Llegamos a ustedes gracias a:



Reportajes y análisis

CAMS: La estrategia de IBM

[25/03/2014] Hace unos días se llevó a cabo el evento Business Connect 2014 de IBM. En la reunión se ofreció un amplio panorama de lo que representan en la actualidad las tendencias que están configurando el escenario TI actual. Así, se explicó las tendencias de nube, analítica y big data, mobile y social business.
CAMS es el nombre que IBM le ha dado a la reunión de estas tendencias -por el uso de las iniciales de las tendencias en inglés: cloud, analytics, mobile, social-, y a través de ellas la corporación mostró las oportunidades de negocio que se están formando, así como las herramientas que se ofertan para aprovecharlas.
Estuvimos presentes en esta reunión y de ella ofrecemos algunas de las ideas fuerza que se mostraron. Todo comenzó con las palabras de Ricardo Fernández, gerente general de IBM para Perú y Bolivia.
El inicio
El gerente general de IBM fue breve en su presentación. Fernández explicó que Business Connect es uno de los eventos más importantes que la corporación tiene durante el año, y que por ello deseaban aprovechar la oportunidad para mostrar y explicar los pilares sobre los cuales IBM iba a basar el crecimiento que tendría durante los próximos años.
Queremos hablarles de los pilares en los cuales IBM está basando el crecimiento en los próximos años, que son fundamentalmente cloud, business analytics, mobile y social. Como en IBM nos gusta ponerle siglas a todo, ustedes saben, nosotros le llamamos la estrategia CAMS, por la primera letra de cada una de las palabras, indicó el ejecutivo.
CAMS son las tendencias que están delineando el camino de IBM pero también los temas sobre los cuales ha desarrollado un conjunto de soluciones que ofrecer a las empresas. Todos van a pasar por CAMS así que IBM se ha establecido como objetivo tener lo necesario para acompañar a las empresas en este rumbo.
No hay discusión, el tema es cómo nos unimos a este barco; y espero que en este viaje nosotros los podamos ayudar de alguna manera, señaló Fernández a la audiencia.
Luego de las breves palabras del ejecutivo y de una reseña de la agenda que se desarrollaría en la jornada, fue el momento de la primera presentación de la mañana. Ésta iba a estar a cargo de Federico Amprimo, director de Ventas Integradas & Programas de Marketing de IDC para América Latina. Amprimo explicó el impacto de las nuevas tecnologías en el mundo empresarial.
Las tendencias
Uno de los primeros cambios que Amprimo ha percibido en la industria es el cambio en el CIO. Ya no es solamente la persona encargada del soporte del negocio, sino que también es parte del negocio, además será el encargado de realizar la innovación.
Amprimo luego ofreció la visión que tiene IDC sobre cada uno de los pilares que señaló Fernández; es decir, la nube, la analítica, la movilidad y lo social.
Luego de definir qué es la nube -señalando que hay varias definiciones-, es decir, servicios entregados de manera remota a través de Internet, Amprimo sostuvo que, ciertamente, la nube ha llegado para quedarse pero que en el largo plazo se instaurará un modelo híbrido en el que algunas aplicaciones se gestionará de manera tradicional, es decir, en el sitio; otras se enviarán a la nube; y un tercer grupo se encontrará en medio de estas dos alternativas.
Esto se demuestra ya que en las recientes encuestas realizadas por IDC se ve que la nube se encuentra entre las prioridades de inversión para uno de cada cinco empresas de América Latina. Además, una de cada dos empresas, el año pasado, planeaban invertir en algo relacionado a la nube.
Hemos visto el año pasada a empresas que han montado su core, su ERP u otro sistema, en la nube, indicó Amprimo.
Además, para reforzar la idea indicó que se estima que para el futuro cercano el 70% de los centros de datos serán propiedad de un tercero, no de quienes lo usan.
En cuanto a big data, Amprimo indicó que aunque el concepto de los grandes datos es relativamente nuevo, no lo es el concepto de analizar los datos. Lo que es novedad es que ahora se desea sacar valor de los datos no estructurados, aquellos que no se encuentran ordenados en una base de datos sino que se encuentran en los correos electrónicos, las redes sociales y de otras fuentes. Además, claro, hay que tomar en consideración que el concepto implica una enorme cantidad de datos y su procesamiento se entiende que debe hacerse a muy alta velocidad.
Lo que ha cambiado es que esto se puede hacer de una manera económicamente viable, agregó Amprimo, al señalar que esto también se podía hacer antes, pero no se hacía por motivos económicos.
Y la cantidad de datos será extraordinaria. Amprimo afirmó que se estima que para el 2020 se generarán 40 petabytes de información, más de lo que se ha generado en toda la historia pasada.
A pesar de estas cifras, Amprimo señaló que a partir de sus estudios se puede apreciar que son pocas las empresas que sienten la necesidad de contar con soluciones de big data.
Estamos viendo recién los primeros proyectos de big data en América Latina y el Perú, indicó.
Las redes sociales también ofrecen oportunidades. Twitter y Facebook son los primeros nombres que a uno se le vienen a la mente al momento de hablar de redes sociales y en ellas lo que generalmente se hace es tener un canal de comunicación con los clientes finales.
Las empresas les están dando uso, ya una de cada dos empresas obtiene retroalimentación sobre sus productos o servicios, mientras dos de cada tres las utilizan para comunicarse con sus clientes.
