Llegamos a ustedes gracias a:



Columnas de opinión

¿Es su departamento de TI un Escritor de Códigos o un Líder?

Por: Bob Ronan, ex vicepresidente senior de tecnología de Fidelity Investments

[07/04/2014] Las organizaciones de tecnología evolucionan en un camino de cuatro etapas, con cada paso mejoran el valor de la organización para sus clientes. La mayoría de las organizaciones de TI se encuentran en las dos primeras etapas: Escritor de Código y Productor.
Los Escritores de Código tienen mucha dificultad para hacer bien las cosas básicas y pasan gran parte de su tiempo reaccionando a los eventos. Los Productores hacen bien las cosas básicas pero aún no se han desarrollado más.
Para entender mejor a los Escritores de Código y a los Productores es importante definir los conceptos básicos - los criterios que los distinguen. En resumen, lo que separa a los Productores de los Escritores de Código es un nivel de competencia en operaciones de TI, desarrollo de aplicaciones, personal y financiamiento.
La lista de capacidades específicas es larga, pero incluye elementos tales como mantener los acuerdos de nivel de servicio en línea y en batch, administrar los riesgos a la seguridad y producir software de alta calidad. Advertencia: Lo básico suena como algo de sentido común, lo cual puede tentarlo a llegar a la conclusión de que ya lo domina; sin embargo, la mayoría de las organizaciones no ejecutan lo básico tan bien como creen.
Las organizaciones que hacen bien lo básico en operaciones y en el desarrollo de aplicaciones pueden verse tentadas a cantar victoria. Sin embargo, cualquier éxito es probablemente temporal si la organización no está prestando atención a su gente y a sus finanzas.
Si una organización no trata a su gente adecuadamente (por ejemplo, no les da mentores o capacitación) los empleados de gran calidad podrían irse a algún otro lugar. Si una organización administra mal sus finanzas, puede perder cuando la empresa decida cómo asignar el capital.
La transición de Escritor de Código a Productor se realiza, generalmente, una vez que la organización de TI adopta métricas. Las métricas permiten a la gerencia evaluar rápida y objetivamente los problemas de forma que pueda determinar la causa y realizar los cambios. Las organizaciones Escritoras de Código rara vez tienen métricas implementadas.
El siguiente peldaño de la escalera es el de Innovador. Es muy difícil llegar a ser un Innovador si le gusta pasar gran parte de su tiempo persiguiendo los problemas de producción o trabajando muchas horas extra para alcanzar las metas de los proyectos. Así que la mayoría de las organizaciones deben consolidar su estado de Productor antes de moverse a la etapa de Innovador, lo cual requiere un cambio mental: pasar de ser táctico a ser estratégico.
Los Innovadores tienen la visión necesaria para pensar más allá de las formas tradicionales de hacer negocios y ver las posibilidades de los enfoques creativos. Están dispuestos a asumir riesgos y quieren ver resultados -muchos aspirantes a Innovadores tienen grandes ideas, pero pasan más tiempo pensándolas que implementándolas. Los Innovadores crean una cultura que permite a los empleados saber que sus ideas son valoradas, animan a los empleados a tomar riesgos prudentes y arrojan luz sobre los proyectos innovadores.
Para los Innovadores exitosos, el último paso es convertirse en un Líder. La diferencia entre las dos etapas finales es sutil pero real: Las organizaciones Líderes capacitan a los empleados en todos los niveles -no solo a los ejecutivos de alto nivel- para que tomen decisiones y asuman riesgos. Esto significa que todos los empleados son conscientes de ello y pueden tomar medidas para llegar a los grandes objetivos de la organización, sin pedir permiso.
Los Líderes toman decisiones rápidamente, porque la toma de decisiones lenta puede paralizar una organización. Rápidamente dejan en claro las fallas porque saben que no todo camino conduce a una salida positiva, y reflexionan sobre lo que funciona y lo que no funciona.
Por supuesto, incluso los Innovadores y los Líderes, de vez en cuando, tienen que esforzarse para solucionar los problemas, pero lo hacen de manera muy agresiva y rápida. Recuerdan el dolor asociado con ser un Escritor de Códigos.
Ellos saben lo difícil que es evolucionar hacia las etapas de mayor nivel y harán cualquier cosa para permanecer allí. Por el contrario, la mayoría de las organizaciones Escritoras de Código no se dan cuenta lo diferente que puede ser la vida si pudieran solucionar la causa de sus problemas y dejar de ser tan reactivos.
CIO (EE.UU.)
Bob Ronan se retiró recientemente de Fidelity Investments, donde fue vicepresidente senior de tecnología.