Llegamos a ustedes gracias a:



Noticias

Virtualización de servidores: Problemas de caídas

[21/05/2009] Las herramientas de automatización son importantes para prevenir la caída de los servidores virtuales, pero los gerentes de TI tienen que establecer políticas estrictas y hacerlas cumplir, para evitar la proliferación innecesaria de máquinas virtuales.

Ese es el mensaje de un panel de fabricantes de herramientas de administración de virtualización que discutió el tema de las caídas en Interop en Las Vegas en esta semana. Aunque los fabricantes alaban a sus propios productos, afirman que los procesos humanos podrían tener un papel incluso más importante que la tecnología en el control de las caídas de las máquinas virtuales.
Encontramos que las caídas son algo más relacionado al comportamiento que una barrera tecnológica, sostuvo John Suit, CTO y fundador principal de Fortisphere. Tiene mucho que ver con las expectativas de los propietarios de las aplicaciones.
Los compradores de TI más exitosos establecen unas expectativas claras y no se alejan de ellas, afirmó Jay Litkey, fundador y CEO de Embotics.  Tenemos empresas con miles de máquinas virtuales, y no tienen caídas, señaló Litkey. Ellas son muy disciplinadas, hacen mucho planeamiento, y tienen muchos procesos.
El más grande obstáculo son las políticas, a las cuales George Pradel llamó la octava capa de la red. Pradel, director de alianzas estratégicas de Vizioncore, afirmó que las empresas tienen que establecer políticas en las que se establezcan que las máquinas virtuales serán apagadas o perderán su comisión, si no se encuentran en uso por una cierta cantidad de tiempo. Sin planeamiento, la caída de los servidores virtuales se encontraría fuera de control, señaló. Si estás invirtiendo en algún tiempo de virtualización y [no ha experimentado una caída] aún, lo hará, afirmó.
Lo asistentes a Interop están adoptando la virtualización de gran manera. Una encuesta on-site a 120 ingenieros de red y gerentes y ejecutivos TI encontró que el 55% han virtualizado servidores de misión crítica. Pero la virtualización causó más problemas que beneficios para más de la mitad de los encuestados. La encuesta fue dirigida por Network Instruments.
Las caídas son uno de los problemas más comunes relacionados a la virtualización, señaló Anne Skamarock, quien moderó el panel sobre caídas y es directora de investigación de Focus, una consultora TI. Las máquinas virtuales que no funcionan, a pesar de no hacerlo, siguen utilizando memoria y espacio, y deben ser controladas, anotó.
Aunque la virtualización puede simplificar la vida en muchos aspectos, incluyendo la recuperación en caso de desastre, los panelistas afirmaron que ésta introduce muchas nuevas complicaciones. Con la virtualización hay dos capas de infraestructura, sostuvo Dave Malcolm, CTO de Surgient. Uno tiene que estar en capacidad de mantener un seguimiento de las relaciones de las máquinas virtuales con la infraestructura física. Mantener el desempeño a través de estas capas de abstracción es otro tema.
Si la virtualización no fuera difícil de manejar o [no] tuviera sus propias complejidades, no estaríamos en el negocio, señaló Litkey. De muchas formas, aún estamos aprendiendo en el camino. Las compañías aún están yendo hacia nuevos desafíos.
Los cuatro fabricantes del panel hacen herramientas que integran con VMware y otros hypervisores, automatizando la administración de las máquinas virtuales y permitiendo características tales como el autoabastecimiento, el descubrimiento automático de falsas máquinas virtuales, y la visibilidad en el uso y la capacidad.
Si tiene un pequeño despliegue de virtualización, una hoja de cálculo puede ser una herramienta suficiente para mantenerse al tanto y administrar las máquinas virtuales. Pero una vez que el despliegue crece lo suficiente, será necesaria una herramienta de un tercero, dijeron los panelistas. Cuando uno tiene más de 100 máquinas virtuales, probablemente uno deba estar viendo una solución de automatización, señaló Malcolm.
Jon Brodkin, Network World (USA)