Llegamos a ustedes gracias a:



Noticias

Para construir aplicaciones de movilidad

[25/05/2009] Adam Blum, CEO de Rhomobile, afirma que el 90% de los programas que han sido escritos con el sistema de aplicaciones móviles de código abierto de su compañía provienen de ISV y el otro 10% de empresas, pero que con el tiempo quisiera ver que esas cifras se reviertan. Las empresas construyen una gran cantidad de aplicaciones customizadas y tienden a confiar en ellas por mucho tiempo, afirma.

La compañía de 12 personas de Blum intentará ayudar a las empresas a hacer móviles sus aplicaciones existentes, y construir nuevas aplicaciones nativamente móviles desde los inicios que funcionen en múltiples plataformas móviles tales como iPhone, BlackBerry, Windows Mobile, Android y Symbian (y Palm Pre y LiMo se encuentran cerca).
Tengo que ver una organización que se estandarice en un dispositivo móvil y que ello se lleve a cabo, señaló Blum, ex vicepresidente de Ingeniería de Good Technology, en donde vio a las 200 personas del equipo de ingenieros de la empresa constantemente en problemas para soportar su producto de mensajería en tres diferentes sistemas operativos. La heterogeneidad se va a extender en los próximos años.
El sistema Rhodes de la compañía de Cupertino, California, que debutó en marzo, explota las tecnologías Ruby on Rails y HTML que son familiares para muchos desarrolladores. Otras ofertas de Rhomobile, que comenzó el año pasado con un millón de dólares de financiamiento de vSpring Capital, incluyen un servidor de sincronización y un servicio de desarrollo alojado que ingresó a su fase de beta pública esta semana.
Las aplicaciones que Blum considera que van a ser creadas por las empresas que usan Rhodes, podrían incluir cosas como rastreo de flotas de vehículos y rastreo de activos. Un adoptador temprano tiene diseños para ampliar una aplicación a miles de usuarios de dispositivos móviles. Blum, quien comenzó su primera compañía cuando adolescente, hace énfasis en que Rhomobile es un sistema que tiene que ver con aplicaciones nativas que realmente pueden explotar las tecnologías de un teléfono, tales como el GPS o la cámara.
Las empresas que construyen aplicaciones con Rhodes pagan una tarifa por usuario y por año. Aquellos que colocan sus aplicaciones en el campo del código abierto no necesitan pagar y los desarrolladores que comercializan sus aplicaciones pagan un 5% de los ingresos a Rhomobile. Un puñado de esas aplicaciones ya se han mostrado en la AppStore de iPhone y Rhomobile lista las aplicaciones construidas con Rhodes en su sitio, incluyendo la aplicación móvil relacionada a la mesa de ayuda BMC Remedy. 
Bob Brown, Network World (USA)