Llegamos a ustedes gracias a:



Reportajes y análisis

Windows Server Blue: Primer análisis

[28/07/2013] Durante la conferencia TechEd a principios de este mes, Microsoft anunció que ha estado trabajando con su producto de servidor emblemático y demostró algunas de sus nuevas características. Pero hay una historia más amplia, más detallada, bajo los adelantos de la conferencia, y algunas cosas que descubrirá solo cuando trabaje directamente con el código.
Recientemente tuve en mis manos una copia de la versión beta de Windows Server Blue, la cual será formalmente conocida como Windows Server 2012 R2 a partir de su lanzamiento este año, y pasé un fin de semana explorando el producto. He aquí un primer vistazo a la próxima versión de Windows Server, la cual ya está disponible como vista previa, tal como lo anunció Microsoft en TechEd. El producto estará disponible en forma general para fin de año.
La idea del sistema operativo de nube
En primer lugar, es importante tener en cuenta lo que Microsoft quiere lograr con esta versión. La compañía siempre ha promovido la idea de un sistema operativo en la nube, pues considera que este sería un sistema que reúne todos los recursos informáticos -no solo a un nivel de nodo individual, sino en todo el centro de datos. Un objetivo relacionado es exponer en la misma forma las piezas que hacen que todo funcione, no importa dónde se encuentren físicamente.
En general, Windows Server 2012 Release 2 es muy recomendable, según nuestro revisor.
El objetivo de diseño global del Windows Server 2012 R2, por lo tanto, era proporcionar una plataforma de sistema operativo que permitiera básicamente que los centros de datos puedan ser administrados igual que las computadoras individuales -lo que a su vez permite a las aplicaciones y tareas ejecutarse dentro de esos centro de datos, alternando sin problemas entre centros de datos.
Según Microsoft, el objetivo es una plataforma consistente entre los centros de datos propios de los clientes, la nube privada de los proveedores de servicios y el servicio público de nube Windows Azure. El mismo sistema operativo, Windows Server, debería funcionar en todas partes de la misma manera, con las mismas herramientas, sin importar dónde se alojen las cosas.
El ejemplo más explícito de una función diseñada para hacer que un sistema operativo funcione on premise o en la nube es el Windows Azure Pack para Windows Server. Este toma el portal de administración y las capacidades del servicio Windows Azure, y lo coloca dentro de un simpático paquete sobre Windows Server 2012 R2.
Con el paquete de Azure alojado en los centros on premise, esencialmente crea una nube privada, donde los usuarios pueden crear páginas web, máquinas virtuales, bases de datos basadas en SQL Server -todavía no en MySQL- módulos de integración de Active Directory y mucho más, todo desde un portal web de autoservicio. Los administradores pueden configurar la forma en que se distribuyen los recursos, así como pueden determinar qué usuarios pueden pedir cuáles servicios, y qué API REST abrirá la puerta a otras aplicaciones y servicios para solicitar también servicios de nube privada de la misma manera que lo hacen desde el propio Windows Azure.
Para lograr estos objetivos, hay mucha actividad bajo el capó en Windows Server 2012 R2.
Virtualización mejorada con Hyper-V
Hyper-V ha estado disponible desde hace tiempo, pero los departamentos de sistemas equipados con Microsoft en particular, seguramente encontrarán convincentes algunas de las mejoras en la tecnología de hipervisor. En vez de mejorar o ajustar la funcionalidad básica de la plataforma de virtualización, Microsoft parece estar impulsando una envoltura en la industria de la virtualización con un par de estas nuevas características.
Tal vez la novedad más interesante es lo que Microsoft llama "Máquinas virtuales Generación 2. La mayoría de las soluciones de virtualización en el mercado hoy emulan viejas piezas de hardware para ofrecer máxima compatibilidad, pero lo hacen a costa de eficiencia y rendimiento.
En cambio, las máquinas virtuales Generación 2 han sido diseñadas por completo para librarse de los componentes heredados. Fueron creadas bajo el reconocimiento de una era en la que la virtualización es la tendencia principal y los sistemas operativos son conscientes, y en algunos casos incluso se prefiere que sean virtualizados. Esto significa que no hay dispositivos que necesiten ser emulados y toda la máquina virtual se puede basar en la nueva interfase Unified Extensible Firmware y no en la vieja BIOS.
Las máquinas virtuales de Generación 2 pueden arrancar desde SCSI virtuales y adaptadores de red y también soportar Secure Boot para una máxima protección contra la inyección de malware dentro del mismo proceso de arranque.
