Llegamos a ustedes gracias a:



Reportajes y análisis

Seis pasos para instalar un cuarto de servidores en una pequeña empresa

[25/09/2013] Los informes recientes del espionaje de la Agencia Nacional de Seguridad y el cifrado y elusión de la NSA, proporcionan una clara idea de la vulnerabilidad de los datos en tránsito y almacenados en línea.
Le guste o no, la revelación está forzando a que las empresas que estaban preocupadas por la privacidad de datos, repiensen cómo podrían proteger sus datos de los hackers y de los grupos patrocinados por el estado.
Aunque evitar los servicios en línea llevando la tecnología de la información a su casa puede resolver muchos problemas, ello implica instalar los equipos adecuados. Esto puede resultar un poco intimidante para las pequeñas empresas, especialmente teniendo en cuenta el reciente énfasis en los servicios en línea. Por otra parte, los recursos diseñados para ayudar, tienden a asumir una instalación de tamaño medio o empresarial; lo cual no necesariamente funciona bien para instalar un pequeño cuarto de servidores o incluso para el armario de una sucursal.
Con un poco de comprensión de los conceptos básicos, la creación de su propio cuarto de servidores no tiene porqué ser un proceso arcano o secreto. Aquí hay algunos consejos para comenzar.
Los equipos montados en rack tienen sentido
No es raro que las pequeñas empresas comiencen a operar apilando el hardware de servidores y los dispositivos de red en una mesa o repisa. Aunque tal implementación no cueste nada, la pila de equipos se convierte en un desorden inmanejable con el crecimiento de la compañía. Los equipos están también expuestos a cualquier tipo de manipulación física, y es una bomba de tiempo para los accidentes como los derrames de café, polvo o incluso los trabajadores tropezando con los cables.
Sin embargo, los equipos montados en rack están diseñados específicamente para albergar adecuadamente este tipo de hardware. Mientras que estos tienden a ser más caros que los que no están montados en rack, es discutible que el hecho de que sea más fácil de manejar sobrepasa o excede al recargo en costo. Además, los estantes y cajones diseñados para el montaje en el rack de servidores están ampliamente disponibles; esto permite que los racks funcionen con dispositivos que no se montan en rack, si es necesario.
Hay un rack de servidores para todas las estaciones
Antes de obtener un servidor de rack, es bueno primero entender sus características básicas. Los racks de servidores se miden en términos de unidades de rack, escritas usualmente como RU o simplemente U. Una unidad de rack equivale a 1,75 pulgadas (44,45mm) de altura con el equipo medido en múltiplos de U. Los conmutadores de red son generalmente 1U o 2U, los servidores pueden variar de 1U a 4U y los servidores Blade pueden ser desde 5U a 10U o más.
Considere también el ancho y la profundidad del rack del servidor, que normalmente mide 19 pulgadas para el primero, y de 600 a 1000mm para el último. Algunos racks de servidores vienen con soportes traseros ajustables, aunque la mayoría de los racks de servidores vienen con un kit de montaje ajustable que puede ser usado siempre y cuando haya suficiente profundidad para el servidor.
El rack de servidores más común es probablemente el rack de cuatro postes diseñado para sostener servidores y dispositivos de 19 pulgadas de ancho. Un típico rack de altura completa mide 42U y el de media altura 24U. Existen otras opciones, incluyendo las variantes de computadora que van desde 5U a 20U. (Estas medidas no se refieren a la dimensión externa del rack; eso varía dependiendo del diseño.) Las ruedas giratorias opcionales pueden ser útiles para una movilidad limitada.
Dos alternativas para locaciones de espacio reducido son los racks abiertos o los pequeños armarios montados en la pared. Tenga en cuenta, sin embargo, que los racks o bastidores abiertos tienen requisitos especiales de montaje como ser atornillados al suelo, mientras los armarios montados en la pared no son adecuados para cargas más pesadas que los conmutadores de red o unos pocos servidores.
Aísle los servidores para reducir el ruido
Las empresas que no tienen el lujo de tener un cuarto dedicado a los equipos de servidores tendrían que considerar el manejo del ruido. Siempre que sea posible, vale la pena gastar en una habitación pequeña y dividida. Aparte de amortiguar y hasta eliminar el ruido de los equipos, tener un cuarto o un espacio para su servidor también ofrece la posibilidad de asegurarlo contra el robo casual o la manipulación.
En pequeñas empresas, donde no hay otra opción que poner el rack en la esquina del cuarto o en el propio departamento de TI, es altamente recomendable utilizar racks con propiedades de amortiguación de sonido. Dado que las ranuras de ventilación hacen de la insonorización algo imposible, estos racks son medidos generalmente por sus propiedades reductoras de ruido. El qué tan bien trabajan es una combinación del ruido generado por el equipo y las capacidades de reducción de sonido del rack.
