Llegamos a ustedes gracias a:



Noticias

La batallar por su cuerpo está en el CES

[10/01/2014] En la conferencia International CES de este año, el espacio más valioso no son las áreas de exhibición en los enormes pasadizos de Las Vegas Convention Center. Es usted.
Cientos de productos que se enganchan, prenden, sujetan y pegan a su cuerpo han hecho su debut en el show de esta semana, ya que las compañías están apostando a que los gadgets que forman parte de la ropa serán la próxima sensación.
Su promesa es atractiva. ¿Quiere revisar su andar y asegurarse que no está colocando demasiada presión sobre sus rodillas? Hay un dispositivo para eso. ¿Quiere asegurarse que sus hijos no se desvíen de la ruta cuando vayan al colegio? Hay un dispositivo para ello. ¿Quiere monitorear la exposición de su piel a la radiación ultravioleta? Hay un dispositivo para eso.
En el CES, parece que hay un dispositivo de este tipo casi para todo.
El frenesí de los fabricantes de gadgets fue explicado por Kaz Hirai, presidente y CEO de Sony.
Uno tiene solo dos muñecas y una cabeza; no puedes llevar encima 10 diferentes productos, le dijo a los periodistas el martes. Una vez que te aseguras la muñeca de alguien con un producto en particular, generalmente se quedan con él. La barrera de entrada es alta, pero una vez que la aseguras, ya es tuya.
Sony utilizó el CES para presentar un pequeño gadget llamado Core, un sensor que forma parte de la ropa que se comunica vía Bluetooth con un smartphone Android y alimenta de datos a un Lifelog. La aplicación construye un perfil de su día y puede decirle cuánto ha dormido, cuántos pasos ha realizado, mostrarle dónde fue y decirle que música ha escuchado.
Hirai notó algo que fácilmente pasa desapercibido en medio de la cacofonía de los pasadizos del CES y el brillo de las presentaciones de los nuevos productos.
Hay mucho potencial en este campo, aún debe definirse cuáles aplicaciones realmente impulsarán a los consumidores a salir con estos productos encima, indicó.
Muchos de los productos del CES con seguridad desaparecerán en la oscuridad y no cambiarán de nadie a pesar de lo que señalan sus eslóganes.
El 2014 es el año de los wearables (dispositivos que se usan como ropa), no tanto en cuanto a ventas pero sí será el año en el que los proveedores sacarán sus productos y verán cuáles funcionan, sostuvo Carolina Milanesi, directora de Kantor World Panel.
Están intentando que los consumidores pasen de pensar está bonito pero no quiero gastar 300 dólares en esto a vaya, realmente necesito esto.
Hasta el momento, la respuesta de los consumidores ha sido mixta. Los fitness trackers han probado ser populares entre aquellos que realizan ejercicios, pero los gadgets más caros y vistosos, como los smartwatches, aún deben levantar mayor interés.
Eso va a cambiar este año, de acuerdo a un reporte de octubre de Juniper Research. La compañía pronostica que el 2014 será el año de quiebre para los dispositivos wearable, un año en el que el mercado generará más de 1,5 mil millones de dólares.
Por toda la atención que se presta a los wearables en el CES, quizás la compañía más influyente en el mercado es una que no se encuentra en Las Vegas esta semana pero que ni siquiera tiene un producto.
Un conjunto de reportes en el 2013 sugirió que Apple lanzaría un smartwatch. El poder de la compañía para cambiar los gustos de los consumidores con sus productos hizo que muchos esperaran que el smartwatch de Apple sería el que diera inicio al mercado.
No hay duda que Samsung con el Galaxy Gear quería entrar antes que Apple, indicó Milanesi, acerca de uno de los lanzamientos más vistosos del 2013. Samsung presentaría un sucesor en el Mobile World Congress del siguiente mes en Barcelona.
Pero algunos proveedores están sentados esperando, ya que cualquier cosa que vaya a hacer Apple, seguramente va a cambiar el mercado, agregó Milanesi.
Si algunos de estos wearables se ven futuristas en la actualidad, solo hay que esperar lo que nos espera en el futuro.
Intel presentó una plataforma PC prototipo basada en Linux del tamaño de una tarjeta SD llamada Edison, la compañía desea que ella se convierta en el motor de alta tecnología en el núcleo de los futuros dispositivos wearables.
Uno de estos gadgets que mostró Intel fue un enterizo para bebé que tenía sensores que monitoreaban sus temperatura, pulso y respiración. Edison enviaba los datos a unas tazas de café inteligentes que prendían unas luces cuando el bebé necesitaba de alguna atención.
Si eso no es suficiente, también se presentó un calentador de biberón que comenzaba a calentar la leche si el bebé comenzaba a llorar.
Martyn Williams, IDG News Service