Llegamos a ustedes gracias a:



Noticias

Intel: Oportunidades en tiempos de crisis

[25/05/2009] Ante la crisis económica la clave es invertir en tecnología. Ese fue, en resumen, el mensaje que dejó John Davis, vicepresidente de Mercadeo y Ventas de Intel Corporation, en su reciente paso por Lima con motivo del evento Hacia un Perú competitivo: Oportunidades en tiempos de crisis, organizado por Intel y la Cámara de Comercio de Lima (CCL) la semana pasada.

Su recomendación se basa en el análisis de diversos casos de países en los cuales se pudo superar los momentos de crisis gracias a la realización de un plan estructurado por parte del gobierno en el uso de las tecnologías de la información y comunicaciones (TIC).
El caso emblemático que presentó Davies en su disertación fue el de Taiwán. Este pequeño país fue uno de los más asolados por la crisis asiática de finales de los años 90, por lo que su gobierno decidió proponer dos actividades para revertir la situación. La primera de ellas fue el incremento de la inversión en las áreas de Diseño y Manufactura en las industrias relacionadas a las TIC. La segunda solución propuesta en la isla fue la identificación de las oportunidades que tenía el país de convertirse en un líder mundial en la industria de las TIC, aprovechando el repliegue de otros países como Japón y Corea del Sur.
El resultado fue asombroso. Taiwán pasó a ser un gigante en la industria de las TIC. Específicamente, se convirtió en el centro global del diseño y la innovación de las computadoras personales. Además, gracias a ello, se generaron empleos de mayor valor en el país.
Hoy el mundo se encuentra en una situación similar a la de otras crisis, y la propuesta es la misma: invertir más en tecnología. En tiempos en los que los planes de estímulo económico llenan las páginas de los diarios, no debería ser un problema encontrar el financiamiento necesario para realizar dichas inversiones.
De hecho, ya se está produciendo. En Portugal, por ejemplo, se ha elaborado un plan nacional de TIC que tiene por objetivo incrementar el uso de Internet a un 60% de la población para el 2010, y se espera que el ratio niños/PC baje de 9 a 1 en el 2008, a 2 a 1 en el 2010. El dinero para subsidiar los programas relacionados a las TIC provendría de los 400 millones de dólares que se esperan obtener por el uso de las bandas 3G en el país.
Davies presentó también ejemplos de Costa Rica, Colombia, Argentina, China, Malasia, Australia, India, Vietnam, y por su puesto el Perú, como muestras de que los gobiernos están tomando acciones para estimular la economía.
En base a estos casos, el ejecutivo afirmó que para estimular la adopción de las TIC y conducir la economía de la región hacia una mejora constante, se deben considerarse tres aspectos fundamentales:
Primero, incluir las TIC como una prioridad clave en todos los paquetes de incentivo y estímulo. En segundo lugar, ejecutar programas de inversión de gran escala para la ampliación de la banda ancha, informar sobre la importancia de las TIC en la educación, generar la adopción de la tecnología en las Pymes, promover el gobierno electrónico, e impulsar el trabajo desde casa (teletrabajo). Finalmente, como tercer punto, recomendó comenzar tan pronto como sea posible.
Para impulsar la penetración de la banda ancha, Davies recomendó que los gobiernos aceleren su inversión en conectividad de banda ancha por medio del incremento no solo de su cobertura y velocidad, sino de la reducción de las tarifas; ya que existe una conexión directa entre la banda ancha, la competitividad y la riqueza nacional. Por ello, es clave promover la penetración de la banda ancha -que actualmente están por debajo del 4%, en promedio, en América Latina- en los países de la región.
En ese sentido, aunque somos totalmente conscientes de las muchas prioridades competitivas que los gobiernos enfrentan en estos tiempos de crisis, creemos firmemente que la inversión en la infraestructura de las TIC del siglo XXI no solo ayudará a las naciones a navegar a través de la crisis sino que en realidad las ayudarán a emerger de ella más fuertes, sostuvo el ejecutivo.
Adicionalmente, al referirse a las pymes, Davies resaltó que en muchos países son ellas las primeras generadoras de empleo y contribuyen con aproximadamente el 50% del PBI de un país. Invertir en TIC para las Pymes tiene un efecto directo en el empleo, la productividad, la competitividad y el bienestar social, finalizó el ejecutivo de Intel.
CIO, Perú