Pero eso no es todo. Hay empresas que las utilizan para hacer social analytics e incluso para la selección de personal. En realidad, lo social tiene que entenderse en un sentido más amplio pues estamos ante la generación de nubes personales en donde las personas están almacenando parte de sus vidas. Y si a esto se añade los sistemas transaccionales de las empresas, se tiene un entorno social en donde se debe de tomar en cuenta que la toma de decisiones debe basarse en una plataforma que reúna la información transaccional pero también la social, de todo aquello que sucede fuera de los sistemas transaccionales pero que incumbe a la firma.
Finalmente, Amprimo sostuvo que la movilidad no es algo nuevo pues en los años 80 había empresas que llevaron la movilidad a la fuerza de ventas, con los recordados beepers. Uno de los factores que está apuntalando la tendencia es la explosión de los dispositivos móviles, pero también se debe de tomar en cuenta la ampliación y desarrollo de las redes que ahora han ingresado a la etapa de 4G LTE.
Si se cumple que cada tres o cuatro años hay una nueva generación estamos hablando que para el 2017 debe haber una nueva generación, la 5G, indicó el expositor.
Todo esto sustentará a las aplicaciones móviles empresariales y también a la tendencia que se conoce como bring your own device; es decir, el que los propios empleados sean los que lleven sus dispositivos al lugar de trabajo.
Entonces, si vamos a desarrollar algo se tiene que pensar para que funcione bien en la parte móvil y de ahí hacia los sistemas más grandes. Ponemos a la movilidad primero para poder movilizar a la empresa, indicó.
La empresa en la era digital
Luego de la presentación de Amprimo fue el turno de Marcelo Cabane, director de la LA Industry Solutions Division del Grupo de Software de IBM para América Latina. El ejecutivo explicó la perspectiva de la firma con respecto a cómo la empresa se puede adaptar a la Era Digital.
Cabane hizo la mayor parte de su carrera fuera de América Latina por lo que, cuando regresó 10 años después, encontró una realidad totalmente diferente a la que había conocido. El ejecutivo indicó que una de las primeras diferencias que encontró fue que ya no se encontraba un retraso entre lo que se hacía en Estados Unidos -u otros países desarrollados- y lo que se hacía en América Latina.
Todo lo que le voy a decir se ha hecho en Perú. De hecho, hay cosas que se han hecho primero en América Latina, resaltó el ejecutivo.
Cabane resaltó que ahora con el Twitter, o mejor dicho con el análisis de la cuenta en Twitter de una persona, se puede tener una buena idea de los gustos y preferencias del individuo. Ciertamente, parece que se ha perdido algo de la privacidad pero se ha ganado, a cambio, velocidad en la toma de decisiones bien informadas.
Y esto se debe a que los dispositivos que actualmente son primordiales para las personas, han dejado de ser las PC y laptops y han pasado a ser las tabletas y los smartphones. El hecho de que tengamos un dispositivo a menos de 30 centímetros lo hace prácticamente nuestra extensión social, dijo del teléfono inteligente.
Pero además, al poder analizar la información que se genera con el teléfono se podrá determinar cuál es el punto de contacto con el cliente que tiene las mejores opciones. Habrá empresas que tienen diferentes grados de maduración y a partir de ello tomarán diferentes acciones, algunas buscarán solo hacerse más conocidas, mientras que otras buscarán influir en las decisiones. Estas últimas, por tanto, deberán contar con más formas que le permitan interactuar en las redes sociales para promover el producto o servicio con el que cuentan.
Debemos entender que existe este dispositivo [el smartphone] que tiene una penetración muy grande y que influye de una manera muy grande en nuestras decisiones, indicó el ejecutivo.
Pero todo eso genera una gran información y demanda una gran capacidad para tratar esa información. Específicamente, información social. Sin embargo, los sistemas con los que actualmente cuentan las empresas no son inherentemente sociales.
Nuestros sistemas ERP, core, todos cumplen reglas muy básicas que hacen que la auditoria sea más sencilla, y presuponen que el cliente actúa de una manera secuencial, indicó Cabane.
Pero la realidad es que las personas no son secuenciales, las decisiones de las personas no dependen de un proceso secuencial.
Entonces, es necesario entender que el cliente es la fuente de información en el que se tienen que basar las decisiones de negocio. Y en realidad es necesario conocer bien al cliente porque, señaló Cabane, no existe cliente leal.
Lo que existe es la relevancia. Uno compra un producto en un determinado lugar porque es relevante para él o ella.
Y, nuevamente, el dispositivo que puede ofrecer información para conocer cuál es la relevancia que importa al consumidor es el smartphone.
Esa información se encuentra en las redes sociales y es necesario ocuparse de ellas pues, quiéranlo o no, las empresas ya tienen presencia en la red social a través de los comentarios que realizan los consumidores de ellas. Es inevitable.
Entonces, es necesario analizar lo que sucede en ese nuevo entorno para la empresa.
Cabane indicó que por ello es necesario que las organizaciones tomen en cuenta todos estos factores, pues ellos constituyen el nuevo entorno de negocios al que tienen que enfrentar las compañías.
Franca Cavassa, CIO Perú