Esta actualización de máquina virtual Generación 2 también permite a los escritorios remotos funcionar, aun cuando una máquina virtual no está conectada a la red. La sesión de protocolo de escritorio remoto (RDP, por sus siglas en inglés) transita completamente sobre el VMBus, el cual no representa otra que las conexiones internas realizadas entre el hipervisor y la propia máquina virtual.
Esto le permite una administración fuera de banda, como una tarjeta DRAC de Dell o un dispositivo iLO de HP para administrar el hardware real en forma independiente del hardware en sí mismo sobre una conexión de Internet. Esto no era posible en versiones previas de Windows Server.
Otras interesantes mejoras de la virtualización son:
* Máquinas virtuales que ejecutan 2012 R2, y que se crearon en un host Windows Server 2012 R2 Datacenter Edition, se activarán automáticamente a sí mismas sin intervención de ningún usuario. La licencia por el Windows Server 2012 R2 incluye un número ilimitado de máquinas virtuales invitadas que ejecutan Windows Server. Esto ahorra a los alojadores y a otros usuarios pesados de virtualización, el tener que elaborar una activación o una infraestructura de servidor de administración clave para sus máquinas virtuales. Sin embargo, al momento de escribir este artículo, no está claro cómo las máquinas virtuales activadas de esta manera pueden ser migradas a hosts que corren con una licencia Estándar Edition, la cual tiene derechos de licencia de invitado más restrictivos.
* Existe una completa compatibilidad entre las máquinas virtuales locales, el Hyper-V on-premise y las máquinas virtuales que se ejecutan en el modelo de Infraestructura-como-Servicio Windows Azure. Puede importar y exportar la misma máquina virtual dentro cualquier ambiente y simplemente trabajará bien, sin que requiera cambios. Las únicas excepciones posibles: la configuración de red puede diferir -o quizás no- dependiendo de si tiene Windows Azure VPN instalado y configurado.
* Puede realizar migraciones en vivo desde hosts Windows Server 2012 hacia hosts Windows Server 2012 R2 y viceversa, a pesar de la diferencia de versiones, lo que significa cero tiempo de inactividad.
Facilidad de manejo
En Windows Server 2012 R2, la línea de comandos de lenguaje de scripting PowerShell presenta una característica llamada Configuración del Estado Deseado o DSC. Utiliza una sintaxis declarativa para definir una configuración para un servidor, y luego utiliza PowerShell remoto para aplicar esa configuración deseada a un grupo de servidores todos a la vez.
Este método de configuración automático va más allá, intentando hacer algunas reparaciones cuando las configuraciones de servidores individuales difieren de la meta original. Esto es ideal para las grandes granjas de servidores, en las que todos tienen que estar configurados de forma idéntica. Sin necesidad de instalar una capa de gestión u otros agentes, puede inicialmente implementar y mantener la configuración de una plataforma de servidores directamente desde la línea de comandos, todo con unos sencillos scripts.
Mejoras de almacenamiento
Una de las mejoras no anunciadas en Windows Server 2012 fue la tecnología de deduplicación, que es esencialmente un algoritmo que detecta los mismos datos en una unidad y elimina todos menos una copia del mismo para ahorrar espacio. Funciona muy bien y puede proporcionar ahorros reales en los costos de almacenamiento.
Con la nueva versión, la deduplicación ahora funciona en máquinas virtuales y en archivos virtuales que están abiertos y funcionando.
 
Windows Server 2012 R2 va un paso más allá y permite ahora hacer deduplicación de archivos VHD/VHDX abiertos, que se ejecutan en máquinas virtuales y archivos de disco duro virtual. Además de ahorrar espacio valioso en hipervisores, las VM desduplicadas realmente arrancan más rápido con el mismo hardware de almacenamiento y host. Esto se debe principalmente a la caché en memoria, la cual se realiza mediante la re-vinculación inicial de los datos deduplicados con los trozos sin deduplicadar.
Con la nueva versión, la deduplicación ahora funciona en máquinas virtuales y en archivos virtuales que están abiertos y en ejecución.
Con la deduplicación habilitada en el 2012 R2, mis pruebas mostraron que se puede obtener un ahorro de espacio de hasta el 90% en implementaciones de VDI con un impacto mínimo en el rendimiento -y en algunos casos (como el arranque) inclusive hay un aumento en el rendimiento. Eso es bastante impresionante.
La versión R2 también amplía Storage Spaces, la característica introducida en Windows Server 2012 que permite que grandes cajas de discos baratos y regulares escalen económicamente, en comparación a configuraciones SAN dedicadas. En R2, Storage Spaces puede administrar activamente los discos de estado sólido como miembros de un pool de almacenamiento, y nivelar los archivos y documentos frecuentemente usados para un acceso súper rápido. Esto ocurre mientras se mueven los archivos "más fríos", de uso menos frecuente, hacia medios giratorios más económicos.
