Llegamos a ustedes gracias a:



Reportajes y análisis

Rediseñando el centro de datos

[31/07/2013] A medida que más dispositivos móviles se conectan a Internet, y las aplicaciones y software basados en la nube se tornan más inteligentes, se  abrirán las puertas a una nueva era de experiencias y servicios. El cada vez mayor volumen de datos que se transporta, reúne, agrega y analiza en los centros de datos, plantea nuevos retos para las infraestructuras de red, almacenamiento y computación. Para afrontarlos, los centros de datos deben ser más ágiles y orientados a la provisión de servicios como nunca hasta ahora, además de ser más fáciles de operar y administrar. Con estas palabras inició su conferencia Diane Bryant, vicepresidente senior y directora general del Datacenter and Connected Systems Group de Intel, ante un grupo de analistas y periodistas especializado convocados al evento titulado Re imaginando el centro de datos, realizado en la ciudad de San Francisco.
La ejecutiva también comentó detalles acerca de la familia de productos de procesadores Intel Atom C2000, de última generación (con nombre en código "Avoton" y "Rangeley"). Y trazó su hoja de ruta para los productos de 14 nanómetros de próxima generación para el 2014 y más allá. Esta planificación de tecnologías y productos actuales y futuros permitirán que Intel se expanda a nuevos segmentos del centro de datos que busquen la transición de diseños propios a modelos de computadores más abiertos y basados en estándares.
"Los centros de datos están entrando en una nueva era de entrega rápida de servicios", señaló Bryant. "Seguimos viendo oportunidades de crecimiento significativas en las áreas de redes, almacenamiento y servidores. En muchos casos, ofrecer la escala y la eficiencia requeridas requiere un nuevo abordaje. Y hoy estamos presentando las acciones a corto y largo plazos para permitir esta transformación", agregó.
La ejecutiva continuó comentando que el papel de la tecnología de la información ha evolucionado de ser una forma de reducir costos y aumentar la productividad corporativa, a convertirse en el medio de ofrecer nuevos servicios a las empresas y a los consumidores. Como ejemplo, Bryant comentó el caso de Disney. El parque de diversiones comenzó recientemente a proporcionarles a los visitantes pulseras con conexión inalámbrica, para mejorar su experiencia en los parques a través de análisis de datos en tiempo real. Otro ejemplo que mencionó la ejecutiva es el programa inteligente de seguridad vial de Bocom, en China, que busca identificar los patrones de tráfico en una ciudad de diez millones de personas para ofrecerles las mejores opciones de rutas a los vehículos en circulación, de forma inteligente.
'Rediseñando' las redes, el almacenamiento y los servidores
Para ayudar a las empresas a prepararse para la próxima generación de centro de datos, Intel reveló sus planes para virtualizar la red, permitir soluciones de almacenamiento inteligentes e invertir en arquitecturas de rack optimizadas e innovadoras.
Bryant puso de relieve la Arquitectura de Escala de Racks (RSA, por la sigla en inglés) de Intel, un diseño avanzado que promete aumentar significativamente la utilización y la flexibilidad del centro de datos para ofrecer nuevos servicios. Rackspace Hosting, una compañía de nube abierta, anunció el despliegue de nuevos racks de servidores, lo que constituye un paso hacia el alcance de la visión de RSA de Intel, impulsada por los procesadores Intel Xeon y los controladores Intel Ethernet con almacenamiento acelerado por las Unidades de Estado Sólido de Intel (SSD, por la sigla en inglés). El diseño de Rackspace es la primera implementación a gran escala de racks comerciales.
La industria de redes se encuentra al borde de una transición similar a una que ya pasó el segmento de servidores hace años. Equipar la red con capacidades de procesamiento abiertas para fines generales proporciona una manera de maximizar el ancho de banda de la red, reduciendo significativamente los costos y proporcionando la flexibilidad para entregar nuevos servicios. Por ejemplo, con una red definida por software virtualizado, el tiempo para la entrega de un nuevo servicio se puede reducir a solo algunos minutos, frente a las dos a tres semanas con las redes tradicionales, comentó la ejecutiva.
Intel presentó los diseños de referencia de Plataforma de Red Abierta para ayudar a los fabricantes de equipos originales (OEM, por la sigla en inglés) a construir y desplegar esta nueva generación de redes.
