Llegamos a ustedes gracias a:



Noticias

Slack deja de estar en beta con su herramienta para la sobrecarga de información

[17/02/2014] Ahora que la información acosa a los usuarios desde todos lados y termina archivada -o no- en el correo, un almacenamiento de nube o simplemente en los streams de los medios sociales, mantener todo organizado se convierte en una gran tarea. Un servicio que ahora ha salido de su fase beta y que es producto de unos de los fundadores de Flickr señala que tiene una mejor alternativa.
Slack se encuentra diseñado para tomar todos esos correos electrónicos y archivos -y otros contenidos de Twitter, Dropbox y demás- y colocarlos en su propia plataforma, y hacer que su búsqueda sea sencilla.
Tiny Speck, empresa con oficinas principales en San Francisco y fundada por Stewart Butterfield, lanzó Slack al público en general el miércoles. Existe una versión gratuita, y una versión de pago que ofrece más características de búsqueda y almacenamiento.
Una de las características principales de Slack es la búsqueda. El servicio indexa los contenidos de todos los archivos, ya sea que hayan sido subidos directamente o a través de una integración como Google Drive o Dropbox. Los usuarios pueden crear canales dentro del servicio para los diferentes temas o proyectos, y buscar archivos dentro de esos canales.
Slack también puede integrarse con docenas de servicios externos como GitHub, Google+ Hangouts y Twitter para jalar esa actividad e información.
La lista de servicios de comunicación empresarial que Slack desea reemplazar es larga. Incluye el correo electrónico intragrupos y las listas de mailing, mensajería instantánea y servicios de mensajería grupales, y servidores internos de archivos, señalaron sus desarrolladores.
El servicio puede pegar, dados los elogios que ya ha alcanzado desde que se lanzó en modo beta el pasado agosto. Tiny Speck afirma que el software ya es usado diariamente por miles, entre los que se encuentran los trabajadores de Rdio, Soundcloud y Buzzfeed.
Aun así, Slack está operando en un mercado lleno de aplicaciones de productividad laboral consumerizadas. Entre los competidores se encuentran Yammer, que se define a sí misma como una red social empresarial que ayuda a las empresas a hacer su trabajo, y HipChat, que se encuentra construida en base al chatting grupal. Otro competidor es Tomfoolery, que recientemente ha sido adquirido por Yahoo.
Para diferenciarse, los desarrolladores de Slack afirman que el servicio no es una herramienta de gestión de proyectos como Asana o Basecamp, ni tampoco es un servicio de calendario. Pero a medida que los emprendedores continúen lanzando nuevas plataformas para compartir contenidos, los servicios como Slack podrían servir a un propósito útil.
Slack se encuentra disponible como una aplicación de escritorio para Mac, y también como aplicaciones nativas para iOS y Android. Las versiones de pago de Slack van desde los ocho dólares mensuales, y tiene una versión más costosa -de hasta 100 dólares- programada para el próximo año.
Zach Miners, IDG News Service