Llegamos a ustedes gracias a:



Noticias

EMC lanza nueva serie VNX

[16/09/2013] En días pasados nos reunimos con Gustavo Demagistre, gerente de producto de la División MidTier de EMC, quien nos mostró la recientemente lanzada serie VNX de almacenamiento. La novedad en esta serie es que se encuentra diseñada para poder aprovechar al máximo los nuevos discos SSD, y ofrecer hasta seis veces más máquinas virtuales que los diseños anteriores. Demagistre realizó una detallada exposición de los cambios que se ofrecen en este nuevo grupo de soluciones.
El crecimiento de las necesidades
Nos encontramos en un mundo en el que la virtualización parece haber resuelto el problema del crecimiento. Si se requiere de más servidores simplemente se incrementa el número de máquinas virtuales, e incluso del de servidores físicos. Sin embargo, de acuerdo a Demagistre, ese mismo nivel de flexibilidad no se está dando en el campo del almacenamiento.
El ejecutivo sostuvo que esto se debe simplemente a que el almacenamiento que se tiene por el momento se basa en diseños que ya han sido rebasados por las necesidades. Las arquitecturas que se basaban en los tradicionales discos duros ya no pueden soportar de manera eficiente el crecimiento de las necesidades de almacenamiento por lo que, en realidad, lo que resulta del crecimiento desordenado de esta arquitectura es un desperdicio de recursos.
Demagistre señaló que en una arquitectura tradicional se cuenta con un par de controladores que manejan los discos duros tradicionales. Con el tiempo, a esta disposición se agregaron los discos duros de estado sólido que son más rápidos y que, por tanto, fueron destinados a aquellas partes del trabajo que requerían de un mayor desempeño.
Entonces tenemos una capa de discos primaria donde estamos recibiendo la mayor parte de la información, y aquel dato que requería una mayor performance se volcaba a discos de estado sólido. Podíamos entonces lograr una reducción de costos, indiscutiblemente porque teníamos las pequeñas partes calientes en discos rápidos y el resto en discos más económicos; podíamos optimizar el costo por giga, sin embargo, la arquitectura no estaba pensada para este tipo de trabajo, indicó el ejecutivo.
Básicamente se lograba reducir el consumo de energía y de espacio físico y se lograba un menor costo por gigabyte, pero por otro lado los controladores y el software no se encontraban diseñados para trabajar con flash. Lo que ocurría era que el precio por IOPS aumentaba al escalar la solución.
Lo que ha hecho la nueva línea VNX es voltear la tortilla.
La diferencia es que al tener una arquitectura mucho más robusta y performante, va a permitir aprovechar las bajas latencias para el dato primario rápido en los discos flash. Y esta es la gran diferencia que tiene la arquitectura, que está pensada inversamente, voy a desbordar lo que no utilizo a los discos comunes, detalló el ejecutivo.
Los nuevos VNX son un arreglo híbrido optimizado para flash que reduce progresivamente la relación costo/IOPS al escalar y transferir los datos inactivos a los discos duros para lograr la menor relación costo/GB.
Para que esto sea posible se necesita una escalabilidad amplia en cantidad de discos a soportar. La nueva arquitectura va a soportar 1.500 discos. Antes se soportaban hasta mil discos, agregó Demagistre.
Es más, el nuevo diseño va a tener 32 cores de CPU -se sigue con los procesadores Xeon- además de 160 canales con PCIe y 22 slots de I/O PCIe.
El código
Otro giro interesante que se dio al nuevo modelo fue cambiar el código que tiene actualmente VNX. Lo que se hizo fue tomar las líneas de código que hacen el manejo de scheduling dentro del equipo y optimizarlo, indicó Demagistre.
Los storages tradicionales de rango medio trabajan, de acuerdo al ejecutivo, realizando el procesamiento en múltiples cores que crecen en GHz hasta llegar a un valor. Cuando esto ocurre automáticamente, bajan el procesamiento y aumentan la cantidad de cores por CPU. Entonces, se crece en cantidad de cores pero también se tiene procesos distribuidos en todos estos cores, lo que conlleva la generación de recursos ociosos que no podían distribuirse para realizar otros trabajos.
Lo que se ha hecho con el nuevo código, que llamamos MCx, es un cambio de scheduling; es decir, de distribución de procesos, manejando prioridades internas. La idea es que se pueda tener todos los procesos distribuidos sobre todos los cores de las controladoras y de esa manera hacer un uso más eficiente de los recursos, indicó el ejecutivo.
Este es uno de los cambios, junto con el de hardware, que permite a la solución crecer en capacidad y poder ofrecer mucho mayores cantidades de operaciones por segundo, mayor throughput y aumentar su capacidad total.
La nueva familia VNX se inicia con el VNX 5200 y está compuesto por otros cinco miembros (5400, 5600, 5800, 7600 y 8000) que ofrecen hasta 6.600 máquinas virtuales o 735 mil IOPS (VNX 8000).
Estas soluciones ya se encuentran disponibles, excepto la 5400 que se encontrará disponible desde el cuarto trimestre de este año.
Jose Antonio Trujillo, CIO Perú