Llegamos a ustedes gracias a:



Noticias

Forrester: Las empresas prefieren el Office como suite de oficina

[29/0/2013] El veterano Office es imbatible, de momento. La suite de productividad bandera de Microsoft sigue gobernando el mundo de la empresa, según acaba de acreditar de nuevo la consultora Forrester que ha entrevistado a 155 responsables de compras TI de organizaciones de todo el mundo.
"No han cambiado las cosas, sentencia el analista y autor del informe, Philipp Karcher. "Office aún domina este mercado". Y esto a pesar de que tiene más características de las que necesita la inmensa mayoría de la gente y de que es caro, a juicio de los mismos departamentos de TI consultados.
Pero Office está ya tan consolidado que ha saltado las barreras de la propia empresa y se utiliza en casa para todo tipo de tareas personales, en lo que ha venido a denominarse poco acertadamente "consumerización de las TI", tendencia que explica cómo los usos tecnológicos en el hogar condicionan o influyen en las decisiones de compra de las empresas, explica Karcher. Por eso, Office es, de lejos, líder del mercado de suites de oficina para los consumidores.
Este sería un factor determinante que explica la consolidada posición del producto, a pesar de la fuerte competencia de opciones que existen ya en la nube, que ofrecen clientes ligeros con funciones de productividad basados en el navegador, como es el caso de Gmail o Google Docs, o el propio Office 365 de Microsoft, que incluye Exchange Online y Office Web Apps. De hecho, el estudio ha detectado que el 20% de las empresas encuestadas utiliza correo electrónico basado en la nube y otro 25% tiene planes de adoptarlo.
Los resultados también arrojan conclusiones sorprendentes sobre la importancia que dan los usuarios a determinados elementos de estos programas. Así, se asegura que la gran prioridad es la compatibilidad entre formatos de archivo, seguido de su integración con el correo electrónico de la empresa. También se considera relevante, aunque no tanto, los derechos de licencia, la compatibilidad de macros o su integración con la plataforma de colaboración social de la empresa.
Entre las últimas prioridades, se mencionan algunos aspectos que han recibido mucha atención y alardes publicitarios, pero que no terminan de arrastrar la atención de los usuarios, como la posibilidad de QUE varios usuarios puedan editar documentos simultáneamente, que es una gran característica de Google Docs, y las aplicaciones móviles para dispositivos iOS o Android, lo que indica escaso interés por utilizar paquetes de oficina sobre tabletas, por ejemplo.
Otro dato revelador es que mientras que el 90% de las empresas dan a cada empleado una copia de Office, solo el 6% también proporciona otra alternativa.
En la edición actual del estudio han descendido algo las alternativas de código abierto, como OpenOffice y LibreOffice, en comparación con anteriores análisis de la propia Forrester. "Su adopción no ha mejorado significativamente" en los dos últimos años, sentencia el mismo experto.
La versión más popular de Office en la empresa es Office 2010 (presente en el 85% de las empresas encuestadas), seguida de Office 2007 (51%) y Office 2003 (28%). Office 2013 se encuentra en el 22% de las empresas, pero su adopción es más lenta que la que registró en su día Office 2010.
En resumen, cuando se trata de suites de oficina, cuanto más cambian las cosas, más se consolida lo que hay. Esto también puede explicar decisiones recientes de potentes firmas, como Apple, que acaba de anunciar que ofrecerá gratis iWorks, un conjunto de aplicaciones de oficina para aquellos que compren un nuevo Mac, iPad e iPhone, en especial para realizar proceso de textos y hojas de cálculo.
Juan Carlos Perez. IDG News Service