Llegamos a ustedes gracias a:



Reportajes y análisis

El día del comercio electrónico

[05/11/2013] Una vez al año se reúnen en Lima aquellas personas que se encuentran interesadas en el desarrollo del comercio electrónico. La iniciativa, impulsada por el Instituto Latinoamericano de Comercio Electrónico (eInstituto) y la Cámara de Comercio de Lima (CCL) ya ha calado hondo en la mente del público objetivo y por ello la reunión se está convirtiendo en un clásico de la industria.
Este año se volvió sobre lo andado en fechas anteriores. Se revisó una vez más el avance y la evolución de las iniciativas de comercio electrónico en el Perú, y por ello la información es abundante. En realidad, con tan abrumadora cantidad de expositores -más de 10 tan solo en la mañana del evento-, es difícil no quedar corto. Sin embargo, les ofrecemos a continuación un relato bastante completo de la mejor información que se compartió aquel día.
Lo que se puede decir en resumen a partir de todo lo visto y escuchado es que el país ha avanzado un poco pero falta mucho más. La demanda sigue siendo mayor a la oferta, lo cual representa un llamado a las empresas a que se animen a ingresar a este mundo.
La situación
Luego de una breve presentación, a cargo de Marcos Pueyrredón, presidente del eInstituto, la mañana se llenó de datos con la exposición de Marco García, country manager de comScore Perú, quien ofreció un amplio panorama de la situación general del comercio electrónico. Para hacerlo utilizó algunas métricas de Estados Unidos pero que representan tendencias que marcan el camino.
Una de las primeras cosas que se puede observar en la evolución del comercio electrónico es que ésta ha sido positiva en todos los parámetros escudriñados. Las ventas en dólares del comercio electrónico se incrementaron en 16% en el tercer trimestre de este año con respecto al mismo periodo del año pasado. En este mismo lapso los dólares gastados por comprador se incrementaron en 8%, el número de compradores en 7%, y el valor medio de los pedidos en 6%. Todas las cifras son positivas y son indicadores de la buena salud del comercio electrónico en el país del norte.
Si se desagregan las ventas en el retail se puede observar que en ese periodo las ventas de la categoría electrónica fue muy fuerte -es decir, mayor al 15%-, y en ella se puede encontrar que, en particular, la categoría Teléfonos móviles creció 27%, mientras que Equipos de Audio o Video creció 12%.
Más allá de los números, García indicó que se puede observar un cambio en el trayecto que realiza el consumidor para realizar una compra electrónica. Si antes su trayecto tenía la forma de un embudo en donde en la parte más ancha se encuentra el awareness y en la parte más angosta la acción de compra en sí, pasando por el interés y el deseo; ahora el trayecto es una matriz de factores en donde se encuentran los amigos y la familia, la televisión, las tiendas físicas, los medios impresor y, por supuesto, los medios en línea.
La decisión de compra ahora está conformada por muchos factores que, a diferencia del modelo anterior, funcionan al mismo tiempo y quizás interactúen entre ellos.
Y de entre todas las opciones en línea que se encuentran en la Red, García resalto una que probablemente ya haya escuchado: Pinterest.
Este sitio, en el cual las personas publican y comparten fotos en base a intereses, se ha convertido en lo que García denominó parte del eCommerce Social, dando origen a una nueva era con nuevos jugadores. ¡A propósito! Puede visitar el Pinterest de CIO Perú.
Todos estos desarrollos también se pueden encontrar en la región latinoamericana. De hecho, García estimó que ocho de cada 10 consumidores latinoamericanos (de Argentina, Brasil, Chile, Colombia, México, Perú y Venezuela) buscan, investigan y compran productos en línea semanalmente. A esta cifra llegó gracias a un estudio realizado entre los ciudadanos de los países señalados.
Y si se habla de gastos, éstos fueron mayores entre los consumidores en línea de Brasil y Venezuela. En general, casi cuatro de cada 10 consumidores en línea, gastó el equivalente a 500 dólares.
Específicamente en el Perú, se estableció que la mayor parte de los usuarios (36%) gastó entre 500 a mil dólares, siendo el segundo grupo más numeroso (27%) aquel que gastó entre 20 a 100 dólares.
