Llegamos a ustedes gracias a:



Noticias

Intel apunta a los servidores de nube con el Broadwell

[23/12/2013] Ha habido un incremento en la adopción de servidores densos para los despliegues de nube e Intel espera capturar una participación mayor de ese mercado a través de los chips para servidor que lanzará el próximo año.
Intel espera incorporar los chips para servidor de alto desempeño Broadwell-DE en las tarjetas madre. El Broadwell-DE, el primer chip de Intel con diseño system on a chip, es diferente a otros chips estándar para servidores.
Permite un diseño de tarjeta más denso, sostuvo Shannon Poulin, vicepresidente y gerente general de Intel Data Center Marketing Group.
Los chips Broadwell DE se entregarán en el segundo trimestre del 2014 o a inicios del 2015, sostuvo Poulin.
Los fabricantes de servidores como HP y Dell están condensando los servidores para obtener más desempeño y reducir la facturación eléctrica de los centros de datos. HP está invirtiendo bastante en Moonshot, un servidor de hiperescala con cientos de núcleos de bajo consumo de energía especializados en el procesamiento de solicitudes de búsquedas, publicaciones de redes sociales y otras tareas de nube. HP señala que un sistema Moonshot de 4,3U puede entregar más desempeño que los servidores estándar de rack pero ahorrando espacio y utilizando menos energía.
Los chips tendrán un amplio rango de controladores I/O y, dependiendo de las necesidades, podrán ser modificados para sistemas de almacenamiento y de networking, indicó el ejecutivo. Los chips Broadwell-DE serán más rápidos en comparación con los chips para servidor basados en Atom, los cuales ofrecen un bajo consumo de energía. Los chips Broadwell-DE serán fabricados utilizando el proceso de 14 nanómetros.
El Broadwell-DE podría eliminar algunas interfaces de bus e incrementar el desempeño, pero podría haber algunas bajas en cuanto a confiabilidad y características, sostuvo Jim McGregor, analista principal de Tirias Research.
La motivación es llegar más lejos y más lejos en redes, no es suficiente para ellos estar en los servidores, indicó McGregor.
Es especialmente importante para Intel tener un pie en las redes dado el creciente número de dispositivos conectados, sostuvo el analista.
Intel también tiene programado lanzar chips para servidor Xeon de nombre código Grantley, basado en la microarquitectura Haswell, en el segundo semestre del próximo año. La compañía también se encuentra abierta a colocar la propiedad intelectual de los clientes como bloques modulares en sus chips para servidor, lo cual hace más sencillo personalizar los chips, indicó la compañía.
Quien quiera colaborar con nosotros, observaremos lo que quieren para colocarlo en el producto, indicó Poulin. La mayoría de los diseños tienen que ver con una necesidad única que las personas desean satisfacer.
Los chips para servidor de Intel han estado construidos alrededor de su propia tecnología, pero en el último año la compañía amplió su negocio para clientes de grandes centros de datos como Facebook y Google. El nivel de personalización del procesador y el chip varía en base a la carga de trabajo, el diseño del centro de datos y el consumo de energía. Intel ha cambio las tasas de reloj, añadió aceleradores, incrementó la cache y añadió núcleos a los chips personalizados, por ejemplo. La compañía también ha agregado lógica personalizada a los chips para servidor.
El próximo año será un año de despertar para Intel, que enfrenta desafíos ahora que surgen los procesadores para servidores basados en la arquitectura ARM, sostuvo McGregor.
Se espera que los servidores ARM se empiecen a entregar el próximo año y atraerán el interés como una alternativa a los tradicionales servidores x86, los cuales dominan el mercado, indicó McGregor.
Podría tomarle años a ARM establecer una presencia significativa en el mercado, pero Intel comenzará a enfrentar la presión sobre el precio de los chips para servidor, manifestó McGregor. Por años, Intel ha mantenido altos los precios de los chips para servidor, y algunas compañías están considerando la opción ARM para reducir costos, sostuvo McGregor.
Pero Intel se encuentra bien equipada para enfrentar a los competidores, y continuará su esfuerzo por conseguir servidores de menor consumo de energía y nuevos mercados el próximo año, indicó Poulin, agregando que se espera que crezcan las entregas de chips para servidor de la compañía.
Agam Shah, IDG News Service