Llegamos a ustedes gracias a:



Noticias

Nuevas informaciones indican que la NSA monitorizó transacciones financieras a nivel global

[25/09/2013] La Agencia de Seguridad Nacional de Estados Unidos (NSA), a través de una de sus ramificaciones, ha estado recogiendo datos financieros en todo el mundo, incluidas las operaciones con tarjeta de crédito y los datos de SWIFT, que dispone de un sistema internacional de transacciones bancarias, según informaciones del diario alemán Der Spiegel.
El periódico ha proporcionado detalles sobre la citada unidad de la NSA, llamada Follow the Money que, según datos proporcionados por el antiguo miembro de la agencia, Edward Snowden, registra los datos financieros globales en un sistema llamado TRACFIN. Este sistema contenía 180 millones de registros en el 2011, de los que un 84% procedía de tarjetas de crédito, según Der Spiegel.
A través de una declaración vía email, la NSA aseguró que el gobierno de EE.UU. adquiere información económica y financiera relativa a financiación del terrorismo. Esta información es recogida cumpliendo la legislación y los canales legales de la diplomacia y la inteligencia, así como con la cooperación de socios y aliados externos, señala el comunicado.
Según una presentación, la NSA ha accedido a las transacciones de Visa de algunos de sus clientes en Europa, Oriente Medio y África. En un comunicado, Visa ha asegurado no estar al corriente de este acceso no autorizado a su red.
"Visa se toma la seguridad de los datos en serio y, ante cualquier intento de intrusión, utilizaría todos los medios que pone a su disposición la ley", ha señalado la compañía. "Además, la política de Visa es proporcionar esa información sobre transacciones solo en respuesta a una orden judicial u otro procedimiento legal válido", concluye.
Expertos de la NSA han descrito en reuniones internas la forma en que lograron con éxito acceder a la "red de transacciones complejas de Visa para aprovechar las posibilidades", ha recogido la misma publicación, que cita documentos oficiales.
Los datos TRACFIN de la NSA también contenían información de la Sociedad para la Telecomunicación Financiera Interbancaria Mundial, o SWIFT, que es una cooperativa en la que participan alrededor de ocho mil instituciones financieras, y presta un servicio de mensajería para las transacciones bancarias a nivel mundial.
Der Spiegel asegura que SWIFT fue blanco del espionaje de la NSA y que, ya en el 2006, un panel independiente creado por la Comisión Europea encontró que SWIFT violaba la normativa de la Unión Europea y las leyes de privacidad de datos belgas, al entregar información a las autoridades de Estados Unidos para investigaciones sobre terrorismo.
Después de los ataques del 11 de septiembre del 2001, SWIFT respondió a órdenes de la Corte Suprema para entregar su información bancaria al Departamento del Tesoro de EE.UU. y, de este modo, rastrear las transacciones financieras sospechosas de terrorismo.
Jeremy Kirk, IDG News Service