Llegamos a ustedes gracias a:



Reportajes y análisis

15 errores comunes en la búsqueda de empleo en TI

[12/11/2013] ¿Es un profesional de TI cuya búsqueda de empleo no parece ir a ningún lado? La búsqueda de una nueva posición en un mercado laboral competitivo como el de tecnología puede ser frustrante, cuando no se van logrando los resultados deseados. ¿Cómo hace para distinguirse de todos los otros que también buscan empleo?
Parte de esa ecuación implica preparar una estrategia, construir un plan y evitar los errores comunes. Si no es diligente, paciente y cuidadoso, es fácil que las cosas caigan por las grietas. Para ayudar a evitar que esto suceda, CIO.com habló con entrenadores profesionales, escritores de currículos y reclutadores de TI para arrojar luz sobre los errores más comunes que los profesionales de TI cometen con frecuencia a la hora de realizar su búsqueda de empleo.
1. No planificar ni preparar una estrategia de búsqueda de trabajo
La búsqueda de un nuevo puesto es un trabajo de tiempo completo. Muchos candidatos entran a la búsqueda con poca o ninguna preparación. Más que eso, no le dedican el tiempo suficiente cada semana, o establecen las expectativas adecuadas en términos de cuánto tiempo requerirá el proceso.
"Contar con una estrategia enfocada que haga el mejor uso de todo el tiempo que pueda comprometerse para la búsqueda es imprescindible. Yo hablo con muchos profesionales que pasan varias horas al día o de la noche y lo único que logran es tamizar a través de cientos de publicaciones que figuran como trabajo en línea", señala Stephen Van Vreede, estratega de carrera y fundador de ITTechExec.
2. No mantener ni hacer crecer su red
Según una encuesta de Simplyhired.com hecha en el 2011, más de la mitad de los solicitantes de empleo habían sido contratados a través de la remisión de un amigo. Si mira alrededor de la web muchos sitios dicen que entre el 70% a 80% de los empleos se encuentran a través de redes. Con probabilidades como esa, debe pasar un tiempo haciendo crecer su red profesional.
Si la gente de su red desconoce sus habilidades y su valor, es probable que no puedan ayudarle a encontrar un nuevo trabajo. Hay que cultivar y hacer crecer estas relaciones.
"La mayoría de las personas que no compran plenamente el concepto de trabajo en red, ya sea en persona o en línea, no mantienen las relaciones que han hecho en los últimos años. Ellos se consideran demasiado ocupados para llegar a su red de manera periódica solo con el fin de mantenerse en contacto. Sin embargo, cuando van a empezar una búsqueda de empleo, de inmediato y frenéticamente contactan con todos sus conocidos. Para ser honesto, esto es realmente molesto. Quiero decir, ¿quién quiere relacionarse con una persona que solo se comunica cuando necesita o quiere algo de uno? Esto hace que la gente no quiera ayudarle en absoluto", anota Van Vreede.
3. Buscar en una red demasiado amplia
Buscar en una red amplia puede dejar muchos agujeros. Muchas veces la gente se pone nerviosa sobre aterrizar en un puesto de trabajo, por lo que piensan que al ampliar el alcance de la búsqueda tendrán más oportunidades. Respuesta incorrecta, según Van Vreede.
"En la mayoría de los casos, eso es 100% incorrecto. Lo que hace en realidad es diluir su mensaje en el currículum vitae, perfil en línea, etc., y extender su delgado tiempo. Acabará persiguiendo las cosas al margen de que usted realmente no quiera o no sean un logro", señala Van Vreede. "Definir un ámbito reducido de búsqueda le ayudará a crear contenidos que realmente resuenen con su público objetivo, y le ayudará ahorrar mucho tiempo al eliminar las oportunidades inadecuadas".
4. No Investigar a los posibles empleadores
"Uno de los mejores -y más antiguos- consejos es investigar a la compañía. Sin embargo, siempre está en la parte superior de la lista de los mayores errores en la búsqueda de empleo. Las personas lo escuchan, pero no lo hacen", señala el entrenador de carrera y escritor de hojas de vida Donald Burns.
