Llegamos a ustedes gracias a:



Noticias

Conozca el nuevo LinkedIn, ahora también para adolescentes

[27/09/2013] LinkedIn ahora quiere ayudar a los adolescentes a llegar a la universidad y encontrar un buen trabajo, un cambio de estrategia que los analistas afirmaron que con el tiempo podría dar frutos para la compañía.
LinkedIn -un sitio para profesionales de negocios- cambio sus términos de servicio recientemente para permitir que las personas más jóvenes se puedan registrar. La edad mínima anterior era de 18 años, pero ahora jóvenes de 14 años pueden registrarse en Estados Unidos, Canadá, España y muchos otros países. En otros lugares la edad mínima es 13.
LinkedIn espera que las personas que incluso no tienen edad para conducir un auto ingresen a su sitio para conectarse con colegas, exalumnos y trabajadores de mayor edad para impulsar sus carreras.
Aparentemente, los jóvenes tienen poco tiempo que desperdiciar.
Hay estudiantes inteligentes y ambiciosos que ya está pensando en sus futuros cuando llegan a la secundaria (a qué universidad quieren ir, qué quieren estudiar, dónde quieren vivir y trabajar), sostuvo Eric Heath, director legal de políticas globales privadas y públicas de LinkedIn, en un post que anuncia los cambios, que fueron efectivos desde el 12 de setiembre.
Aunque esto puede ser cierto para algunos, el que los adolescentes vayan a usar LinkedIn para mapear sus vidas es algo que queda por ver.
Para ciertos estudiantes, LinkedIn puede ser un servicio valioso. Un elemento crítico relacionado con las nuevas políticas, por ejemplo, son las nuevas University Pages de LinkedIn, las cuales permiten a las universidades e instituciones superiores ofrecer noticias a través del sitio, responder preguntas y relacionarse con miembros de LinkedIn.
Para los estudiantes que saben que las universidades los están viendo en línea, los nuevos requerimientos de edad de LinkedIn son una buena idea, sostuvo Charlene Li, analista de la industria de Altimeter Group.
Los adolescentes mayores que quieren promocionarse en línea van a hacerlo, sostuvo la analista.
Pero para los adolescentes más jóvenes -los de 13 a 15, que aún no piensan en la universidad- LinkedIn podría no ser una opción. Los lugares más naturales para que los adolescentes se congreguen en línea podrían ser Facebook, Instagram o Snapchat.
Al atender a un grupo más joven, LinkedIn en realidad no corre el riesgo de diluir su marca, ya que aún se encuentra enfocada en las carreras, señalan los analistas.
El problema principal de LinkedIn es atraer a más usuarios, y abrir sus puertas a una audiencia más joven podría ayudarle a lograrlo, aunque ello no ocurriría de un día para el otro, sostuvo Brian Blau, analista de Gartner.
LinkedIn salió a bolsa en el 2011 y se encuentra presionada a incrementar su base de usuarios. El sitio tiene alrededor de 238 millones de usuarios activos, sostuvo un vocero. Facebook, mientras tanto, tiene más de mil millones.
Las University Pages del sitio y las nuevas políticas en cuanto a la edad proporcionan una oportunidad para crecer, indicó Crystal Braswell, vocero de LinkedIn. El sitio ya tiene 30 millones de estudiantes y graduados recientes como miembros, y son el grupo demográfico de más rápido crecimiento en el sitio, indicó el ejecutivo.
Con alrededor de mil University Pages, solo una pequeña parte de las universidades del mundo tienen presencia en LinkedIn, pero alrededor de 200 se agregan cada semana, sostuvo Braswell.
LinkedIn espera que los profesores, padres, consejeros y amigos de la familia ayuden guiando a los estudiantes a través del proceso de configurar una cuenta.
Las universidades y consejeros podría ayudar a promocionar el lugar, sostuvo Li de Altimeter. Las University Pages, y la nueva política en cuanto a la edad, podrían no conllevar grandes frutos en el futuro inmediato pero el sitio podría beneficiarse con el tiempo, indicó.
En un año o dos, algunas escuelas secundarias podrían hacer que registrarse en el sitio sea un requerimiento para los estudiantes que apunten a una universidad, indicó Li.
Pero LinkedIn debe tener cuidado de no añadir más estrés a un proceso que se encuentra muy comercializado y complicado por guías y rankings en algunos países, señaló Blau de Gartner. Los estudiantes no necesitan más presión, afirmó, pero tener otros recursos podría ser bueno.
Zach Miners, IDG News Service