Llegamos a ustedes gracias a:



Noticias

Científicos combaten el cáncer con nanoglobos y rayos láser

[09/04/2014] Los científicos están trabajando con nanoglobos que son reventados mediante láser para dirigir los tratamientos de quimioterapia directamente hacia los tumores cancerosos.
El nuevo tratamiento basado en nanotecnología podría hacer que los tratamientos de quimioterapia sean más efectivos, que se reduzca el daño a los tejidos saludables y se capture las proteínas y moléculas que ayudan al crecimiento del cáncer.
El motivo por el que los liposomas PoP, o nanoglobos, se abren en respuesta a un láser que en otras circunstancias es inofensivo, es aún un misterio para nosotros, pero hemos descubierto definitivamente un fenómeno nuevo y único, sostuvo Jonathan Lovell, profesor asistente de Ingeniería Biomédica de la Universidad de Buffalo, que es parte de la Universidad Estatal de Nueva York, en una declaración. Su potencial para mejorar la forma en que tratamos el cáncer es inmenso.
Los nanoglobos, que son mil veces más delgados que el cabello humano, están hechos de porfirinas, un compuesto orgánico, y fosfolípidos, una grasa similar al aceite vegetal. Los globos se encuentran diseñados para llevar dentro los medicamentos de la quimioterapia y son puestos en el paciente de forma intravenosa.
Los investigadores luego revientan los nanoglobos con un láser rojo cuando llegan al objetivo cancerígeno. Cuando son reventados por el láser, los globos estallan, dejando libres los medicamentos.
De acuerdo a la universidad, ya que los medicamentos de la quimioterapia viajan a través del sistema del paciente dentro de los nanoglobos, la interacción de éstos con los tejidos saludables –y sus efectos dañinos sobre ellos– se ve reducida en gran manera.
Sin embargo, los nanoglobos no solo entregan medicamentos.
Una vez que las drogas de la quimioterapia son liberadas, los globos luego capturan las proteínas y las moléculas que podrían inducir el crecimiento del cáncer, indicó la universidad.
Los doctores luego pueden recuperar los nanoglobos y sus contenidos sacando la sangre al paciente o tomando una biopsia.
Los nanoglobos son como un submarino, indicó Lovell. Los medicamentos son la carga. Usamos un láser para abrir la puerta del submarino, lo cual libera los medicamentos. Cerramos la puerta al apagar el láser. Luego recuperamos los submarinos cuando circulan a través del flujo sanguíneo.
Hasta el momento el tratamiento sólo ha sido probado en ratones, aunque la universidad afirmó que las pruebas en humanos pueden comenzar dentro de cinco años.
Los investigadores han estado usando la nanotecnología de otras formas para combatir el cáncer.
El otoño [septentrional] pasado, los científicos de la Universidad de Cornell y el MIT anunciaron que estaban usando nanotecnología para combatir el cáncer.
El equipo de Cornell emparejó nanopartículas con calor infrarrojo para matar células de cáncer colorectal. En el MIT, los científicos se enfocaron en el cáncer a la mama, usando nanopartículas para llevar los medicamentos de la quimioterapia junto con un mensajero genético para debilitar la resistencia del cáncer a la medicina.
Un año antes, otro equipo de investigación del MIT reportó que estaba usando la nanotecnología para detectar más rápido el cáncer, incrementando las posibilidades de vender a la enfermedad.
Sharon Gaudin, Computerworld (EE.UU.)