Aunque esto parece obvio, al parecer sucede mucho. Investigar a la empresa a la que está postulando le dará una idea de lo que hacen, quiénes son sus clientes y los problemas que enfrenta. Esto, a su vez, le permitirá formular preguntas inteligentes para su entrevista.
5. Hablar demasiado sobre tecnología
Centrarse demasiado en las habilidades técnicas de una posición es algo común en las entrevistas de TI, de acuerdo con Jack Cullen, presidente de Modis, una firma nacional de reclutamiento de TI.
"Si bien estos elementos son sin duda importantes para la posición, las empresas contratan sabiendo si se adaptará a su cultura y la persona que lo entreviste necesita realmente tener una idea de su personalidad en un corto período de tiempo", agrega Cullen.
Si bien la creación de redes específicas o habilidades de desarrollo de aplicaciones pueden marcar la diferencia al principio de su carrera, sus competencias empresariales harán que se distinga. Mientras más alto suba, más aún. Hay que entender y ser capaz de articular al menos una o dos historias que resalten sus logros.
La estratega de currículums Laura Smith-Proulx, ofrece este consejo a sus clientes. "Es importante mostrar cómo se utilizan estas técnicas para lograr resultados empresariales. Si no sabe cómo afectó a su empleador un proyecto en particular, tómese un tiempo para averiguar los resultados en términos de eficiencia del negocio, nuevos ingresos o ahorros de costos. Después de reunir una historia coherente, considere incluirlo en un formato R-C-A, (Challenge-Action-Result, o resultado de un reto), en su currículum vitae o perfil de LinkedIn. Esta estrategia puede ayudarle a recoger sus pensamientos en la intensidad del proyecto y sus resultados", señala Smith-Proulx .
6. Demasiados detalles técnicos en su hoja de vida
Los profesionales de TI suelen tener hojas de vida más largas. No es fácil documentar la eficacia de varios años de experiencia en el campo de las TI en una sola página. "Las hojas de vida de los candidatos a un puesto en TI por lo general son largas, pero algo que pase las tres páginas puede desesperar incluso el reclutador más paciente. Si lucha para adaptar su experiencia en dos o tres páginas, considere la posibilidad de reanudarlas o trabajar con un escritor profesional para recortar su narrativa con el fin de facilitar la lectura", anota Smith-Proulx.
7. Centrarse en el lado equivocado de la historia
"Un error común es que una persona que busca trabajo se centra más en las responsabilidades de sus funciones anteriores, y menos en los hechos importantes y los resultados reales. Cosas que se desarrollaron, el dinero que se ahorró y los objetivos de la organización que se alcanzaron, son ejemplos de lo que quieren saber los entrevistadores", señala Cullen. Un director de recursos humanos quiere saber lo que hizo para ayudar a que su empresa tenga éxito, no una larga lista de deberes y responsabilidades.
En la búsqueda de una posición y la construcción de un currículum vitae, los solicitantes de empleo deben ser detallados en sus descripciones y búsquedas. "Un término de búsqueda como 'ingeniero de software' debe ampliarse para incluir desarrollador de software, desarrollador de Java y posiciones similares. Lo mismo ocurre con una hoja de vida -asegúrese de que sus habilidades están lo suficientemente detalladas como para llamar la atención cuando los reclutadores o los directores de recursos humanos revisan su hoja de vida", señala Cullen.
8. Utilizar el correo electrónico de un trabajo
Si está buscando un empleo, mientras sigue trabajando, puede que tenga problemas con su jefe o, peor aún, ser despedido cuando su jefe se entere de que está planeando irse.
"Incluso si cree que el correo de la empresa no se controla, o que su jefe no se entera de que está buscando un nuevo empleo, el uso de una dirección de correo electrónico del trabajo muestra poca discreción en el uso de recursos de la empresa", anota Smith Proulx. La ejecutiva también advierte que el empleador podría sospechar que está utilizando el tiempo de trabajo para las actividades de búsqueda de empleo si ve que está esperando mensajes de correo electrónico a través del dominio de su empleador.
