Llegamos a ustedes gracias a:



Noticias

La nueva ley de delitos informáticos genera reacciones mixtas

[23/09/2013] La reciente aprobación por parte del Congreso de la Ley de Delitos Informáticos ha generado distintas reacciones entre los especialistas y el público en general. Si por una parte se reconoce su aporte en la ampliación de las acciones sancionables en la Red -como la pornografía infantil o la discriminación a través de medios informáticos-, por otra se critica también su ambigüedad en los temas concernientes a la intimidad y el secreto de las telecomunicaciones.
La ley, que fue aprobada para algunos de manera muy rápida, debe ahora pasar por el tamiz de las observaciones del Poder Ejecutivo, y quizás sufra algunas modificaciones. Sin embargo, lo que hasta el momento se ha visto ha sido analizado y tiene algunos puntos que generan controversia. Veamos cuáles son.
Ley Beingolea
Como señala el blog de la ONG Hiperderecho, en realidad, la ley tiene una historia algo antigua. El año pasado el congresista Alberto Beingolea presidía la comisión de Justicia y Derechos Humanos del Congreso. En ese entonces la Comisión se avocó a la introducción de una serie de nuevos delitos considerados de naturaleza informática. El producto de ese trabajo conformó entonces lo que se denominó la Ley Beingolea, un proyecto de norma que en esos días recibió la crítica de algunos sectores debido a que consideraban que algunas de sus partes (artículos) eran muy vagas. Adicionalmente, las críticas también se dirigieron a la probabilidad de que con ella también se podría reducir el derecho al secreto de las telecomunicaciones.
El proyecto nunca se aprobó, pero tampoco fue retirado; simplemente durmió hasta que hace poco más de una semana reapareció en la lista de proyectos a ser debatidos. Durante su periodo de espera otros congresistas habían introducido iniciativas similares, e incluso el poder ejecutivo había enviado un texto para ser debatido.
Y eso fue precisamente lo que algunos congresistas señalaron cuando el texto del proyecto fue presentado para su debate en el pleno.
A las 4 pm, pocas horas luego del debate, el congresista Eguren volvía a someter al debate un nuevo texto de la Ley Beingolea que solo conocían los parlamentarios y que fue plenamente consensuado con los representantes del Poder Ejecutivo, ya que tenían un proyecto de ley presentado que pretendía legislar las mismas materias. El nuevo texto del Proyecto de Ley incorporaba casi todos los demás proyectos de ley presentados, pese a que no se habían revisado ni votado en Comisión previamente. Sin embargo, el nuevo texto apenas mereció un par de intervenciones menores y fue inmediatamente aprobado por 79 votos a favor y ninguno en contra, señala el texto del blog de Hiperderecho.
La premura con la que se aprobó el proyecto no es la única observación que se hace a esta norma. Hay otras observaciones que apuntan al propio contenido de la ley. Como señala Miguel Morachimo, director de Hiperderecho, en el post:
Si bien el nuevo texto ha moderado algunos de los errores de la Ley Beingolea también ha incorporado nuevos problemas como la penalización de las expresiones de discriminación a través de Internet o el contacto con menores a través de medios tecnológicos, indica.
La ley
La ley que se ha presentado al ejecutivo tiene 11 artículos en los que se sanciona el acceso ilícito a un sistema informático, el atentado contra la integridad de los datos, el atentado contra la integridad de los sistemas informáticos, las proposiciones a menores con fines sexuales por medios tecnológicos (grooming), el tráfico ilegal de datos, la interceptación de datos informáticos, el fraude informático y la suplantación de identidad.
A pesar de que, como señala Morachimo, es un avance con respecto a lo que proponía inicialmente, aún se pueden encontrar otros puntos de discusión que son, por ejemplo, los que se encuentran en las Disposiciones Complementarias Modificatorias, específicamente en la Cuarta, que modifica artículos del Código Penal.
Como ha señalado Erick Iriarte, abogado especialista en el área informática, en un post en la plataforma de La Mula, se está proponiendo un artículo que modifica el artículo 162 del Código Penal relativo a las interceptaciones telefónicas.
Con el artículo que se propone se deja de lado una excepción que permitía que una interceptación pueda ser difundida si era de interés público, es decir, si en ella se podía encontrar la comisión de un delito; una excepción que incluso fue propuesta por el Poder Ejecutivo en enero del 2012 pero que retiró en julio del 2013. Esta última versión fue la que primó y se encuentra en el texto aprobado por el Congreso.
El no colocar que se trate de información de interés público, en la propuesta de Julio del 2013, limitará el accionar de la transparencia necesaria, sobre todo en lo que se refiere a personas del quehacer político, siendo que conversaciones aparentemente triviales pueden terminar afectando los derechos de muchos, y el hecho de no poder hacer un adecuado accountability afectará los procesos democráticos, señala Iriarte.
Finalmente
En realidad, como toda norma, esta propuesta es perfectible, y ahora queda en manos del Poder Ejecutivo el que este texto pueda ser ventilado en un debate más amplio del que inicialmente ha recibido. La ley tiene sus puntos a favor y amplía el número de actos sancionables y de carácter informático que cubre, quizás sólo haga falta un poco más de debate.
CIO, Perú