Llegamos a ustedes gracias a:



Noticias

PRISM podría arruinar a las empresas que se basan en la nube

[15/08/2013] Las revelaciones de Edward Snowden alrededor del sistema de vigilancia conocido como PRISM, continúa creando efectos secundarios. La más reciente víctima podría ser su empresa.
Un reporte de The Information Technology & Innovation Foundation (ITIF) ha revelado la forma en que el sistema de espionaje doméstico podría causar que la industria de computación en la nube de Estados Unidos pierda entre 22 a 35 mil millones de dólares en los próximos tres años. Este es un resultado directo del programa PRISM, un problema inmediato y durable que va a crecer cada vez más si los clientes extranjeros deciden que los riesgos de almacenar los datos con una empresa estadounidense superan los beneficios.
Los servicios de computación en la nube se encuentran al rojo vivo a nivel mundial, y a la fecha Estados Unidos ha sido el líder en ellos a nivel global. El ITIF reporta que 13,5 mil millones de dólares en inversiones ingresaron a compañías de computación en la nube de Estados Unidos solo en el 2011, y la mitad de esta cifra provino del extranjero. En la actualidad, alrededor de todo el gasto en servicios de nube proviene de fuentes estadounidenses, y el resto se origina de mercados fuera de Estados Unidos.
Pero ahora que PRISM es público, lo que sigue a continuación es realmente cuestión de cuán severo sea la reacción negativa contra PRISM. Aunque el público aún no conoce el alcance total del sistema, PRISM podría interceptar y monitorear cualquier dato almacenado en cualquier servidor de nube del país, y esto da que preocupar a todo tipo de clientes. Aunque es improbable que los estadounidenses huyan en masa, los usuarios extranjeros son más suspicaces. ¿Estados Unidos va a usar PRISM para sofocar a los competidores extranjeros o robar secretos comerciales? ITIF no dice que el temor sobre PRISM sea una paranoia aunque sí una hipérbole nacionalista.
Para las pequeñas empresas, el impacto podría ser más difícil de calcular pero podría ser incluso más devastador. Incluso si su empresa no proporcione servicios de computación en la nube, es probable que, de alguna forma, se base en ellos, ya sea que se trate de un simple correo electrónico, almacenamiento de datos y copias de respaldo, CRM, o algo más. Mientras más computación en la nube u otros servicios use su empresa y mientras más integrados se encuentren en su operación, mayor será el impacto que PRISM probablemente vaya a tener sobre su negocio.
Esto se agrava si tiene negocios significativos en el exterior. ITIF señala que se aproxima un éxodo ya que los clientes de computación en la nube extranjeros desvían sus euros y yenes hacia proveedores que no sean estadounidenses, siendo los estimados más positivos aquellos que señalan que la participación estadounidense en el mercado de cloud computing puede caer de 85% (prePRISM) a 65% para el 2016. En el peor escenario, esa cifra puede descender al 55%, lo cual representaría una pérdida total de 35 mil millones de dólares en los próximos tres años.
Pero estas cifras no incluyen los daños a terceros -entre los que se puede encontrar su empresa- que usan los servicios de computación en la nube en el negocio. ¿Sus clientes potenciales lo pensarían dos veces antes de relacionarse con usted sabiendo que se basa en herramientas de nube? Incluso si no usa intensamente la cloud computing, puede tener la seguridad de que va a enfrentar muchas preguntas sobre dónde se encuentran almacenados sus datos, y quizás se le pida que proporcione garantías sobre qué pasaría si éstos caen en las manos equivocadas.
Christopher Null, PC World (EE.UU.)