9. La excesiva dependencia de las juntas de trabajo y reclutadores
La cuestión número uno comúnmente vista con gente de TI, según Burns, es un exceso de confianza en los métodos de TI para conectarse con los trabajos. "Las bolsas de trabajo son notoriamente ineficaces para conectar a las personas con los puestos de trabajo. Si Googlea este tema, encontrará que menos del 10% de los solicitantes de empleo se conectan a través de estas bolsas de empleo; sin embargo, los buscadores de trabajo típico gastan el 80% de su tiempo tratando de encontrar trabajo de esta manera. Pasar 80% de su tiempo en una estrategia que tiene una efectividad menor al 10%, no tiene sentido", señala Burns. También señala que el personal de TI es especialmente propenso a esta trampa, porque es su especialidad.
Van Vreede está de acuerdo, señalando que las bolsas de trabajo son las estrategias de búsqueda de trabajo menos eficaces. "No estoy diciendo que no debe usar bolsas de trabajo, solo que debería tener un conjunto limitado de condiciones en algunas bolsas de trabajo en TI clave que le avisen cuando se publica una coincidencia, y así pueda gastar su valioso tiempo con estrategias de búsqueda más productivas", señala Stephen Van Vreede.
Van Vreede aconseja a sus clientes que los reclutadores de TI no son la única respuesta, sino que son simplemente una parte de un ataque múltiple. "Los reclutadores están muy bien, y se deben utilizar en la medida de lo posible para su búsqueda de trabajo. Sin embargo, no deposite todas sus esperanzas en ellos. No lo representan a usted, el que busca empleo; sino que representan a la empresa que está contratando. Tienen un conjunto muy limitado de criterios que están buscando en un candidato. Además, la mayoría de los reclutadores suelen operar con la forma de pensar 'solo estoy interesado si no me quiere', por lo que si los alcanza, no espere mucho amor de su parte", señala Stephen Van Vreede.
10. No hacer seguimiento
"Esto es, de lejos, lo que detiene a la mayoría de solicitantes de puestos de trabajo en la obtención de un nuevo papel. Con el uso de sistemas de seguimiento de candidatos (ATS) y la gran cantidad de hojas de vida recibidas para las ofertas de trabajo abiertas, hay una buena probabilidad de que su aplicación se pierda en la revisión", señala Smith-Proulx.
Antes de postular asegúrese de revisar el LinkedIn y las páginas 'acerca de' de la empresa para encontrar al probable director de recursos humanos para el trabajo al que está apuntando. Si no puede encontrar un nombre, busque contactos en el departamento de recursos humanos de la empresa. Una vez que haya aplicado a la posición, llegue a estos contactos a través de LinkedIn o el correo electrónico para reiterar su interés y solicitar la verificación de que han recibido su postulación
"Si bien es posible que aún no reciba una respuesta sobre su postulación, también hay una posibilidad de que su contacto no haya visto su hoja de vida, y exprese su interés en entrevistarse con usted", señala Smith-Proulx.
11. No se desespere
Ya sea en su red personal o los gerentes que contratan, la gente puede oler la desesperación a una milla de distancia. Una mejor manera de enfocar toda la búsqueda de trabajo es averiguar lo que puede hacer para la empresa y cómo puede agregar valor. Si puede demostrar que puede satisfacer una necesidad o resolver un problema, eso hará que la gente lo quiera contratar. Parte de esto es, como se señaló anteriormente, producto de la investigación de la compañía a la que está postulando.
Postear su currículum vitae en cada bolsa de trabajo es otro enfoque que Burns advierte. "Está bien enviar su currículum vitae a una bolsa de trabajo, pero su publicación en demasiados sitios no le ayudará. Es tan malo como enviar 400 correos masivos con hojas de vida -parecerá como si tuviera un ataque de pánico", señala Donald Burns.
12. Una presencia débil en Internet
Usted está en TI. Usted ha sido y será juzgado por lo que aparece en el ranking de búsqueda de su nombre. Si tiene un perfil incompleto o desactualizado o, peor aún, no tiene ningún perfil en toda la web, entonces necesita parar la pelota y hacerse cargo de eso.
