Llegamos a ustedes gracias a:



Noticias

Promesas y peligros de reemplazar el disco duro por Dropbox

[19/07/2013] El CEO de Dropbox, Drew Houston, ha revelado esta semana nuevas formas para que las aplicaciones puedan salvar y cargar datos de sus usuarios. Más que a una serie de herramientas de desarrollo, Houston se ha referido a la nueva Plataforma Dropbox como la mejor forma de reemplazar el disco duro.
Se supone que la nueva propuesta de Dropbox proporciona formas más sencillas de almacenar los archivos en la nube, con botones simples que los desarrolladores pueden añadir a sus apps. Con ello, también se permite que las apps guarden sus propios datos en distintas plataformas, para que sea posible trabajar con un app Android y trasladar los resultados a un equipo iOS o viceversa. Hoy, el disco duro se marcha, llegó a exclamar el directivo.
Las grandes proclamas de Houston han suscitado algunos grandes titulares, pero al igual que Dropbox ha resuelto los problemas de almacenamiento en la era post-PC, puede estar creando nuevos dolores de cabeza cuando trate de almacenar más partes de nuestras vidas en la nube.
La idea
Es fácil ver lo que Dropbox trata de lograr. La empresa quiere asegurarse de que nunca tengamos que preocuparnos de si hemos guardado nuestro trabajo en un iPhone, Nexus 7 o PC Windows, similar a lo que Microsoft trata de hacer con SkyDrive, que se extienda más allá del ecosistema Windows. Con Dropbox, los datos siempre nos seguirán, por lo que no deberemos pensar en ellos, siquiera.
Las actuales apps de Dropbox y las herramientas de sincronización de escritorio son solo la mitad de la ecuación. Las nuevas herramientas para desarrolladores, constituyen la otra mitad. Una de estas herramientas de desarrollo es llamada Datastore, y se trata básicamente de una nueva forma de que los apps salven sus datos en servidores Dropbox.
Un ejemplo obvio son los juegos. Deja de jugar en el móvil Android y Dropbox le permitirá reiniciar el juego sobre una iPad. También tendrá sentido para el diseño de apps, la gestión de tareas, anotaciones y gestión de gastos, muchas tareas que podremos pasar de un dispositivo a otro. Los usuarios obtienen una forma sencilla de sincronizar sus datos, a través de una cuenta online, y los desarrolladores no deben hacer tanto trabajo.
El principal problema es que actualmente no hay opciones multiplataforma, señala Jon Peppers, desarrollador de aplicaciones de alto nivel en Hitcents, empresa que personaliza juegos móviles y aplicaciones empresariales, Si tenemos una aplicación para iPhone, podemos guardar cosas en iCloud; y Google tiene su propia solución, si nuestra aplicación es para Android. Con Dropbox tendríamos una buena opción para que no tengamos que programar la misma función dos veces, explica.
Para ser justos, hay otras opciones multiplataforma para juegos, pero están principalmente vinculadas a las redes sociales, como Facebook y Google+. Dropbox tiene potencial de expandirse más allá de los juegos y dar a los usuarios una opción que no requiera suscribirse a redes sociales.
Incluso, la compañía dispone de una herramienta, llamada Drop-ins, que permite al usuario de aplicaciones guardar y cargar sus archivos directamente en Dropbox. Teniendo en cuenta la cercanía cada vez mayor entre el almacén de datos y apps, la posibilidad de utilizar Drop-ins con documentos, fotos y otros archivos, a los que el usuario quiera acceder directamente permitiendo salvar y recuperar archivos internos de los apps alojados en Dropbox, puede ser una solución. Los desarrolladores podrían añadir Drop-ins, con unas pocas líneas de código, y ofrecer una interfase completa para navegar por el sistema de archivos de Dropbox.
Otra vez, la idea detrás de Drop-ins es reducir la fricción del usuario. Si los desarrolladores añaden botones de elige desde y guarda en dentro de sus apps, los usuarios podrían animarse a guardar más archivos online, haciendo que estos estuvieran disponibles en otros dispositivos.
Inconvenientes
La sólida disponibilidad que Dropbox promete suena atractiva, pero tiene sus propios inconvenientes. Por supuesto, están las dudas sobre la privacidad, seguridad y fiabilidad típicas. Dropbox ya ha sido pirateado y (aunque fuera accidentalmente, provocó el apagado del sistema de autenticación de millones de usuarios en el 2011), está claro que el sistema no ha sido inmune a interrupciones de su servicio.
Además, teniendo en cuenta todo lo aprendido con los casos de la NSA y Prisma, está claro que los usuarios no pueden dar por hecha una privacidad completa en sus datos online. Cuantos más datos tenemos online, más vulnerables somos.
En todo caso, estos problemas existían antes del anuncio de Dropbox Platform. Sin embargo, cualquiera que se preocupe seriamente de la seguridad y privacidad del almacenamiento en la nube no encontrará un gran atractivo de entrada en Dropbox, mucho menos en las funciones adicionales de la plataforma.
Y el gran potencial de Dropbox, sustituir la unidad de disco duro puede convertirse en un gran dolor de cabeza, cuando se quede sin espacio de almacenamiento.
Jared Newman. PCWorld (EE.UU.)