Llegamos a ustedes gracias a:



Reportajes y análisis

Google Wave: un nuevo tipo de mega aplicación

Cómo puede aplicarse en los negocios

[29/05/2009] Google Wave, una próxima aplicación web que mezcla las viejas tecnologías como el correo electrónico, la mensajería instantánea y los documentos en línea en una vista unificada y de orientación social, podría romper las formas tradicionales en las cuales compartimentalizamos y separamos la información, tanto como consumidores como hombres de negocios.

Cuando Google presentó a Wave en su conferencia anual de desarrolladores aquí en San Francisco, la compañía reveló que tenía a un pequeño equipo de ingenieros trabajando en el proyecto Wave por un par de años. Google abrió Wave a los desarrolladores, quienes pueden construir herramientas y aplicaciones para correr en él (esencialmente es código abierto). El público no tendrá acceso a la aplicación hasta finales de año, afirmó Google.
Las revisiones iniciales han descrito a Wave como una herramienta de comunicación y colaboración, pero el diseño sugiere que esta tecnología va a convertirse en algo más grande: combina la miríada de tendencias que hemos visto en los pasados dos años en la web en una sola aplicación.
Para los consumidores, Wave representa la respuesta de Google al surgimiento de aplicaciones streaming o en tiempo real, tal y como lo evidencia el crecimiento de las redes sociales. Un stream es lo que vemos en el home de Twitter o en la actualización de estado de Facebook. En esas páginas web, el contenido fluye hacia debajo de la página para que uno lo consuma en su tiempo libre. Puede comentar alguna parte del contenido, compartirlo con amigos o dejarlo pasar sin tocarlo.
Wave parece aprovechar esta interfase de streaming usando el correo electrónico y la mensajería como un punto de inicio. En una vista fluida, una homepage de Wave incluye mensajes cortos (como Twitter), comunicación con grandes grupos (como Facebook) y herramientas de colaboración básicas que se engranan con el contenido (mensajería instantánea y correo electrónico).
La información que comparte puede ser algo estático como un mensaje de correo electrónico y la consiguiente discusión acerca de él, o algo tan dinámico como una invitación a un evento, con una lista de sus amigos que podrían asistir, y un mapa de Google mostrando el lugar del evento. Si es invitado tarde a un hilo de Wave, puede presionar un botón de replay que le permite ponerse al tanto de lo que se perdió, como en un Tivo para contenido web. Con el tiempo, Google quiere que Wave funcione con otros sitios web.
Wave no necesita que sus amigos sean leales a un servicio web en especial; está diseñado para combinar contenido de lugares de toda Internet. Debido a que Wave va a tener su propio editor de texto y le permite subir fácilmente contenido multimedia, algunos especulan si canibalizará algunos servicios web fundamentales (incluso algunos de Google como Docs o Picasa). Pero es muy temprano para decir si el servicio es lo suficientemente avanzado o no como para que las personas abandonen esas aplicaciones.
Ya que Wave es de código abierto, otras aplicaciones web populares (como Twitter) pueden hacerse parte de la experiencia Wave de manera simple. Al final, el activo más grande de Wave es que toda esta información puede ser útil ya que se enlaza el producto principal de Google: las búsquedas. Mientras pueda compartir información en los servicios de redes sociales tales como Twitter o Facebook, las opciones de descubrimiento en estos servicios son aún algo deseables.
Cómo nos puede ayudar en el trabajo:
En cuanto a los negocios, las compañías necesitan desesperadamente una tecnología como Wave para ayudar a sus empleados a colaborar de una forma más convencional. Desafortunadamente, la mayoría de las empresas se encuentran a muchos años de cambiarse a este tipo de flujo de información, debido a las actuales infraestructuras tecnológicas.
La idea de Wave no se basa en colocar información en carpetas bien ordenadas como las que tiene en SharePoint de Microsoft, el sistema de administración de documentos aceptado en casi todas las compañías de Estados Unidos. En cambio, se basa en la noción de permitir que la información fluya libremente para que los usuarios interactúen con ellas en tiempo real, de la misma forma en que lo hacemos en la web de consumidores.
Le va a tomar a las empresas, y al software diseñado para ellas, mucho tiempo captar las innovaciones de las aplicaciones streaming. Hoy los empleados deben revisar desordenados correos electrónicos respondidos a todos para manejar contenidos como un grupo. Si está trabajando con un documento en SharePoint, uno debe revisar su ingreso y revisar su salida, dificultando el que muchas personas puedan contribuir en tiempo real.
Con tecnologías como Wave, los usuarios pueden seleccionar grupos e individuos con quienes desean compartir contenidos de una manera más placentera para sus ojos. Debido a que el contenido se encuentra en web, pueden actualizarlo en tiempo real.
Los proveedores innovadores de tecnología empresarial, como Socialtext, han diseñado sus aplicaciones de colaboración basadas en web para incorporar formatos similares a un stream, lo cual permite editar wikis y compartir mensaje cortos, del tamaño de Twitter. Algunas compañías han adoptado la tecnología, pero podrían pasar años antes que la mayoría de las empresas acepte tal paradigma. Con Google empujando con todo su peso este formato de información, podría ganar más terreno.
Google debería (y probablemente lo va a hacer) intentar incorporar Wave en Google Apps, su software empresarial que incluye Gmail, calendario, documentos, hojas de cálculo y mensajería instantánea. Si pueden mostrar como los usuarios pueden interactuar con el contenido empresarial usando Wave, esto puede incrementar el valor del producto a los ojos de los compradores de tecnología empresarial.
C.G. Lynch, CIO.com