Llegamos a ustedes gracias a:



Reportajes y análisis

Diez razones para llevar una Chromebook de viaje


[11/11/2013] Si está tratando de decidir qué dispositivo comprar para su próximo viaje porque su laptop actual es demasiado vieja, demasiado lenta, demasiado pesada y simplemente muy vergonzosa; o, por el contrario, demasiado nueva y demasiado cara para correr el riesgo de un accidente en la carretera, considere una Chromebook.
Aquí hay 10 razones para hacerlo.
1. Funciona incluso sin conexión a Internet
Sí, una Chromebook es básicamente el navegador Chrome con el mínimo hardware posible y el sistema operativo empaquetado alrededor de él, y, normalmente, un explorador es bastante inútil sin la web. Pero si está utilizando Google Drive, entonces, sus documentos y aplicaciones de Google todavía están disponibles fuera de línea.
La forma en que funciona es que la Chromebook descarga los últimos 100 archivos que se han abierto en Google Drive, además de los archivos que marca específicamente para ser trabajados fuera de línea. (Hay un ajuste en la opción "Más" en la barra de herramientas del lado izquierdo de Google Drive que permite el acceso sin conexión).
La funcionalidad offline de Chromebook incluye el procesador de textos, hojas de cálculo, presentaciones, edición de fotos, correo electrónico, calendario, reproductor de música, además de cientos de más de otras aplicaciones fuera de línea disponibles para su descarga desde la Google Chrome Web Store. Y eso incluye a Angry Birds. También puede guardar las páginas web para su posterior lectura sin conexión.
2. Tiene un teclado con el que puede escribir
No a todo el mundo le gusta escribir en un teclado en la pantalla. Escribir mientras realiza una entrevista o toma notas en una tableta durante una reunión es casi imposible para algunas personas, y el uso de un teclado externo puede ser incómodo.
El teclado de la Chromebook no es precisamente amplio, pero las teclas están bien separadas y tienen una buena sensación al tacto. Si la comodidad al teclear es importante para usted, asegúrese de probar el teclado en una tienda antes de comprar.
La única cuestión problemática con la Acer Chromebook es el touchpad. No tiene los dos botones habituales -en su lugar, toda la zona inferior de la pantalla táctil es un botón que puede ser presionado para hacer clic, lo que significa que no se puede hacer clic derecho sobre los enlaces para, por ejemplo, abrirlos en nuevas pestañas. Se espera que los usuarios golpeen con los dos dedos en lugar de uno para hacer clic derecho, lo cual toma un poco de práctica para acostumbrarse.
3. Es ridículamente fácil de usar
El único problema que probablemente tenga al utilizar la Acer Chromebook C7 por primera vez es averiguar cómo hacer clic derecho en algo cuando el trackpad no tiene un botón de clic derecho. El truco es usar dos dedos en el teclado en lugar de uno. Aparte de eso, la Chromebook es completamente intuitiva.
Abra la tapa, introduzca su dirección de correo electrónico y contraseña de Google, y estará adentro listo para abrir un nuevo documento de texto; haga clic en el pequeño ícono de procesador de texto en la parte inferior de la pantalla. Está justo después de los íconos para el navegador, el correo electrónico y la búsqueda de Google.
El sistema operativo Chrome podría estar basado en Linux, pero Google ha hecho un trabajo maravilloso en hacerlo simple. No hay que instalar ningún driver -todo funciona, al instante, nada más con sacarlo de la caja.
No hay nada que aprender, no hay retrasos mientras encuentra la manera de hacer algo con todos los demás en la reunión mirándole. Puede ahorrar su capacidad intelectual para recordar los nombres de las nuevas personas que conoce y dónde puso su tarjeta de embarque.
4. No pierde sus datos si se malogra o se la roban
Una de las alegrías de llevar una Chromebook de viaje es que no existen documentos para transferir a una computadora de escritorio o portátil al final. Todo se sincroniza automáticamente a través de Google Drive.
Esto también significa que si la Chromebook se pierde o es robada durante el viaje, puede ir a cualquier tienda, recoger otra, y estar de vuelta en los negocios sin interrupciones.
