Llegamos a ustedes gracias a:



Reportajes y análisis

¿Serán así los centros de datos del futuro?

[10/07/2013] Hace algunos años, LexisNexis, un proveedor de recursos legales para abogados en EE.UU., necesitaba expandir su presencia en la costa oeste. En el pasado, la forma en que Terry Williams hubiera manejado esa tarea como vicepresidente de soluciones de tecnologías administradas para la compañía, hubiera sido encontrar un proveedor de colocación, alquilar un espacio, luego comprar servidores y configurarlos. Aunque una instalación de colocación ofrece la energía, el enfriamiento y la infraestructura de edificio, Williams señala que toma meses configurar el sistema de la forma correcta. Luego, si se requieren cambios, se necesita rentar más espacio o bien el sistema tiene que ser reconfigurado.
Tenía que haber una mejor manera, pensó Williams.
Williams encontró IO, una empresa especializada en centros de datos modulares. Las unidades hechas por IO en su fábrica de Arizona son del tamaño de un contenedor de camión de remolque para tractor, y se construyen de la misma manera. Clientes como Williams compran las cajas, las enchufan y las llenan con cualquier equipo de tecnología que les guste.
A diferencia de la mayoría de las instalaciones de colocación, sin embargo, los centros de datos modulares de IO pueden cambiar dinámicamente en función de las necesidades de las cargas de trabajo. Williams, por ejemplo, ha configurado algunas de sus cajas de IO para cargas de trabajo de alta densidad, que requieren más potencia y refrigeración. Otra sección del centro de datos modular es para cargas de trabajo de baja densidad, que no necesitan la capacidad de energía de reserva o tanto frío. Los centros de datos modulares de IO permiten que una sola unidad soporte ambos ambientes y sea controla por un software dentro de los sistemas que proporcionan a Williams la flexibilidad para hacer cambios cada vez que se necesiten, en base a la capacidad que LexisNexis necesita en ese momento.
"Es difícil para mí imaginar que alguien realmente salga y gaste millones de dólares por adelantado en construir esos grandes centros de datos tradicionales, señala. "El enfoque modular solo te da mucha más flexibilidad". Williams agrega que pasó más tiempo pensando si iba a ir con un enfoque modular, que los cerca de 120 días que tomó entre hacer el pedido del sistema y tenerlo en producción.
Williams cree que estos son los centros de datos del futuro: Filas y filas de estas unidades modulares apiladas una junto a la otra, cada una perfectamente ajustada a las necesidades específicas de las cargas de trabajo que se ejecutan dentro de ella, y completamente adaptables en base a los recursos necesarios en el momento.
IO hace containers del tamaño de un remolque de camión que pueden contener ya sea 18, 36 o 50 racks de servidores de tecnología agnósticos. Algunos clientes colocan los contenedores uno al lado del otro en filas y agregan más a medida que crece su necesidad de espacio en el centro de datos.
¿Es así como se construyen los centros de datos en la tierra del mañana? No todo el mundo es tan optimista como Williams y los fabricantes de centros de datos modulares como IO, pero el analista de centros de datos de Gartner, David Cappuccio, señala que los centros de datos modulares están ganando terreno en el mercado, después de haber estado por ahí por más de una década. "Los primeros ocho años, no tuve ni una sola llamada telefónica de la gente preguntando acerca de este concepto", señala. "En el último par de años, el interés realmente se ha elevado".
Los centros de datos modulares ofrecen algunas ventajas únicas para los operadores de centros de datos en grandes organizaciones. Más específicamente, son rápidos de implementar. "En lugar de 15 a 20 meses para construir un nuevo centro de datos, se puede obtener más capacidad en 15 a 20 semanas." Eso es muy atractivo para una variedad de clientes. Los institutos y universidades que tienen fondos de investigación garantizados y necesitan capacidad rápidamente, pueden desplegar estas unidades. Las organizaciones que tienen muchos sitios remotos pueden desplegar unidades individuales en sus organizaciones y hacer crecer la capacidad según se requiere añadiendo otra unidad, si fuera necesario. Los operadores de centros de datos a hiper escala también han encontrado un uso para ellos.
