Llegamos a ustedes gracias a:



Reportajes y análisis

2013: Hablan los analistas

[17/12/2013] En el año que está por terminar, la oferta de soluciones TI ha sido abundante. A la clásica propuesta de virtualización se unió entusiastamente la computación en la nube y la movilidad -hace un par de años; y más recientemente el big data y el social business. Casi dependiendo del momento en el que han llegado estas propuestas al mercado, se puede apreciar diferentes grados de madurez en el nivel de adopción por parte de las empresas peruanas.
La virtualización es casi un hecho en un muy alto porcentaje de las empresas y la computación en la nube es la segunda tendencia en grado de madurez dentro de este grupo. Las demás tendencias se encuentran en estudio, en piloto o simplemente en observación, por diversos motivos.
Vea también: 2013: Hablan los CIO
Éstas son, a grandes rasgos, las conclusiones que se pueden emitir a partir de las observaciones que han compartido con nosotros tres analistas del mercado TI. A ellos les preguntamos sobre el desarrollo de estas tendencias en el país y su grado de adopción, y las respuestas que nos ofrecieron explican, en conjunto, lo que ha ocurrido con el mercado peruano en el 2013. Por supuesto, lo que nos ofrecieron fue un abundante análisis de los motivos por los que se ha llegado al escenario en el que actualmente nos encontramos, y eso es precisamente lo que deseamos compartir ahora con ustedes.
Virtualización y nube.
Una de las tendencias que prácticamente se encuentra cimentada en el país es la virtualización. De hecho, todos los analistas coincidieron en que es muy difícil encontrar una empresa que no se encuentre convencida de las bondades de la virtualización, o que no tenga un grado de virtualización considerable.
Ya no hay IT manager que no piense en un ahorros de costos, de espacio, de energía y de todas las otras ventajas que le permite la virtualización. Creo que la virtualización es un tema que ya no es una tendencia que tengamos que seguir como otras, señala Fernando Grados, director de Dominio Consultores.
La virtualización ha llegado a tal grado de madurez que no solo es una tendencia en el Perú, sino que también lo es en otros países, con resultados similares. De hecho, ya se encuentra dentro de las prioridades de los gerentes TI regionales, en el primer lugar.
Nosotros hacemos encuestas cada año y virtualización es un tema que ha venido subiendo en las prioridades y este año se ha puesto como número uno en todo América Latina, incluyendo Perú, y por encima de seguridad, que era la prioridad número 1. No en monto de inversión pero sí como necesidad, agrega Federico Amprimo, director de ISMP & Marketing de IDC Latinoamérica.
Dicho esto lo natural es pensar que la computación en la nube sea el siguiente paso en el desarrollo tecnológico de las empresas; lo cual es cierto, pero no a los niveles a los que se ha llegado en la virtualización.
Suena extraño, pero a pesar de toda la información que los proveedores han volcado sobre el mercado -desde hace ya unos años- con respecto a los beneficios de la nube, la adopción no es tan alta como uno podría estimar.
De acuerdo a las estadísticas de IDC para la región Latinoamericana, a inicios del 2013, el 46% de las empresas ya estaban utilizando o consideraban utilizar durante el año algún tipo de solución en la nube, y para el 2014 se espera que más de la mitad de las empresas estén en esa situación.
De hecho, cuando conversamos con algunos CIO -algo que se encuentra en la segunda parte de este informe- con respecto al uso de la nube, la respuesta fue variada. Algunos la usaban y otros no, una tendencia que se concilia con las cifras que ofreció Amprimo.
A pesar de ello, la nube se consolida como la segunda tendencia de mayor adopción en el país, a pesar de que hay que hacer algunas consideraciones.
Lo que debería darle mejores beneficios en ROI a las empresas son el PaaS (plataforma como servicio) y el SaaS (software como servicio), pero IaaS (infraestructura como servicio) y SaaS son los que se están adoptando más. Si bien PaaS tiene un mayor potencial de brindar beneficios, tiene también un mayor costo de transición porque hay que adaptar las aplicaciones. A medida que se vaya evolucionando en el mercado, PaaS tendrá una mayor adopción de la que ahora tiene, indica Fernando Covecino, socio líder de Tecnología Medios y Telecomunicaciones de Deloitte Perú.
Además, otra de las características de evolución del mercado, es que se ha estado decantando hacia el uso de las nubes públicas, más que hacia las privadas.
Lo que más veo es nube pública. Pero aquí hay que tener cuidado, porque todos dicen que tienen nube privada, pero ésta tiene que cumplir con las cosas que tiene una nube y a veces no es tan nube como uno pensaría, agrega Covecino.
Luego, uno de nuestros CIO entrevistados nos diría que este comportamiento se debe simplemente a la gran diferencia que hay en precios entre una y otra opción.