La tarjeta de crédito es el medio más difundido (74%) de pago de las compras en línea en los países mencionados, mientras que la transferencia electrónica y la tarjeta de débito (ambas con 41%) le siguen empatando el segundo lugar. El efectivo contra entrega (26%) es la tercera alternativa más usada.
Inesperadamente, son la ropa y los accesorios los productos más comprados (43%), seguidos de la electrónica (41%) y la música, películas y videos (incluyendo descargas digitales) son los terceros con 36%.
Por otro lado, la Red no solo sirve para realizar ventas directas sino también, como se señaló antes, para tomar decisiones. Un 74% de los encuestados afirmó haber comparado productos y precios, mientras que el 69% vio fotografías o videos de productos. El 68% leyó las descripciones de los productos y un importante 57% leyó comentarios o calificaciones de otros clientes.
Finalmente, el dueño indiscutible en el comercio electrónico de la región es Mercado Libre, pues este sitio tiene más del 50% de las compras en línea en la mayoría de los mercados locales.
Un dato adicional: nueve de cada 10 han usado su smartphone para realizar alguna actividad relacionada con el comercio electrónico (por ejemplo, tomar la foto a un producto), pero solo una cuarta parte ha realizado una compra por este dispositivo. Esta aún baja cifra se debe -a nivel regional- a que los sitios web no está optimizado para el teléfono, y a nivel del Perú debido a las preocupaciones en torno a la seguridad o privacidad.
Las ventas en Mercado Libre
Ya que se había hablado de Mercado Libre como el mayor jugador de la región, no fue sorpresa que la siguiente exposición fuera la de la compañía aludida. Y así fue.
Federico Procaccini, gerente general de Mercado Libre, ofreció también cifras de la industria, algunas de las cuales ya habían sido mostradas por García; sin embargo, lo que resaltó fueron los números que pudo ofrecer sobre el Perú.
Del mercado local sostuvo que movió 611 millones de dólares en el 2012 y para este año (2013) se estima que la cifra llegue a los 800 millones de dólares. De acuerdo a sus cálculos, el crecimiento del comercio electrónico en el Perú tiene una tasa de 20% anual, aunque las ventas locales solo representan el 1,4% del total de la región latinoamericana. Al señalar el reciente CyberDay sostuvo que más de 250 mil personas se sumaron a su tráfico, y el 35% de ellos realizaron una compra por primera vez.
En el Perú los primeros cinco actores más grandes del comercio electrónico son Mercado Libre, Amazon, SagaFalabella, Apple.com y Cineplanet.
Si se tiene en cuenta el sitio de Mercado Libre, las categorías que más venden en este lugar son celulares y telefonía; ropa, joyas y relojes; computación; y hogar y electrónica. En cuanto a las de mayor crecimiento se encuentran celulares y telefonía; computación; y electrónica, audio y video.
Procaccini habló sobre un fenómeno que se está produciendo en los mercados (Argentina, Brasil, Chile, Colombia, México, Uruguay, Venezuela y Perú) en los que tiene presencia su sitio: están apareciendo vendedores profesionales a través de Mercado Libre. Es decir, personas que se dedican profesionalmente a utilizar la plataforma para ganarse la vida (o al menos parte de ella).
Un impresionante 20% afirma haber dejado su trabajo para solo dedicarse a vender a través de Mercado Libre. Esta cifra alcanza su nivel superior en Brasil en donde el 25% de los usuarios (vendedores) encuestados afirma haberlo hecho. Esta cifra en el Perú llega al 17%, que no es poco.
En el país son más bien más numerosos (63%) aquellos que señalan que no han dejado su trabajo pero que sí le han agregado a él los ingresos que puedan generar a través del sitio de Mercado Libre. De hecho, el Perú es el país en donde es mayor la cantidad de personas que optaron por esta respuesta.
La guía de Visa
Luego de la amplia información sobre el desarrollo del comercio electrónico, Visa salió un poco del tema -aunque también ofreció cifras- para entregar a la audiencia información más práctica: una guía.
Efectivamente, Visa presentó la Guía Práctica para el Desarrollo de Plataformas de Comercio Electrónico con el fin de impulsar el crecimiento de las micro, pequeñas y medianas empresas, a través de una herramienta más de comercialización. Sin importar el tamaño del negocio, señala Visa, con esta guía los empresarios podrán iniciarse en el comercio electrónico para aprovechar las oportunidades que les ofrece la venta de productos en línea.
