON (redes ópticas pasivas de bits intercalados), almacenamiento en caché de contenido, y la separación de los planos de control y de datos de la red, de acuerdo con GreenTouch.
Stephen Lawson, IDG News Service