Llegamos a ustedes gracias a:



Noticias

Los usuarios podrán optar porque Google no muestre sus nombres y fotos en los respaldos compartidos

[16/10/2013] Google mostrará a los usuarios en los avisos que aparecen en su suite de sitios web cuando estos usuarios recomienden productos o tiendas.
Desde el 11 de noviembre, los avisos de Google comenzarán a mostrar las recomendaciones que los usuarios realicen en un sitio de Google, aunque las personas podrán optar por no aparecer en los avisos, sostuvo la empresa el viernes. Esta acción de Google se produce luego de que Facebook realizara un experimento similar en el cual la red social tuvo que llegar a un acuerdo en agosto, presionada por una demanda por atentar contra la privacidad luego de que se presentaran quejas señalando que se estaba apropiando indebidamente de los nombres de los usuarios y sus likes para promover productos y servicios.
Los amigos de los usuarios de Google Plus ya han tenido la oportunidad de ver sus recomendaciones +1, pero el nuevo programa ampliará la forma en que las recomendaciones por parte de los usuarios se comparten en los sitios de Google, sostuvo la empresa en una actualización de sus términos del servicio.
Queremos darles -a ustedes y a sus amigos y conexiones- la información más útil, indicó Google en la actualización. El feedback de las personas que conoce puede ahorrarle tiempo, y mejorar los resultados para usted y sus amigos en todos los servicios de Google, como Search, Maps, Play y en la publicidad.
Por ejemplo, si un usuario da un +1 a una pastelería, esa recomendación podría mostrarse en un aviso que la pastelería tenga en los sitios de Google, indicó la empresa. Un representante declinó dar más detalles acerca de los nuevos avisos, a los que se llama respaldo compartido.
Sin embargo, los usuarios tendrán la opción de prohibir a Google compartir sus nombres y fotos en los respaldos compartidos. Los usuarios de Google de menos de 18 años no se incluirán en el programa.
Los defensores de la privacidad cuestionaron la nueva política.
Esto prueba nuevamente que a Google no le importa lo que quieren los usuarios o su privacidad, sino solo cómo ganar un dólar, señaló John Simpson, defensor de los consumidores de Consumer Watchdog. La opción de no participar ciertamente no será la opción por defecto. Si Google quisiera dar a los usuarios el control, uno tendría que optar por permitir que ellos vendan nuestros respaldos, no que uno pueda optar no hacerlo.
El incremento en el recojo de datos de usuarios por parte de Google genera preocupaciones en cuanto a la privacidad, agregó Jeffrey Chester, director ejecutivo del Centro para la Democracia Digital.
Google, reconoce que su futuro económico depende de su capacidad de enlazar una exposición a un aviso o a un producto auspiciado (a través de publicidad en las búsquedas, web o móvil), y del impacto directo que tenga en términos de compra, sostuvo el ejecutivo. La compañía reconoce que en la actualidad, la mejor forma de entregar un aviso comercial es que provenga de un amigo. Facebook, Google y otros están transformando a sus usuarios en línea en promotores comerciales.
Grant Gross, IDG News Service