Combata el calor y obtenga una unidad AC (o dos)
Si todo lo que piensa implementar son un par de conmutadores de red y un sistema de almacenamiento de red de cinco entradas (NAS), entonces es probable que no se tenga que preocupar del enfriamiento. Introduzca más servidores, una red de suministro eléctrico ininterrumpida de tamaño medio y un NAS más grande, y el calor comenzará a construirse rápidamente. Sin necesidad de decirlo, se sabe que las temperaturas altas puedes acortar dramáticamente el tiempo de vida de los equipos, y a menudo culminar en accidentes o apagones inexplicables.
Es posible comparar la carga térmica del rack con el rendimiento térmico de su equipo de servidor, pero elaborar una estrategia usando el sentido común para medir la temperatura dentro del rack es a menudo suficiente. Mantener su equipo frío no está aislado de las capacidades de disipación del calor de su rack de servidores, sino que también está siendo afectado directamente por la temperatura del ambiente fuera del rack. Es por eso que instalar unidades de aire acondicionado en el cuarto de servidores es altamente recomendado.
Una de las preocupaciones más comunes es qué pasa cuando los servidores se quedan encendidos después del horario de oficina. En tales ocasiones, necesitará una unidad de aire acondicionado separada que no esté atada a la unidad central de aire del edificio; la cual, normalmente, se apaga después de cierta hora. Lo ideal sería que las empresas instalen dos unidades independientes en el cuarto o sala con dos interruptores separados, valga la redundancia. Esto también permite que se alternen regularmente para el servicio.
La gestión o el manejo adecuado de los cables (mire la siguiente sección) también ayuda a asegurar una ventilación adecuada. Generalmente, no es una buena idea apiñar 42 servidores 1U en un solo rack de altura completa. Esto no solo crea problemas con los cables sino que los chasís de servidores más antiguos pueden necesitar ya sea 1U o 2U de espacio entre sí para garantizar una ventilación adecuada. (La mayoría de racks de servidores modernos no necesitan tal separación.)
El manejo de cables no es glamoroso, pero es necesario
Instalar un rack de servidores es más que girar algunos tornillos para fijar el equipo en su lugar. La gestión y el manejo adecuado de los cables no puede ser exagerada, ya que casi cada pieza del equipo del rack está conectada a un cable Ethernet. El cableado intra-cabinet por separado tiene sentido para terminar los recorridos de los cables para los puntos Ethernet LAN para computadoras de escritorio, cámaras IP y otros dispositivos de red en el rack.
Los cables organizados mantienen los equipos funcionando sin problemas. (Créditos de la foto: AKodisinghe.)
La mejor forma de manejar todos estos cables es usar un panel de conexiones RJ45 para terminar los recorridos de los cables Ethernet. El panel de conexiones típico se instala en 1U de espacio y ofrece hasta 24 puertos. Usar un panel de conexiones requiere trabajos a mano -pelar cables, perforar el panel de conexión con éste y usar la herramienta para evaluar cables para verificar la conectividad. (Si le alcanza el presupuesto para contratar a un profesional, probablemente él o ella pueda tener todo instalado en menos de un día.)
Además de un panel de conexiones, siempre tenga una bolsa de bridas para cables a la mano por si se le pierde alguno. Las bridas para cables estándar son baratas y desechables cuando son compradas a granel, y las bridas para cables re abribles que pueden ser reusadas son mucho más caras.
Etiquete todo -y manténgalo sencillo
Finalmente, no escatime en el etiquetado y documentación de su instalación, incluso para las implementaciones relativamente simples. Lo que puede ser obvio para el empleado que está instalándolo, podría no serlo para un nuevo miembro del personal de TI o un vendedor contratado para trabajar en ciertos aspectos del sistema. Dejando el ahorro de tiempo a un lado, el etiquetado adecuado reduce el margen de errores catastróficos como que un sistema súper importante se apague o se reinicie sin una advertencia adecuada.
¿Cuál es la forma más sencilla de etiquetar de manera adecuada su infraestructura? Compre una impresora de etiquetas en una tienda de hardware. Los servidores y dispositivos de red deben estar etiquetados con nombres únicos y descriptivos y sus direcciones de IP. Haga lo mismo con las demás partes del equipo como con el teclado, el mouse, los dispositivos NAS, los routers, los dispositivos de copia de seguridad de datos y hardware redundante.
Las notas detalladas que describen procedimientos importantes relacionados a su hardware local deben ser impresas y adjuntadas al armario del servidor con cinta scotch, o al refrigerador con imanes. Éstas pueden dar instrucciones importantes relacionadas a la las redes, el respaldo de datos o apagar (o prender) el equipo en caso de un corte de energía.
Paul Mah, CIO (EE.UU.)