Llegamos a ustedes gracias a:



Reportajes y análisis

Cómo aprovechar al máximo la capacidad de su SSD

Siga estos consejos para superar las limitaciones de almacenamiento.

[30/10/2013] Una de las formas más fáciles de acelerar su computadora es añadirle una unidad de estado sólido (SSD). Aunque es caro, un SDD se paga a sí mismo rápidamente, mejorando enormemente su eficiencia y productividad. Pero lo que se gana en velocidad, se pierde en el almacenamiento, debido a que las capacidades de los SSD más asequibles es de 128GB o 256GB y simplemente no funcionan para las necesidades de almacenamiento de hoy en día.
Pero no se preocupe. A continuación le presentamos algunas maneras de bajo costo para liberar espacio en su SSD (o disco duro) para maximizar su uso.
Aproveche la nube
El método más obvio para maximizar el espacio en su SSD es sacarle provecho al almacenamiento en la nube. Archivar documentos antiguos en la nube puede liberar valioso espacio en su SSD, a la vez que le permite acceder a ellos fácilmente desde cualquier lugar con una conexión a Internet cuando sea necesario.
Añada una tarjeta SD o una unidad flash USB
Un método para aumentar el espacio de almacenamiento disponible sin añadir volumen es utilizar una tarjeta SD o unidad flash USB. Muchas computadoras portátiles vienen con una ranura para tarjeta SD incorporada, y es posible conseguir una tarjeta de memoria SD de 64GB por menos de 50 dólares. (Tenga en cuenta que las tarjetas SD de más de 32GB se basan en el nuevo estándar SDXC, así que asegúrese de verificar primero si su lector de tarjetas lo soporta). Como alternativa, las unidades USB de ultra bajo perfil -como el Cruzer Fit- pueden dejarse conectado a su puerto USB, y puede añadir hasta 32 GB de almacenamiento.
 
Independientemente de si tenga una tarjeta SD, una unidad flash USB, o ambas, mueva archivos como canciones, documentos archivados o materiales de referencia a ellos para que haga espacio en su SSD. Por supuesto, siempre haga una copia de seguridad de los datos almacenados en la tarjeta SD o una unidad flash USB, y considere protegerlos con el cifrado BitLocker.
Añada un disco duro externo
Si tiene cientos de gigabytes de datos que son absolutamente necesarios de tener a mano en todo momento, consiga un disco duro portátil. Esto le costará alrededor de 80 dólares por una unidad de 1TB, aunque le sorprenderá gratamente ver cómo son los modelos recientes, delgados y rápidos. El Slim Portable Drive (500 GB) de Seagate, por ejemplo, mide solo 9 mm de espesor y registra una impresionante transferencia de datos 94.6MB/seg al escribir un archivo de 10 GB a través de una interfase USB 3.0. No olvide cifrar sus datos.
Reduzca la memoria virtual
Ya que la mayoría de las laptops y ultrabooks ofrecen entre 4GB y 8GB de RAM, es posible que desee considerar deshabilitar la memoria virtual por completo si no utiliza los juegos exigentes o ejecuta aplicaciones que requieren una gran cantidad de memoria. Los usuarios que padecen de poco almacenamiento y tienen al menos 2GB de RAM, incluso pueden reducir su memoria virtual a solo 1GB o 1,5GB.
Puede cambiar la memoria virtual con el lanzamiento del subprograma Sistemas del Panel de control de Windows (Esto funciona tanto en Windows 7 como en Windows 8), al que puede acceder haciendo clic en Sistema y Seguridad y luego en Sistema. A continuación, abra el cuadro de diálogo Propiedades de Sistema, haga clic en Configuración avanzada del sistema en la columna de la izquierda. Vaya a la pestaña Opciones avanzadas, y aparecerán las opciones de rendimiento, haga clic en Configuración..., presione debajo de la sección Rendimiento. A continuación, haga clic en Cambiar... para abrir el cuadro de diálogo de Memoria Virtual.
En el cuadro de diálogo Memoria virtual, desactive Administrar automáticamente el tamaño del archivo de paginación para todas las unidades, si está habilitado. Seleccione Sin archivo de paginación si desea desactivarlo por completo, o seleccione Tamaño personalizado si desea establecer una cantidad fija de memoria virtual. En este último caso, establezca el mismo tamaño inicial y máximo. Haga clic en Aceptar cuando haya terminado, puede que tenga que reiniciar para que la nueva configuración surta efecto.
Borre los archivos temporales
Cada computadora portátil recogerá inevitablemente archivos temporales y la mugre digital que ocupa espacio valioso en su SSD. Una forma de eliminar rápidamente los archivos falsos es utilizar la herramienta Liberador de espacio en disco (Escriba limpieza del disco en el cuadro de búsqueda en el menú Inicio), o haga uso de las herramientas especializadas de terceros, tales como CCleaner. Además, tómese el tiempo para peinar la carpeta de descargas de su navegador por defecto, que a menudo está lleno de descargas antiguas que ya no necesita.
Compacte el buzón de Outlook para liberar espacio disponible en el disco.
 
Si utiliza una aplicación cliente de correo electrónico como Outlook, puede recortar el tamaño del buzón local mediante la compactación de vez en cuando. Para ello, vaya a la Configuración de cuentas de Outlook y haga clic en la ficha Archivos de datos. Seleccione la cuenta adecuada y haga clic en Propiedades para abrir el cuadro de diálogo Propiedades. Vaya a la pestaña Avanzado, y haga clic en Compactar ahora para comenzar. La operación puede tomar cierto tiempo, incluso en un SSD rápido, así que no lo haga justo antes de una reunión importante.
Desinstale aplicaciones
Por último, las aplicaciones que ya no necesita se pueden desinstalar para ahorrar espacio de almacenamiento. Puede que le sorprenda lo simplemente sencillo que es navegar a través del programa de desinstalación (seleccione Desinstalar un programa desde el Panel de Control), el subprograma revelará software que se puede quitar con seguridad.
Un ejercicio que consume un poco más de tiempo sería volver a configurar las aplicaciones instaladas para eliminar los componentes o módulos que no necesita. Puede hacerlo seleccionando el programa que desea cambiar y haga clic en Cambiar en lugar de desinstalar. Esto generalmente funciona mejor en grandes aplicaciones como Microsoft Office.
Paul Mah, PC World (EE.UU.)