Llegamos a ustedes gracias a:



Noticias

PRISM podría perjudicar el negocio de los proveedores cloud estadounidenses

[09/07/2013] Los proveedores cloud de Estados Unidos podrían perder miles de millones de euros en sus negocios procedentes de los clientes europeos debido a los temores por la privacidad de los datos surgidos por el programa de vigilancia PRISM, según la Comisión Europea.
La vicepresidenta de la Comisión, Neelie Kroes, dijo en un comunicado que las informaciones de que el gobierno de Estados Unidos está espiando en los servidores de los proveedores cloud estadounidenses están creando una atmósfera de desconfianza en torno a los servicios cloud.
¿Por qué deberías pagar a alguien para que tenga tus secretos comerciales u otros, si sospechas o sabes que están siendo compartidos en contra de tus deseos?, se pregunta Kroes. Ya sea por la puerta principal o la trasera -eso no importa-, ninguna persona inteligente quiere que la información se comparta en absoluto.
Kroes añadió que es probable que las preocupaciones por la privacidad impacten en los negocios de los proveedores cloud estadounidenses, con las empresas europeas boicoteando el uso de servidores cloud localizados en América como resultado de la estrategia de vigilancia de la Agencia de Seguridad Nacional, que le ha dado acceso a los servidores de grandes empresas de TI, incluyendo Microsoft, Google, Facebook y Yahoo.
Si empresas o gobiernos creen que podrían estar siendo espiados, tendrán menos razones para confiar en la cloud, y serán los proveedores cloud quienes pierdan en última instancia, apuntó Kroes.
Si los clientes cloud europeos no pueden confiar en el gobierno de Estados Unidos o en sus garantías, puede que no confíen tampoco en los proveedores cloud estadounidenses. Esa es mi suposición. Y si tengo razón, habrá consecuencias multimillonarias para las empresas americanas, a lo que añadió que si yo fuera un proveedor cloud americano, me sentiría bastante frustrado con mi gobierno en estos momentos.
Kroes también advirtió que las preocupaciones en torno a la seguridad cloud podrían tener como consecuencia que los legisladores europeos introdujeran nuevas leyes para garantizar la seguridad de la información, afectando al mercado abierto de servicios cloud y creando dificultades para que las empresas estadounidenses vendan a clientes europeos.
En consecuencia, los proveedores cloud europeos podrían estar evaluando cómo sacar partido a este creciente interés por la protección de la privacidad de los clientes, destacó Kroes.
Matthew Finnegan, Computerworld UK