Movilidad
La movilidad es otra de las tendencias que se han desarrollado durante el 2013. Pero aquí, nuevamente, hay que hacer otra aclaración. La movilidad ya existe desde hace años, lo que actualmente vemos es un nuevo enfoque que se basa en la adopción de nuevos dispositivos como los smartphones y las tabletas que han venido del mundo del consumidor hacia el mundo empresarial, en ocasiones de la mano del consumidor. Este último caso es otra de las tendencias de las que se ha hablado mucho durante el 2013: el bring your own device (traiga su propio dispositivo, BYOD).
Amprimo señala que desde IDC han establecido la movilidad en base a tres elementos: la adopción de dispositivos, las redes de alta velocidad y las aplicaciones móviles. Cada uno de ellos presenta diversos grados de adopción, y en conjunto explican el nivel general de adopción que se encuentra en la movilidad.
En cuanto a la adopción de dispositivos, Amprimo nos ofrece un dato sorprendente: cuatro de cada 10 empresas en el Perú ya permiten que sus empleados utilicen sus celulares o sus tabletas para efectos de trabajo. La cifra da que pensar porque habla de un desarrollo considerable del BYOD en el mercado, cercano al de la computación en la nube -con cifras de 46% a inicios del año-, pero luego el propio Amprimo nos detalla cómo se puede explicar estos números.
Cuatro de cada 10 empresas lo permiten, pero por ahora es correo electrónico en gran medida. Entonces, si tienes smartphone y tableta, tu empresa te puede permitir acceder al correo, ya que esto no compromete realmente la seguridad, detalla el analista. Esto significa que aún no se está otorgando acceso a aplicaciones y a otras herramientas a través del BYOD, al menos no como una práctica que esté tomando impulso. Algo que se entiende si se toma en cuenta que, de acuerdo también a Amprimo, las empresas tienen un uso muy limitado de las herramientas MDM (mobile device management), una tendencia que también va a de la mano con el BYOD.
A pesar de ello, queda claro que existen empresas que se están arriesgando, es decir, que están permitiendo BYOD sin tener MDM.
En cuanto a las redes de alta velocidad, éstas recién se están viendo en el Perú. La LTE acaba de lanzarse, y se espera que se lance la oferta del segundo operador para que el nivel de adopción sea mayor.
Nosotros pensamos que recién el próximo año va a haber más oferta disponible y realmente causando impacto en las empresas. Sí hay 3G, pero 4G que es el que le va a dar el impulso fuerte, indica el analista.
Y la tercera parte de la movilidad es el de las aplicaciones móviles; es decir, llevar el mundo del escritorio a las aplicaciones móviles. Algo en donde recién se empieza.
Fernando Grados, por otro lado, sostiene que aún son muy pocas las cosas que se han hecho en el Perú en el lado empresarial en la plataforma de tabletas; aunque sí hay algo avanzado en celulares. Pero dentro de ese limitado crecimiento en estos dispositivos, se pueden encontrar buenos ejemplos. Uno de ellos es la introducción de equipos específicamente diseñados para el trabajo en empresa; es decir, son dispositivos que han heredado su formato del mundo del consumidor pero que han adquirido características especiales (dureza, sensores especiales, entre otros) para el trabajo.
Motorola en este año que termina, ya ha colocado un poco más de 100 equipos de ese tipo y creo que el 2014 podría cuadruplicar o quintuplicar la cantidad de equipos, sostiene Grados.
BYOD tiene fuerza, pero también la tienen los equipos proporcionados por la propia empresa.
Big data y social business
Con el big data nos topamos con la primera de las tendencias de la cual se puede decir con certeza que la adopción es casi inexistente. Nos encontramos en el periodo de evangelización, en el que las empresas están conociendo el concepto y están meditando sobre lo que se puede ganar con él.
Nosotros hacemos el paralelo de que big data es hoy día, lo que era la nube hace tres años. Es la palabra de moda y se sabe que hay oportunidades ahí, pero no hay grandes proyectos aún. Este ha sido el año de la educación, en el que las personas escuchan el concepto y lo entienden. El 2014 va a ser el boom de su explotación y veremos los primeros proyectos, sostiene Federico Amprimo.
Grados también tiene una visión similar sobre la tendencia. Para él, big data es un tema aún muy lejano y limitado a empresas muy grandes, pero incluso ellas aún no se encuentran en el nivel apropiado para usar grandes bases de datos. Quizás en mejores condiciones están las telcos que están usando servicios de nube que sí necesitan gran capacidad de almacenamiento y gran potencia para poder explotar la data. Creo que big data en el Perú, tal y como esta conceptuado, es marginal, señala.
Mientras, Covecino también es de la idea que big data es un tema aún en exploración, por desarrollar.
