Llegamos a ustedes gracias a:



Reportajes y análisis

Apoyando el emprendimiento TI

[17/03/2014] Es difícil hacer empresa con solo una buena idea. La mayoría de las firmas que nacen todos los años, no verán la llegada del siguiente; y eso, en parte, se debe a que tras una buena idea debe haber también una buena experiencia empresarial.
Es por ello que en todos los países han aparecido instituciones que se encargan de ofrecer a los emprendedores no solo el capital necesario para transformar su idea en algo tangible; sino también la asesoría para que la empresa que cobija a esa idea, no desaparezca al poco tiempo de haber nacido debido a la falta de experiencia empresarial del emprendedor.
Startup Perú es una de esas organizaciones. Como señala su sitio web Startup Perú, una iniciativa del Estado Peruano liderada por el Ministerio de la Producción, nace de la imperiosa necesidad del país de modificar su tejido empresarial hacia uno de mayor valor agregado, donde los nuevos emprendimientos no sean solo de subsistencia, sino que nazcan con los elementos suficientes para diferenciarse, sobrevivir, crecer y expandirse en el tiempo.
Hace unos días se realizó una reunión de Startup Perú que buscaba animar a los emprendedores peruanos a que postulen al programa -las inscripciones se cierran el 28 de marzo-, y también mostrar la experiencia de algunos emprendedores que lograron el éxito. Apartándose de la clásica reunión en la que se explican las bases del concurso, esta ocasión fue un momento en donde se compartieron ideas y experiencias.
El programa
Startup Perú busca engancharse con las alternativas que había en el pasado como el Fidecom (Fondo de Investigación y Desarrollo para la Competitividad), pero ahora queremos expandirnos más allá del financiamiento. Queremos contribuir a crear esa comunidad, ese ecosistema de startups que es tan necesario para que las buenas iniciativas sean exitosas, indicó Sergio Rodríguez, director de Innovación de Produce.
El funcionario también señaló que en su esfuerzo por hacer conocido el programa ya ha realizado otras 30 reuniones similares, alcanzando a unas dos mil personas interesadas en participar. El mensaje diferenciador de Startup Perú con respecto a otros programas, explicó, es que este programa es más sencillo que los otros fondos de financiamiento público.
Como se señala en su sitio, Startup Perú surge a finales del 2012 y su maduración se da a lo largo del 2013. Consiste de un conjunto de concursos y líneas de financiamiento para emprendedores, empresas en edad temprana e incubadoras. Startup Perú constituye también una plataforma de encuentro y colaboración para todos los actores de la comunidad Startup del país, y así también un punto de enlace con redes de colaboración internacional.
Startup Perú se sustenta en diversas fuentes de recursos públicos, siendo la principal el Fondo Marco para la Innovación, Ciencia y Tecnología (Fomitec), creado a través de la Ley de presupuesto del año 2013. También utiliza recursos ordinarios del Ministerio de la Producción y fondos del Proyecto de Innovación para la Competitividad (FinCyT).
El aspecto legal
Luego de las palabras de Rodríguez, Erick Iriarte, abogado especializado en temas tecnológicos, realizó una exposición sobre el panorama legal en torno a la industria tecnológica.
Iriarte comenzó su charla indicando que en la actualidad existen unas 400 normas aplicables al entorno digital. Una parte de ellas han sido ex profesamente creadas con ese fin, mientras que otras han aparecido en otros entornos, pero que pueden ser usadas. Un ejemplo de este último tipo son las normas referentes a la constitución de una empresa, una reglamentación que no fue pensada para el entorno digital pero que es aplicable, pues una startup, al fin y al cabo, es también una empresa como otras.
Iriarte también señaló que desde el 2003 se cuenta con la Oficina Nacional de Gobierno Electrónico e Informática, el órgano gubernamental encargado de la estrategia digital del país. Y así, también se cuenta con otros hitos como la Agenda Digital que se creó en el año 2000, pero que ha pasado por otras tres versiones hasta la del 2011 que es la que actualmente se encuentra vigente.
Tenemos cuatro agendas digitales en el Perú desde hace 14 años. Ninguna entró en plena vigencia. El 2005 salió la primera agenda digital pero al no tener indicadores ni línea de base, todo lo que se decía que se iba a hacer no se sabía si ya se había hecho, si se cumplía o cuándo se iba a cumplir, explicó.
En general Iriarte señala que se puede apreciar diversos esfuerzos aislados en el campo gubernamental, ya que no existe una autoridad que se encargue del tema digital.
Hay una agenda complementaria, la Agenda de Competitividad, que quizás sea la primera instancia en los últimos 10 años que toma el tema digital como un tema de competitividad. Tiene un capitulo explícito sobre el tema de gobierno electrónico, comercio electrónico, deshechos electrónicos y la necesidad de fomentar el I+D+I en las empresas, sostuvo el expositor.
Luego Iriarte hizo un rápido repaso por todas las normativas vigentes y relacionadas al campo tecnológico, como las normas sobre accesibilidad a la información, el comercio electrónico, las compras públicas, el control de contenidos, la ciberdefensa, la factura electrónica, las firmas digitales, el habeas data y muchas otras que conforman el enorme bosque de normativas aplicadas a las TI.
Kunfood
La primera de las experiencias que se mostraron fue la de Arturo Coral, CEO y fundador de Kunfood, una solución para restaurantes.