La Guía Práctica para el Desarrollo de Plataformas de Comercio Electrónico incluye nueve capítulos entre los que se encontrarán respuestas a diferentes cuestionamientos que comúnmente las Mypes se hacen en este tema: ¿Qué es el comercio electrónico?, ¿Cómo incrementar la seguridad en los sistemas de compra en línea?, ¿Puedo obtener medios de pago seguros para el negocio?; así como estrategias funcionales para cada tipo de comercio.
El impulso del comercio electrónico como una alternativa para emprendedores y mypes es la estrategia que Visa ha trazado para acercar las tecnologías de la información a estas empresas y detonar su productividad, sostuvo Brayan Peralta, director regional de Comercio Electrónico para Visa América Latina y El Caribe. Iniciativas como ésta contribuyen al desarrollo de las capacidades de los emprendedores, al tiempo que los apoya para hacer crecer su negocio en diversos canales, agregó el ejecutivo.
Aquellos que se encuentren interesados en la guía pueden descargarla de http://www.VisaEmpresarial.com sección Ideas & Recursos, Seminarios.
El factor legal
La ley es importante, muy importante, para el desarrollo del comercio electrónico. Sin embargo, tiene una característica que la diferencia del resto de factores: generalmente va a un paso más lento. En efecto, mientras los demás factores son aquellos que moldean la evolución del comercio electrónico, la ley, se podría decir, va acomodándose a esta evolución. La ley cambia y se adecua, como lo señaló Oscar Montezuma, socio principal de M&P Consultores Legales.
Para graficar su posición, Montezuma se remontó en el tiempo para demostrar cómo cambian, por ejemplo, los derechos sobre las propiedades cuando cambian las tecnologías de transporte.
Montezuma indicó que en el pasado la ley de Estados Unidos le otorgaba a las personas la propiedad no solo del suelo que tenían sino también del subsuelo -teóricamente hasta el centro de la Tierra- y del espacio aéreo sobre él -hasta las estrellas, por decir.
Con esta forma de entender la propiedad parecía no haber problemas, hasta que aparecieron los aviones. Específicamente los aviones comerciales debían, por necesidad, pasar por encima -por los cielos- de la propiedad de alguna persona, y eso los podría hacer objeto de una demanda.
La figura que ahora nos parece absurda no lo era hace años, de hecho, era legal, hasta que cambiaron las leyes, luego de que en 1945 alguien presentó una demanda. Invocando el sentido común, la Suprema Corte de Estados Unidos indicó que esa demanda no tenía cabida en el mundo moderno y que el aire era una autopista pública por donde los aviones podían transitar. El derecho cambiaba de acuerdo a los avances tecnológicos, de manera positiva.
Si saltamos al momento actual, donde reina Internet, los cambios del derecho no siempre han sido positivos. Montezuma mostró los ejemplos de la Protect IP Act -conocida como PIPA- y la Stop Online Piracy Act -conocida como SOPA-, proyectos de ley que aparecieron en el 2011 y que proponían cerrar sitios web de comercio electrónico y a los que les ofrecían servicios a ellos -como las pasarelas de pago- si se encontraban indicios o enlaces de productos piratas en ellos.
La reacción en contra de estos proyectos hizo que no se transformaran en leyes, y esa reacción se basó en el hecho de que los sitios no son más que los intermediarios de la transacción, los mensajeros.
La tecnología y el derecho andan a velocidades distintas. Lo ideal siempre será que el derecho se adecúe a la tecnología y no al revés, sostuvo el abogado. Montezuma también indicó que se debe ser muy cauteloso con la regulación, un paso tan grande como el comercio electrónico no puede regularse sin tomar en consideración que se podría desincentivar el uso de la tecnología.
Finalmente
Fueron muchos más los expositores que se presentaron aquella mañana y tarde en las presentaciones del eCommerce Day. Sin duda, la cantidad de información fue masiva y las relaciones que se desarrollaron también fueron significativas; de hecho, se animaba a compartir los datos de contacto en una pizarra en donde uno podía pegar su tarjeta de presentación, un acto del mundo real que podría servir para cimentar el desarrollo del mundo virtual.
Jose Antonio Trujillo, CIO Perú