Llegamos a ustedes gracias a:



Reportajes y análisis

¿Cómo preparar su negocio para Windows 8.1?

[01/11/2013] Si su negocio está ejecutando Windows 7 o Windows XP, la descarga gratuita de Windows 8.1 anunciada por Microsoft, no es para usted. Pero sí podrá adquirirlo desde la tienda de Microsoft.
Pero, antes tome su tiempo para asegurarse que tiene un plan sólido en su lugar, diseñado para evitar problemas antes de que causen estragos o confusión. Considere la compatibilidad del software y hardware y otros factores antes de instalar Windows 8.1. Y por supuesto, guarde una copia de seguridad de sus datos más importantes.
¿Solo o acompañado?
¿Está preparado para llevar a cabo esta actualización por su cuenta, o tiene sentido llamar a expertos? Instalar un nuevo sistema operativo no es necesariamente una tarea que requiera la ayuda de un profesional, pero en esta ocasión estamos lidiando con la columna vertebral de sus operaciones de negocio.
Si tiene solo un puñado de computadoras, este artículo es probablemente toda la guía que necesita. Pero si tiene un negocio más grande, o si tiene sistemas o aplicaciones críticas -sistemas de facturación o contabilidad, aplicaciones de gestión de clientes o bases de datos de seguimiento de inventario- este es el momento de llamar a un profesional de TI.
¿Cómo está su hardware?
Determine si su hardware existente puede manejar una actualización. Comience revisando los requerimientos mínimos del hardware para Windows 8.1. Pero tratar de sobrevivir con los requisitos mínimos cuando se está ejecutando un negocio es una idea horrible. Si no ha comprado nuevas computadoras desde que el 2008, evite ese gran dolor de cabeza y compre nuevas máquinas con el Windows 8.1 precargado.
Si no ha comprado un nuevo hardware en muchos años, comprar PC que contengan el Windows 8.1 sería mucho más fácil que actualizar los sistemas operativos existentes.
 
Compruebe si hay problemas de compatibilidad
Solo porque está preparado para dar el salto a un nuevo sistema operativo, no significa que sus aplicaciones y dispositivos periféricos lo estén. El Windows Compatibility Center le permite buscar piezas específicas de hardware y software para determinar si ese equipo es certificadamente compatible con Windows 8.1. Si no encuentra sus dispositivos o aplicaciones en la lista, no entre en pánico. Su equipo aún puede funcionar bien con Windows 8.1, pero puede que el proveedor no haya invertido el tiempo y esfuerzo para que sea certificado oficialmente por Microsoft. Contacte al proveedor del software o del dispositivo para estar totalmente seguro.
Échele un vistazo al Windows Compatibility Center para ver si su hardware y software funcionarán con Windows 8.1.
 
Si está actualizando de Windows 7 al 8, puede hace una actualización in-situ que se aplique a Windows 8.1 sobre el sistema operativo existente, y que deje todos sus dispositivos y software intactos.
Pero si está actualizando de Windows Vista o Windows XP, o si ya ha instalado una de las versiones previas del Windows 8.1, éste va a hacer una instalación limpia del sistema operativo y se verá forzado a reinstalar todas sus aplicaciones. Con esto en mente, asegúrese de que tiene disponible el soporte original del software de instalación -ya sea un CD, DVD o una descarga digital- y que tiene todas las activaciones y claves de registro necesarias.
Parchee, actualice y repita
Si no lo ha hecho todavía, ponga los martes de parches en su calendario. En el segundo martes de cada mes Microsoft lanza una gran cantidad de parches de seguridad. Aunque la instalación del Windows 8.1 debe abordar muchos de los problemas en las versiones anteriores -especialmente si está actualizando una versión previa al Windows 7- nunca se puede ser tan vigilante sobre la seguridad. Esa es la razón por la cual también debería chequear las actualizaciones con otros vendedores de hardware y software para mantener sus aplicaciones y controladores de dispositivo parchados y funcionando sin problemas.
Use una herramienta como Easeus Todo Backup para hacer copias de seguridad y respaldar sus sistemas antes de instalar el Windows 8.1.
 
Haga una copia de seguridad
Dígalo conmigo: Voy a hacer una copia de respaldo de mis PC antes de instalar un nuevo sistema operativo. Con tantas opciones disponibles -desde la utilidad de respaldo o copia de seguridad en Windows a terceras herramientas como Norton Ghost de Symantec y Easeus Todo Backup- no hay excusa para intentar o realizar esta maniobra sin una copia de seguridad.
Puede crear una imagen completa del sistema que quiere restaurar si es necesario o puede, solamente, hacer una copia de seguridad de los datos como los documentos, presentaciones y hojas de cálculo. Tenga en cuenta que si solo tiene una copia de seguridad de los datos y algunos aciertos desastrosos, va a tener que instalar el sistema operativo y todas sus aplicaciones antes de restaurar los datos y volver al trabajo.
La actualización a un nuevo sistema operativo siempre viene con algunos dolores de cabeza. Pavimentar el camino para una transición suave puede consumir muchísimo tiempo, pero valdrá demasiado la pena para evitar problemas comunes. Luego, en vez de intercambiar historias de terror con sus colegas, podrá moverse directo a ayudar a que sus usuarios se aclimaten a la interfase moderna -y esa es otra historia.
Tony Bradley, PC World (EE.UU.)