Básicamente Kunfood es una solución que ataca a ambos lados del negocio. A los comensales les ofrece la posibilidad de buscar restaurantes de acuerdo a sus preferencias culinarias -y una vez ahí hacer los pedidos y el pago desde un dispositivo móvil con una app instalada-, mientras que a los restaurantes les ofrece la posibilidad de identificar a sus clientes y llevar estadísticas completas del movimiento del restaurante.
La solución que damos a los administradores es poder clasificar a sus clientes en oro, plata y bronce, y hacerles la tarea fácil de comunicarse con ellos en un solo clic. Con un clic pueden enviarle un mensaje personalizado. Los clientes oro son aquellos que son recurrentes y gastan una alta cantidad de dinero, los plata son regulares y gastan una cantidad mediana y los bronce son los que gastan poco y son poco frecuentes, indicó el emprendedor.
Arturo Coral es un profesional que dedicó una buena cantidad de años a trabajos con proyectos de inteligencia de negocios y gestión de la relación con el cliente en grandes empresas. Y para mostrar que ser emprendedor no solo se trata de conocer la tecnología, ofreció su testimonio personal de lo que implica sacar adelante la empresa.
Si tienen una idea traten de resumirla en cinco puntos. Uno, identificar bien el problema; dos, mostrar la solución a ese problema; tres, mostrar quien es el fundador, el equipo, su backgroud así como los mentores que están relacionados, quienes están apoyando el proyecto; cuatro, la oportunidad que tiene, es decir, cuál es el mercado, cómo van a ganar, cuánto van a ganar; y cinco, la proyección a futuro, es decir, cómo van a crecer, indicó.
En realidad, Kunfood recibió el apoyo de Startup Chile, un programa de emprendimiento tecnológico que ya ha logrado posicionarse entre los 20 más importantes del mundo, gracias a su nivel de exigencia y a que se encuentra abierto a emprendedores de todas partes del mundo, no solo de Chile. Además, como una muestra de persistencia, Coral señaló que pudo ingresar al programa recién al tercer intento.
Pero además señaló que en la actualidad los peruanos ya no ingresan al programa. Me pregunto por qué no entran. Hay algo por mejorar en el Perú o los emprendedores peruanos. Quizás en la formulación del proyecto, afirmó.
Holimpo
El segundo caso presentado fue el de Holimpo, de Alfred Kobayashi. Esta solución está dirigida a los pequeños y medianos hoteles que no cuentan con una solución tecnológica para administrar sus procesos.
Holimpo tiene además la particularidad de haber podido levantar fondos a través del Fidecom, un fondo que, a decir de los participantes, impone más prerrequisitos que otros fondos similares, como el de Startup Perú.
Posiblemente, seamos la startup peruana que ha levantado más fondos del estado por el momento. Ganamos dos veces fondos por medio millón de soles para poder crear Holimpo, que no es una app o una web porque para eso no necesitas tanto dinero. Un millón de soles es mucho dinero pero para lo que hicimos con Holimpo nos quedó corta la cantidad, indicó Kobayashi.
Holimpo nació a partir de la necesidad que tienen los pequeños y medianos hoteles de automatizar sus procesos. De acuerdo a Kobayashi, las soluciones que actualmente se encuentran en el mercado funcionan en base a tecnología antigua y, además, son muy costosas.
Para solucionar esto Kobayashi creo Holimpo, un sistema que trabaja desde la nube y que ofrece herramientas para los principales procesos de un hotel como las ventas, las compras, el almacén e incluso la contabilidad. Es decir, es un ERP hotelero con toda la integración necesaria para trabajar con otras herramientas.
La realidad en el país y América Latina es que quizás más del 90% de los pequeños y medianos hoteles no usan tecnología, usan un libro. Este mercado es el más grande, el que recibe la mayor cantidad de turismo. Invertimos mucho en capacitación, en cambiar la mentalidad de estos hoteleros, no es fácil nuestro camino, no ha sido una alfombra roja, explica el emprendedor.
A pesar de ello, Kobayashi explica que la recepción de la solución le ha dado gratificaciones. Por ejemplo, en Puno, donde pensó que sería más difícil convencer a los hoteleros, su propuesta fue bien aceptada y en poco tiempo.
Estamos por lanzar nuestro motor de reservas que se va a incrustar en cada página de cada web de cada hotel nuestro. Esto va a permitir pagos online con Visa y MasterCard y consultar disponibilidad en tiempo real, algo que ahora no existe ya que la mayoría de los motores de reservas del mundo son gestionados de manera independiente a lo que pasa en el hotel, explicó.
Luego de ganar el dinero estuvieron en etapa de desarrollo durante 18 meses, luego de las cuales pasaron por otros 10 meses de pruebas con algunos hoteles -cuatro de Trujillo- que aceptaron el proyecto cuando aún era una mera idea. Algo que Kobayashi aprecia mucho.
En octubre del 2013 se salió al mercado. Y ahora tiene como clientes a hoteles en Arequipa, Trujillo y Puno. Incluso han trabajado también con las universidades, ya que cuentan con más de dos mil estudiantes de turismo que han escuchado sobre Holimpo. Se cuenta además con más de 100 alumnos capacitados en universidades que tienen convenios con Holimpo, e incluso se enseña Holimpo dentro de las carreras de turismo. Y gracias a que es una solución de nube, el alumno puede practicar desde su casa. Actualmente tienen tres universidades con convenio en Arequipa, Chiclayo y Trujillo.
Finalmente
Startup Perú se encuentra actualmente recibiendo postulantes para su programa de fondos. La fecha límite para presentar las solicitudes es el 28 de marzo, así que aún tiene tiempo si es que tiene la idea y las ganas de ser un emprendedor TI.
Jose Antonio Trujillo, CIO Perú
COMENTARIOS
jotasoto   mar, 25-mar-14

Buen Alfred, felicitacones. Sigue adelante.


Leer más comentarios | Realizar un comentario