"Si un reclutador intenta buscar su nombre en Google, puede que lo encuentre rápidamente. Esto es muy importante -si no pueden encontrarlo de forma rápida en Google, podría no existir. Esto es especialmente cierto si tiene un nombre común como. 'Juan Pérez' por ejemplo. No es simplemente una cuestión de ser visible en Google. Lo que es realmente importante es ser conocido por algo. Si su habilidad especial es la de FEO (Front End Optimization), querrá aparecer en la primera página cuando los reclutadores googleen 'Juan Pérez FEO'", señala Burns. Si algo negativo viene con la búsqueda y no puede hacer que se vaya, esté preparado para hablar de ello en las entrevistas.
LinkedIn y lo medios sociales se han convertido en herramientas de gran alcance en lo que respecta a la búsqueda de empleo y la creación de redes. Ellos ayudan a los solicitantes de empleo pasivos a atraer reclutadores y a que éstos tengan nuevos candidatos. No espere estar desempleado para vestir su perfil.
"Lo mejor es mantenerlo al día con un mensaje enfocado, una declaración de valor fuerte y mencionar los logros de alto impacto, junto con anotaciones sobre las habilidades y buenas recomendaciones. Además, querrá estar seguro de que su perfil está optimizado para la búsqueda al tener que ser rico en palabras clave en los lugares adecuados", señala Van Vreede.
13. Mantenga su perfil de LinkedIn
Aunque este problema se produce entre los buscadores de empleo de todos los sectores, es especialmente perjudicial para los trabajadores de TI, cuya habilidad en metodologías o tecnologías específicas puede hacer una gran diferencia.
"Los reclutadores están constantemente a la caza de un gran talento en LinkedIn, y las actualizaciones del perfil pueden significar la diferencia entre la recepción de llamadas o ser ignorado cuando se postula a las ofertas de trabajo. Al igual que algunos profesionales de TI, puede considerarse una persona introvertida, y por lo tanto sentirse incómodo al compartir ciertos detalles de su carrera profesional en LinkedIn. Olvídese de ello, de lo contrario, será ignorado por los empleadores cuando busquen candidatos", señala Smith-Proulx. Un consejo de Smith-Proulx: Cuando actualice su perfil en línea mantenga las descripciones de los proyectos anteriores, pero deseche las habilidades técnicas relacionadas con ellos. Esta estrategia le permitirá mantener la experiencia en su currículum, pero quitar las tecnologías obsoletas que pueden hacer que sus habilidades se vean como de la vieja escuela.
14. Ser demasiado confiado
"Siempre escuchamos mucho sobre la importancia de proyectar confianza en uno mismo durante una entrevista, pero es igual de vital no parece ser demasiado confiado. Tómese el tiempo para aprovechar las experiencias, retos y éxitos del pasado para discutir logros. Destacar los logros y la confianza es la clave, pero asegúrese de que lo ha hecho de manera que muestren su sustancia", señala Cullen.
15. Hablar mal de sus ex compañeros de trabajo o empleadores
La mayoría de los profesionales de alta tecnología pueden mirar hacia atrás y recordar a al menos una persona o equipo que hizo el trabajo miserable. Navegar por las aguas de la política de trabajo puede hacer naufragar hasta al profesional de TI más anclado, pero no importa lo tentador que sea, hablar mal de su jefe o compañía anterior no es una cosa sabia, incluso si esa es la razón por la que se fue o está saliendo de su posición actual.
"Tenga cuidado con lo que dice de los empleadores anteriores, incluso en situaciones en las que cree que es justo decir la verdad. Casi todo el mundo ha experimentado el desafío de un mal jefe o de un equipo volátil. Sin embargo, es la forma en que ha tratado con situaciones problemáticas lo que muestra su verdadero valor como empleado", señala Smith-Proulx.
La ejecutiva aconseja a los clientes que enfrentan este dilema a que sean honestos acerca de cómo o por qué no funcionó, pero siendo respetuosos con sus antiguos colegas. "Enfóquese en lo que resalta, en lugar de las situaciones que no podía cambiar. Ningún director de recursos humanos quiere oír hablar de plazos imposibles, colegas negativos o ambientes de trabajo desmoralizantes, sino que quieren saber si es un recurso proactivo, resistente y que es capaz de realizar su trabajo a pesar de las circunstancias difíciles", anota Smith-Proulx.
Hein Rich, CIO (EE.UU.)