Es algo que está sonando mucho en el mercado, pero todavía las empresas no tienen tan claros los escenarios de aplicación. Están tratando todavía de entender cuál es el escenario donde big data aplica; mientras tanto están concentrados en el análisis tradicional de datos que va a seguir siendo válido, indica el analista.
Por otro lado, social business es sin duda la tendencia menos desarrollada. Las empresas la ven pero el grado de adopción es poco significativo porque, al parecer, aún existe la duda de qué se puede lograr con ella.
En la parte social hay varias ramas. Por un lado se puede apreciar la colaboración interna realizada a partir de redes sociales internas, y hacia afuera hay dos escenarios, de acuerdo a Covecino. Uno de ellos es el que usa las redes sociales públicas para complementar servicios que ya se tienen, como las televisoras que publican sus videos en YouTube; el segundo es el correspondiente a los estudios de sentimiento.
Ante este abanico de opciones muchas empresas están probando o iniciando alguna de ellas, como las televisoras con sus videos y las empresas con los community managers. Esa parte se está adoptando. En redes internas no he visto demasiadas intenciones de adoptar las redes sociales internas de colaboración. Hay productos, y de hecho un cliente nuestro instaló una de ellas, pero no tenía muy claro qué resultado les estaba dando. Las redes internas deberían tener un claro caso de negocio para que realmente peguen. Y, por último, el análisis de sentimientos es el menos adoptado hoy en día, aunque vamos a ver más adopción del 2014 en adelante, sostuvo Covecino.
A pesar de la poca adopción, IDC ya cuenta con algunas estadísticas con respecto al comportamiento social de las empresas, cifras que corresponden a la parte hacia el exterior de las herramientas, no de las redes sociales internas.
De acuerdo a la firma de análisis, a nivel regional, dos de cada tres empresas tienen presencia en medios sociales y lo usan para comunicarse con sus clientes. Una de cada dos obtiene retroalimentación, pero tan solo 6% hace preguntas en forma activa. Y una de cada tres responde a preguntas, pero muy pocas hacen un seguimiento activo de las conversaciones.
Los proveedores
Todos los analistas concuerdan en que los proveedores han realizado un buen trabajo de divulgación de las novedades -y no tan novedades- durante el año.
Creo que en el Perú tenemos buenos proveedores locales y además una buena gama de proveedores internacionales sin demasiadas barreras. En el Perú tenemos acceso a los mismos servicios y a las mismas tecnologías que en cualquier otra parte del mundo, indicó Covecino.
Sin embargo, Amprimo y Grados tuvieron algunas observaciones adicionales que hacer a su labor.
Creo que en general el trabajo que hacen es bueno. Pero cuando aparecen conceptos nuevos -y esto es algo que no solo pasa en el Perú sino en todo el mundo- muchas veces el primer paso no necesariamente es hacia adelante, sino que hay un paso de confusión inicial. Pasó con CRM y otras tecnologías. Cuando salieron, cada proveedor sacaba su propia definición, y lo mismo ha pasado con nube, sostiene el analista. Aunque también señala que ya con el paso del tiempo los conceptos se fueron alineando uniformemente.
La reacción ante las novedades también es otra de las observaciones que aparecieron ante nuestras preguntas.
Del lado empresarial, creo que en líneas generales las marcas han hecho lo suyo. Casos como el tema de big data tenían que decirse, si bien el país no está maduro para esto, no quiere decir que no lo va a estar, va a estarlo en algún momento determinado. Creo que en líneas generales han hecho lo suyo, salvo en nube, señala Grados.
De acuerdo al analista, la nube es una amenaza terrible para todos los servicios de hosting, pues ahí se caen todas las telcos y otras 20 empresas que prestan servicios de hosting de algún tipo. De hecho, lo que la nube está trastocando en los negocios es justamente que los servicios de hosting van a desaparecer, en un plazo relativamente corto, entre un año a dos años, sostiene Grados, quien incluso puso un ejemplo que conoce de primera mano.
Una empresa cliente nuestra, en el área de consultoría, no tenía infraestructura de cómputo y tenía que ir a un ERP, a un SAP, pero no tenían infraestructura donde poner el SAP, entonces la decisión era entre hosting o nube. Para hacértela corta, el hosting incluyendo el técnico de SAP costaba más de ocho mil dólares mensuales. Hoy día ellos están trabajando en Amazon por 3.200 dólares, indicó.
Finalmente
Es opinión común entre los analistas que seguiremos viendo estas tendencias durante el siguiente año. Con seguridad se seguirá avanzando y se consolidarán las tendencias, pero es poco probable que aparezca algo nuevo del tamaño de big data o social business.
Las novedades, más bien, las encontramos en los desarrollos particulares que están realizando los CIO a quienes entrevistamos para indagar sobre estas mismas tendencias.
Pero ello se encuentra en la segunda parte de este informe.
Jose Antonio Trujillo, CIO Perú