Llegamos a ustedes gracias a:



Noticias

Las nuevas versiones de LTE avanzan rápidamente

[26/07/2013] Se espera que las nuevas tecnologías para 4G LTE tengan un rápido avance en los siguientes años, ayudando a las redes móviles a mantener el ritmo del crecimiento de los datos y llevando a más usuarios a nivel mundial hacia la LTE.
Para el 2018, la mayor parte de las suscripciones LTE del mundo se encontrarán en redes que usan o TD (time-division) LTE o características del emergente estándar LTE-Advanced, de acuerdo a un pronóstico de ABI Research lanzado el lunes.
Al mismo tiempo que los operadores móviles se encuentran aun ampliando la infraestructura basada en FD (frequency-division) LTE -la versión inicial de este sistema móvil-, las otras dos tecnologías más recientes están avanzando rápidamente, de acuerdo a Nick Marshall, analista de ABI. Éstas podrían dominar las redes de grandes macro celdas para el 2015, indicó el analista.
TD-LTE utiliza una banda de frecuencias para enviar tráfico de subida y bajada, mientras que la FD-LTE utiliza bandas separadas pero de igual tamaño para las dos direcciones. La TD-LTE hace que sea posible usar LTE en países que utilizan el llamado unpaired spectrum (espectro separado). También permite a los operadores dedicar más capacidad al tráfico de bajada, como el de web y contenido de video, que al tráfico de subida como las cargas de fotos.
LTE-Advanced es otro nombre para la versión 10 del estándar LTE. Se espera que todas las grandes operadoras de Estados Unidos desplieguen elementos de esta tecnología en los siguientes años. LTE-Advanced incluirá opciones para empaquetar el espectro, reducir la interferencia entre las celdas y ayudar a las grandes torres de celdas a coordinar con las celdas pequeñas en áreas muy pobladas. Se espera que LTE-Advanced incremente significativamente las velocidades de la red, pero también debe ofrecer una menor cantidad de llamadas caídas y una mejor calidad de servicio para el video, sostuvo Marshall. El upgrade también ayudará a las operadoras a hacer un uso más eficiente de su espectro.
Para el 2018, el 34% de las suscripciones LTE a nivel mundial se encontrarán en redes con la tecnología LTE-Advanced y el 24% estará usando TD-LTE, estimó ABI. En ese punto, el 42% de las suscripciones LTE aún se encontrarán en redes FD-LTE que usan la actual generación de tecnología, el Release 8/9, indicó Marshall. En ese momento, habrá un total de casi 1,5 mil millones de suscripciones LTE a nivel mundial, estima ABI.
China Mobile ha llamada la atención en el campo de la TD-LTE debido a sus planes de muy gran escala para la tecnología, los cuales incluyen desplegar más de 20 mil estaciones base simplemente en una red de prueba. En el 2011, China Mobile formó una sociedad con la operadora estadounidense Clearwire -usuaria de TD-LTE que ahora es propiedad absoluta de Sprint- para que le ayude a generar un ecosistema para los equipos y dispositivos TD-LTE. Pero las operadoras en muchos otros países, entre los que se encuentran India, Japón y Reino Unido, también han separado su espectro y están adoptando el sistema, indicó Marshall.
LTE-Advanced llegará a las redes en varias oleadas de nueva tecnología, comenzando con la llamada agregación de carriers, que permite que las operadoras móviles junten diversas frecuencias en un solo espectro virtual para conseguir mayores velocidades. La agregación de carriers puede ser de gran beneficio para los carriers, y es relativamente fácil de desplegar en comparación con otros aspectos de la LTE-Advanced, manifestó Marshall.
Es probable que lleguen otros elementos de LTE-Advanced luego de la agregación de carriers, aunque no queda claro en cuánto tiempo, señaló el investigador. A continuación, algunas de las características:
CoMP (coordinated multipoint transmission/reception), una técnica para reducir la interferencia entre dos macroceldas en el área en donde sus señales se superponen.
eICIC (enhanced inter-cell interference coordination) para evitar la interferencia entre una macrocelda y múltiples celdas pequeñas que se encuentran desplegadas en el área que cubre.
MIMO (multiple in, multiple out) de orden mayor, sistemas de antena en donde tanto las celdas como los dispositivos móviles pueden tener hasta ocho antes para conseguir mejores conexiones.
Existen desafíos técnicos que vienen junto con algunas de estas características, como la necesidad de sincronizar exactamente las estaciones base, advirtió Marshall. Esto requiere que las estaciones base conversen unas con otras de manera directa, sin pasar por el núcleo de la red, por tanto van a necesitar conexiones backhaul más rápidas. Estos enlaces pueden tomar la forma de fibra o enlaces inalámbricos veloces, indicó el analista.
Stephen Lawson, IDG News Service