Microsoft, por ejemplo, utiliza los centros de datos modulares de Dell para desplegar más capacidad en algunos de sus centros de datos, basándose en la demanda de los clientes por sus servicios, señala Cappuccio. Las unidades vienen preconfiguradas con un par de miles de servidores instalados y listos para operar. Microsoft enchufa el container y está listo y funcionando. IO ofrece solo el container y los clientes proporcionan los materiales para el interior. El verdadero impulsor aquí es si usted necesita algo rápidamente, señaló Cappuccio.
Williams, con Lexus Nexus, disfruta de la flexibilidad que le ofrece en el control granular de las operaciones del centro de datos. Las cargas de trabajo de alta densidad pueden tener fuentes de alimentación redundantes; un entorno sandbox puede obtener más energía y refrigeración a medida que los desarrolladores hacen subir y bajar el uso de los recursos. El CIO de IO, George Slessman, lo equipara a una casa: En un día caluroso de verano, cuando se quiere enfriar una cerveza, no sube el aire acondicionado en toda la casa -la pone en la nevera. En un centro de datos modular, no tiene que enfriar toda la capacidad y tener fuentes de poder de doble alimentación para la instalación completa todo el tiempo, solo para los aspectos que realmente lo necesitan.
El IO.OS (Sistema Operativo IO) es la interfase de software para controlar qué áreas del container obtendrán cuáles recursos, al mismo tiempo que supervisa el sistema por anomalías en el uso, y alerta al usuario de posibles infracciones de seguridad. "El centro de datos ha sido clásicamente un componente muy tonto de TI, ha sido fundamentalmente un edificio donde se encuentra el hardware", señala Slessman. El diseño inteligente de los centros de datos más el software diseñado para ponerlo en marcha, hacen que estos sistemas respondan automáticamente a las necesidades de la organización. Los centros de datos de IO o bien pueden ser enviados a las instalaciones del cliente, o la empresa pueden alojarlo en uno de sus campus.
Cappuccio agrega que la llegada de unidades modulares es parte de una tendencia más amplia en la industria por tener diseños más responsivos de centros de datos. "El diseño del centro de datos finalmente se está poniendo al día al día con la realidad", señala. También hay un sistema similar que tiene ciertas zonas para las cargas de trabajo de alta densidad con enfriamiento extra y alimentación redundante, y es construido dentro de un centro de datos tradicional. IO solo está tomando el concepto basado en un container. Dice que típicamente no hay una mayor ventaja de costos comparado con una construcción regular, porque la infraestructura de energía y de enfriamiento tiene que ser provista a la unidad, pero agrega que ahora los descuentos de parte de los fabricantes para atraer a los clientes en el mercado están haciendo que sea una opción de precio atractivo. IO no dio a conocer la información específica de precios para sus unidades. IBM, HP, Dell y Cisco, cada uno tiene cajas de centros de datos modulares también.
Se espera que los centros de datos modulares sean utilizados cada vez más como un componente dentro de la estrategia de un centro de datos más amplio. Una empresa puede tener un centro de datos de tipo tradicional, pero tal vez uno que esté construido con componentes nuevos de diseño podría tomar en cuenta algunas áreas de los centros de datos que necesitan ser construidas con distintas especificaciones a las de otros.
La organización podría usar la nube o los servicios gestionados de hosting, para las necesidades de carga de trabajo muy dinámico, y un centro de datos modular puede ser utilizado para un sitio remoto, por ejemplo. "La gente está empezando a darse cuenta de que hay una manera más eficiente de construir estas cosas", señala Cappuccio.
Brandon Butler, Network World (EE.UU.)