El crecimiento de los volúmenes de datos es un reto para todos los centros de datos y la transferencia de esta gran cantidad de datos para su procesamiento en una arquitectura de almacenamiento tradicional y rígida, es costosa y consume mucho tiempo. Mediante la implementación de tecnologías de almacenamiento y herramientas inteligentes, Intel está ayudando a reducir la cantidad de datos que es necesario almacenar y está mejorando el modo como se usan los datos para nuevos servicios, señaló Bryant.
Los servidores tradicionales también están evolucionando. Para satisfacer las diversas necesidades de los operadores de los centros de datos que implementan de todo -desde aplicaciones de bases de datos intensivas en cómputo a servicios web orientados a los consumidores que se benefician de un procesamiento más pequeño y energéticamente eficiente-, Intel expuso su plan de optimización de las cargas de trabajo, incluyendo CPU personalizadas y configuraciones SoC.
Como parte de su estrategia, Intel reveló nuevos detalles acerca de la próxima familia de productos de procesadores Intel Atom C2000, dirigida a microservidores de bajo consumo energético y alta densidad (con nombre en código "Avoton") y a dispositivos de red (con nombre en código "Rangeley"). Se espera que esta segunda generación de SoCs de 64 bits de Intel esté disponible a finales de este año. Se basará en la tecnología de proceso de 22 nanómetros, y en la microarquitectura Silvermont de la compañía. Incluirá hasta ocho núcleos con Ethernet integrada y soporte para hasta 64 GB de memoria.
Se espera que los nuevos productos ofrezcan hasta cuatro veces la eficiencia energética y hasta siete veces más desempeño que los SoC para servidores basados en los procesadores Intel Atom de primera generación presentados en diciembre del año pasado. Intel ha estado probando la nueva familia de productos para servidores con procesadores Intel Atom con clientes desde abril y ha conseguido más que doblar el número de diseños de sistemas en comparación con la generación anterior, señaló Bryant.
Un SoC combina varios componentes sobre un solo chip para reducir su consumo de energía y ganar espacio. En el mercado servidor suelen emplearse en micro-servidores, un tipo de servidor de baja potencia destinado a grandes cargas de trabajo online.
Dentro de su familia Atom, Intel comenzará a producir un nuevo chip a finales de este año, con nombre en código Avoton, basado en un nuevo núcleo, conocido como Silvermont. Comparado con el actual Atom, Avoton ofrecerá el triple de ahorro de consumo, con el mismo rendimiento, o cinco veces el rendimiento a la misma potencia, aseguró Bryant.
También con Avoton, estamos añadiendo funciones Ethernet y aceleradores para varias cargas de trabajo, añadió.
Hoja de ruta para la expansión
El desplazamiento a centros de datos orientados a servicios le presenta a Intel grandes oportunidades para expandirse a nuevos segmentos. Para ayudar a impulsar las tecnologías subyacentes que están en el corazón de gran parte de la próxima generación de centros de datos, Intel expuso su hoja de ruta para los productos de próxima generación basados en la tecnología de proceso de 14nm, cuyo lanzamiento está programado a partir del 2014. Estos productos se dirigen a dispositivos de microservidores, almacenamiento y red, y ofrecerán un conjunto aún más amplio de soluciones de bajo consumo energético y alta densidad para sus aplicaciones y servicios de escala web.
Hoja de ruta para los productos de próxima generación de Intel.
Los futuros productos incluyen la próxima generación de la familia de procesadores Intel Xeon E3 (con nombre en código "Broadwell"), construidos para cargas de trabajo centradas en el procesador y los gráficos, tales como juegos en línea y transcodificación de medios. También incluye la siguiente generación de SoCs con procesadores Intel Atom (con nombre en código "Denverton"), que permitirán despliegues con una densidad aún mayor para los operadores de Data Centers, comentó Bryant.
Intel también dio a conocer una adición a su hoja de ruta futura: un nuevo SoC diseñado partiendo de cero para el centro de datos, basado en la arquitectura de próxima generación Broadwell de Intel, que sigue a la microarquitectura Haswell. Este SoC ofrecerá niveles más elevados de desempeño en sistemas de alta densidad y con extrema eficiencia energética, según lo esperado por los operadores de centros de datos en este mundo móvil cada vez más orientado a los servicios.
Franca Cavassa, CIO Perú