Llegamos a ustedes gracias a:



Noticias

Estudio: Desarrollar aplicaciones empresariales móviles no es tan sencillo

[13/08/2013] Hacer móviles las aplicaciones para que los empleados las puedan usar en sus iPhones y dispositivos con Android seguro suena como una buena idea. Los empleados estarían muy agradecidos de tener un departamento de TI tan cool, un equipo de pensamiento adelantado sobre lo último en tecnología de consumidor que les ayude a ser más productivos fuera de la oficina.
Pero hacer móviles las aplicaciones no es ni fácil ni divertido.
Este hecho es el principal hallazgo de una encuesta a 300 CIO y tomadores de decisión en TI de la firma de investigación Vanson Bourne, realizada a nombre de la empresa de aplicaciones empresariales y seguridad de los datos Mobile Helix.
Hay grandes obstáculos que han impedido que los CIO hagan móviles las aplicaciones. Consideremos que la empresa promedio tiene 400 aplicaciones personalizadas y empaquetadas, pero que solo se puede acceder al 22% de las aplicaciones empresariales desde dispositivos móviles.
Sorprendentemente, el 53% de las aplicaciones empresariales son web, así que uno podría pensar que son fáciles de transformar en móviles. Entonces ¿Qué frena el movimiento hacia lo móvil?
La barrera más grande son los costos de desarrollo móvil, señala el 65% de los CIO. El costo de hacer reingeniería de las aplicaciones empresariales para que sean móviles es alto debido a la creciente fragmentación de la plataforma en el mercado, particularmente por los muchos sabores del sistema operativo Android.
Igualmente, es difícil trabajar con las aplicaciones de escritorio que tradicionalmente son vistas en un gran monitor y utilizadas con un mouse y un teclado, para que éstas corran en un dispositivo móvil con pantalla táctil. Y también se tiene el problema de encontrar a los talentosos desarrolladores de aplicaciones móviles que creen aplicaciones móviles nativas. Casi la mitad de los encuestados que han desarrollado una aplicación nativa afirmó que tendrían sus reservas al intentar hacerlo de nuevo, debido al tiempo, costo y complejidad.
Otros obstáculos para hacer móviles las aplicaciones empresariales: el 63% señaló preocupaciones en torno a la seguridad, y el 48% se preocupaba por el creciente costo de soporte y mantenimiento.
Eso no quiere decir que estos obstáculos sean insalvables. Los CIO con el tiempo encontrarán formas de superarlos, ya que los beneficios de la movilidad conllevan su adopción. En la encuesta, el 36% de los encuestados afirmó que esperan un incremento en la productividad si las aplicaciones críticas se transforman en móviles.
No será fácil, pero quizás hacer móviles las aplicaciones es simplemente cuestión de tiempo. Nueve de cada 10 encuestados afirmó que ya han tomado medidas para desarrollar aplicaciones para uso móvil o que están planeando hacerlo en el futuro cercano.
Tom Kaneshige, CIO (EE.UU:)