La ventaja es que esto le permite obtener un acceso mucho más rápido a los archivos más utilizados, aun empleando SSD y discos duros estándares, sin necesidad de invertir en redes SAN que cuestan decenas o cientos de miles de dólares. Puede dejar que Windows detecte que archivos se utilizan con mayor frecuencia, o como administrador puede "fijar" ciertos archivos a nivel de SSD para asegurarse de que siempre estarán ahí.
Para empresas más pequeñas
Los negocios pequeños no han quedado al margen gracias a un importante producto de Windows Server, llamado 2012 R2 Essentials. Microsoft básicamente eliminó su producto anterior para pequeños negocios llamado Small Business Server (SBS) Estándar, en junio del 2012 y lo reemplazó con una variante de Windows Server que esencialmente busca integrarse con la nube por defecto.
La versión actual establece un dominio simple de Active Directory, que permite compartir archivos y copias de seguridad de los equipos cliente en forma centralizada, y luego los integra en una forma muy sencilla, sin detalles, con Office 365. Sin embargo, Windows Server 2012 R2 fundamentalmente lleva esto un paso más allá.
El sistema operativo se distribuye con un archivo separado para Windows Server 2012 R2 Essentials, el servidor orientado a pequeños negocios, que tiene el rol de Essentials pre configurado y pre instalado.
La beta del sistema operativo se distribuye con un archivo por separado de Windows Server 2012 R2 Essentials, el servidor orientado a pequeñas empresas, que tiene el rol Essentials pre configurado y preinstalado.
Curiosamente, el Windows Server 2012 beta se distribuye con un archivo ISO independiente para R2 Essentials, que es esencialmente (nunca mejor dicho) el producto regular Server 2012 R2, pero con el rol Essentials pre configurado y preinstalado. Esto probablemente se venderá a un precio reducido y tendrá un tope de 25 usuarios. Pero si compra otra versión, como una SKU de Windows Server 2012 R2, de precio completo, podrá utilizar el Server Manager para habilitar este rol y así habilitar las características únicas disponibles bajo el paraguas de Essentials, y también incrementar el límite a 200.
La mayoría de esas características únicas se centran en habilitar escenarios de integración con proveedores de servicios en la nube, pero en forma más profunda de la que lo hacía la versión inicial. Por ejemplo, el ajuste de la función de integración de Office 365 ahora está incorporado directamente en el producto, en lugar de requerir un complemento separado. Y esto permite un mejor control sobre la sincronización (del usuario, el grupo y el contacto) entre el conjunto de datos del Active Directory y la infraestructura de nube Office 365.
También puede respaldar su servidor directamente a Windows Azure y, tal vez lo más interesante, puede usar el Azure Recovery Service para obtener una réplica de su máquina local en la nube de forma que el negocio continuará funcionando en caso de desastre. Adicionalmente, las características de acceso remoto basadas en web del producto han sido todas reescritas para usar HTML5 en lugar de la tecnología propietaria (y moribunda) Silverligth de Microsoft, y todas son compatibles con tabletas, móviles y las funciones táctiles, para una mejor experiencia con una multiplicidad de dispositivos.
Debido a que Essentials es en el fondo un Server 2012 R2, también tiene acceso a todas las características nuevas de las versiones normales del sistema operativo, sin ninguna de las limitaciones extrañas en cuanto a configuraciones y soporte que plagaban el producto anterior Small Business Server.
La última palabra
El equipo de Windows Server de Microsoft ha sido en gran medida inmune a lo que sin duda han sido errores y debilidades de relaciones públicas que han afectado a muchos otros departamentos de Microsoft recientemente, y con razón. Windows Server siempre ha sido un producto consistente y en la última década, en particular, ha entregado un claro valor, convincente en cada versión.
Ese tema continúa aquí a pesar de una corta cadencia de liberación. Las mejoras significativas en el almacenamiento, administración, capacidad de configuración y virtualización hacen que esta versión tenga méritos y valga la pena tenerla.
La pregunta es: ¿Cuál será el aspecto de la licencia que llegará a sus manos? ¿Será una actualización gratuita de Windows 8.1 para clientes que poseen licencia actualmente? (Por si sirve de algo, me parece que esto es poco probable, pero me encantaría estar equivocado). ¿Será una actualización de precio reducido en comparación con versiones anteriores? ¿O va a ser tratado como una versión totalmente nueva de Windows Server que se licencia por separado?
Windows Server 2012 R2 sin duda ha ganado el partido de la superioridad técnica, pero solo Microsoft puede posicionar su licencia para ganar el partido en general también.
Jonathan Hassell, Computerworld (EE.UU.)