Llegamos a ustedes gracias a:



Noticias

Científicos de IBM crean una peculiar computadora similar al cerebro

[14/08/2013] Los científicos en robótica han aceptado por mucho tiempo que la milenaria investigación y desarrollo realizado por la naturaleza ya ha desarrollado uno de los mejores diseños de creaturas autónomas con movimiento. Tiene sentido entonces que los investigadores dedicados a la creación de la siguiente generación de procesadores para computadoras se fijen en el procesador de datos más poderoso de la naturaleza: el cerebro humano.
Con ese fin, los científicos de IBM acaban de presentar un ecosistema de software de avanzada diseñado para trabajar con una arquitectura de chip inspirada en las funcionalidades, bajo consumo de energía y volumen compacto del cerebro humano mediante una serie de los llamados núcleos neurosinápticos.
Las arquitecturas y los programas se encuentran muy entrelazados y una nueva arquitectura necesita de un nuevo paradigma de programación, sostuvo Dharmendra S. Modha, investigador principal y senior manager de IBM Research.
Desde el 2011, un proyecto de investigación de IBM en coordinación con el DARPA, llamado SyNAPSE (Systems of Neuromorphic Adaptive Plastic Scalable Electronics) ha estado desarrollando componentes sinápticos electrónicos de escala nanométrica similares a aquellos que se encuentran en el cerebro humano. En conjunción con esta arquitectura de chip similar a una sinapsis, el nuevo modelo de programación facilitaría un sistema electrónico en donde todas las partes se encuentran en capacidad de funcionar juntas de manera simultánea, como en el cerebro.
De acuerdo a la compañía, la nueva tecnología podría posibilitar la existencia de redes de sensores inteligentes que simulen las capacidades del cerebro en cuanto a percepción, acción y cognición. Aunque complementa las actuales computadoras, esto llevará adelante una capacidad tecnológica fundamentalmente nueva en términos de programación y aplicación de sistemas de aprendizaje emergentes, sostuvo Modha.
Las actuales computadoras son excelentes en operaciones secuenciales basadas en algoritmos del tipo si ocurre X entonces Y, pero esta nueva arquitectura de programación permitirá a las computadoras analizar situaciones y aplicar soluciones cuando estas situaciones lo justifiquen.
El cerebro sigue siendo el mejor
Aunque las computadoras son muy buenas procesando verdaderos tsunamis de ceros y unos de manera rápida, para ciertas tareas, el viejo cerebro sigue siendo lo más eficiente y capaz.
Por ejemplo, el cerebro humano puede captar un terabyte de información visual en todo un día y analizarlo casi en forma instantánea en busca de relaciones espaciales, caras familiares y peligros inminentes. Esta es toda una hazaña de poder de cómputo y solo describe una parte de la actividad que el cerebro realiza durante el curso de un día. Y todo esto pasa en un órgano que es más pequeño que una tostadora y funciona con menos energía que un foco de 20 vatios.
IBM prevé un día en el que este modelo de programación tipo neuronal podría desplegarse con sensores avanzados que facilitarían la captura en tiempo real y el análisis de varios tipos de datos. Para bien o para mal, estos tipos de tecnologías muy probablemente puedan ser utilizados para el análisis en tiempo real de big data, aunque también podrían utilizarse para ayudar a los discapacitados a recuperar algunos aspectos de las funcionalidades sensoriales que han perdido.
El nacimiento de Skynet
La meta en el largo plazo de IBM es construir un sistema de chips neurosinápticos con 10 mil millones de neuronas -las cuales aún quedan cortas en comparación con el promedio del cerebro humano adulto, que llega alrededor de las 86 mil millones de neuronas. La nueva tecnología podría incluso combinarse con sistemas metodológicos como el Watson de IBM, para crear un escenario de cerebro derecho y cerebro izquierdo en donde Watson (el cerebro izquierdo) se concentraría en el lenguaje y el pensamiento analítico y la arquitectura de chip cognitiva (el cerebro derecho) se usaría para los sentidos y el reconocimiento de patrones.
La nueva tecnología podría rivalizar -o quizás complementar- la colaboración de Google con la estrella de Singularity, Ray Kurzweil, para crear un asistente virtual de inteligencia artificial que pueda analizar grandes cantidades de datos a una escala sin precedentes.
Las rivalidades corporativas del futuro cercano tendrían menos que ver con Android vs. Apple o Facebook vs. Google, sino más bien con qué inteligencia virtual tendrá más impacto -aunque esperemos que no dominio- sobre nuestras vidas.
Evan Dashevsky, TechHive