Llegamos a ustedes gracias a:



Reportajes y análisis

Factura electrónica, por partida doble

[21/02/2014] Desde julio del año pasado las empresas pueden emitir facturas electrónicas, y es por ello que desde esa fecha una serie de empresas proveedoras comenzaron a ofrecer los productos necesarios para esta tarea. El mercado se va cimentando y con él aparecen nuevas firmas que buscan diferenciarse de las demás, haciendo atractivas sus ofertas para los peruanos.
Hace unos días, un par de empresas presentaron sus productos para facturación electrónica. eFact, del grupo danés Alfa1lab, y TCI del Perú, mostraron lo que tenían para ofrecer al mercado peruano. El hecho de que, anecdóticamente, ambas empresas hayan elegido el mismo día para presentarse -una en la mañana y otra en la noche- nos dio una idea de que existe un impulso real y consistente a la iniciativa.
De hecho, eso también tiene que ver con que, a finales de diciembre del año pasado, un grupo de 240 empresas fueron designadas por la Superintendencia Nacional de Administración Tributaria (Sunat) para, desde octubre del 2014, comenzar a emitir facturas electrónicas de manera obligatoria.
El impulso de los proveedores y el de la Sunat están sacando adelante esta nueva industria.
eFact
La empresa danesa tiene presencia en Europa, Estados Unidos y el Perú, y cuenta entre sus clientes a varios gobiernos y empresas de gran tamaño; y, como dijo, Keneth Bengtsson, presidente ejecutivo de la firma, su objetivo es hacer que la emisión de facturas electrónicas sea tan sencilla como enviar un correo electrónico.
De acuerdo a Bengtsson, en Sudamérica, Perú se sitúa entre los países que se encuentra en la etapa de desarrollo en cuanto a la adopción de la facturación electrónica. Los líderes son Brasil y Chile, mientras que Argentina y Uruguay se encuentran entre los países avanzados. Paraguay, Bolivia y Colombia comparten el mismo nivel que el Perú.
Por supuesto, en Europa, y especialmente en Dinamarca, la facturación electrónica ya tiene una amplia adopción, desde hace mucho. En mi oficina no hemos enviado ni recibido ni factura en papel en más de 10 años, indicó el ejecutivo.
Luego, Gonzalo Pérez, gerente general de eFact en el Perú, fue el encargado de realizar la presentación del producto.
Quería resaltar una característica de la facturación. Cuando hablamos de facturación en realidad estamos hablando de dos partes, una es el envío y la otra es la recepción. Cada una de ellas se maneja con procesos distintos y tienen pasos que generan costos internos a la empresa, como por ejemplo, la impresión de la factura, el sobre y el envío por mensajería. Estos costos se pueden eliminar, indicó el ejecutivo.
Pero además mencionó otros beneficios como la automatización de los procesos, la disminución en los errores -se estima que el 10% de las facturas emitidas o recibidas contienen errores-, y la mejora en el manejo del flujo de caja. En general, se calcula que se alcanza un 57% en la emisión de facturas y un 62% en la recepción de las mismas.
Ya al hablar del producto, Pérez mencionó una característica bastante interesante del mismo: tiene una versión gratuita. Dado que son tres los tipos de clientes que usan su sistema, han decidido que la utilizada por las pequeñas empresas no tenga costo por parte de eFact, aunque sí se tienen que considerar los costos de conseguir un certificado electrónico para poder registrarse, un paso que es una obligación impuesta por la regulación de Sunat. Pero incluso en este paso, eFact puede ayudar a la empresa pues tiene un convenio con una firma extranjera con el cual puede proporcionar certificados a 249 nuevos soles, cuando, señala Pérez, el promedio en el mercado peruano se encuentra alrededor de los 300 nuevos soles.
La diferencia con las versiones para las medianas y grandes empresas es que estas últimas dos tienen la capacidad de integrarse con los sistemas contables que usan las firmas medianas y con los módulos de ERP que generalmente utilizan las grandes empresas. Sin embargo, en los tres casos, señaló el ejecutivo, las funcionalidades y la forma de trabajar con eFact es la misma.
De hecho, el sistema parece bastante simple y conforme a lo que hemos visto en ocasiones anteriores. Es decir, consta de un portal en el que se accede a un formulario para llenar los campos necesarios con la información de la firma a la que se va a emitir la factura y luego se envía.
En el caso de la versión gratuita, la información -los datos generados por estas facturas- se guardan en eFact, y en el caso de las medianas y grandes empresas los datos pueden encontrarse on premises, en eFact o en una combinación de ambos.
TCI
Renzo Alcántara, gerente general de la firma peruana, fue el encargado de presentar el producto e-f@cturacion, una solución de la que ya hablamos anteriormente, y que básicamente ofrece la posibilidad de emitir facturas también desde una interfase amigable.
El formulario al que se accede es bastante amigable y consta de los campos necesarios para realizar la factura. La emisión es rápida y dura apenas unos tres minutos. El producto de TCI ya cuenta con un gran usuario local entre sus empresas clientes. La Universidad Peruana de Ciencias Aplicadas es usuaria de esta tecnología y, como en la oportunidad anterior, se brindó información de su caso de éxito.
Sin embargo, a diferencia de la primera presentación a la que asistimos de TCI, en esta oportunidad IBM estuvo presente como socio de negocios de la firma local. IBM será la empresa que proporciona a la firma la infraestructura tecnológica para realizar el servicio. IBM ofrece la infraestructura a través de la opción de nube que tiene esta corporación.
Jose Antonio Trujillo, CIO Perú