Por supuesto, puede hacer lo mismo con cualquier computadora portátil, mediante la instalación de software de copia de seguridad de la nube o el uso de aplicaciones en línea como Google Drive y SkyDrive de Microsoft. Sin embargo, tiene que ser disciplinado. Es fácil olvidarse de instalar el software de copia de seguridad o apagarlo si sale de viaje, o dejar caer accidentalmente archivos en carpetas que no están respaldadas.
La Chromebook hace todo de forma automática, lo que significa que hay menos posibilidades de errores.
Además, cada usuario de una Chromebook tiene un área privada y encriptada para sus cosas. Los usuarios no pueden leer los datos de cada uno, y un ladrón que agarra una Chromebook no será capaz de entrar y sacar nada de ella.
5. Viene con 100GB de almacenamiento gratuito
La Acer Chromebook viene con 16GB de memoria flash, pero también le dan otros 100GB de almacenamiento en la nube a través de Google Drive.
Si eso no es suficiente, también hay tres puertos USB donde se puede conectar mediante tarjetas de memoria, así como una ranura dedicada para una tarjeta de memoria.
6. Sus baterías duran horas
Oficialmente, la Acer Chromebook se supone que tiene cuatro horas de duración de la batería, y eso es verdad de acuerdo con mi experiencia. Una característica interesante es que cuando se desconecta la Chromebook, el medidor de batería muestra la cantidad de horas de energía que le queda a la batería. Cuando la conecte, le mostrará la cantidad de tiempo que le tomará tener la batería completamente cargada.
Pero si la vida de la batería es muy importante, la Samsung Chromebook promete más de 6,5 horas de duración de la batería por solo 249 dólares. Y la HP Chromebook 14, que saldrá esta temporada de fiestas, promete casi 10 horas por 299 dólares. Acer también tiene previsto lanzar una Chromebook con más vida de la batería antes de finales de este año, así que esté atento.
7. No tiene que esperar a que haga algo
Dado que la Chromebook no tiene un sistema operativo pesado, ni cabezales giratorios -solo almacenamiento de memoria de estado sólido- no hay mucho motivo para reiniciar el dispositivo. Como resultado de ello, actúa más como un teléfono inteligente o una tableta que como una computadora tradicional. Abre la pantalla, se enciende y está lista para usar.
Del mismo modo, no hay mucho cambio entre aplicaciones, no hay antivirus, y pocas cosas que monopolicen el procesador. Así que todo es rápido. Haga clic en el ícono de procesamiento de texto y una página en blanco se abre inmediatamente -sin esperar a que la aplicación de procesador de texto cargue.
8. Es ligera
La Acer Chromebook C7 es de 2,5 cm de espesor y pesa tan solo 1,3 kilos, y la nueva Acer Chromebook promete ser un cuarto más ligera, y un cuarto más delgada. La versión de Samsung pesa un kilo menos que la C7, y es aún más delgada.
Esto significa que la Chromebook es lo suficientemente ligera como para llevarla en un bolso de tamaño medio, o cualquier mochila, maletín o bolso.
Con una carcasa robusta y sin unidad de disco frágil, se sentirá cómodo al tratarla, como si fuera su teléfono inteligente o su ebook.
El peso se levanta no solo sobre sus hombros, sino en su mente, también. El precio es de gran ayuda aquí, también.
9. Cuesta 199 dólares
La Acer Chromebook C7 cuesta tan solo 199 dólares. Su teléfono celular, bolso o maleta probablemente cuesta más.
Por lo que podría ser un poco más cómodo dejar la Chromebook en su habitación de hotel, o en una mesa de restaurante, en comparación con una computadora portátil que cuesta cinco veces más.
No tener que preocuparse por la pérdida o daños en la Chromebook, sobre todo en un viaje, es bastante liberador.
10. No es Windows 8
Si está buscando evitar Windows 8 a toda costa, pero no está listo para cambiarse completamente al campo de Apple -y al incremento de precio de Apple- una Chromebook es una gran manera de esperar hasta la próxima versión de Windows.
La pregunta es, cuando ese tiempo pase, ¿necesitará Windows en absoluto?
Maria Korolov, Network World (EE.UU.)